SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los niños nacidos a través de la FIV no muestran un riesgo más alto de retrasos en el desarrollo, según un estudio

Por Amy Norton, Reportera de HealthDay -
Los niños nacidos a través de la FIV no muestran un riesgo más alto de retrasos en el desarrollo, según un estudio

Otros tratamientos de fertilidad tampoco parecen alterar el desarrollo de los niños

LUNES, 4 de enero de 2016 (HealthDay News) -- Los niños de preescolar que fueron concebidos a través de tratamientos de fertilidad no parecen tener ningún riesgo especial de sufrir retrasos en el desarrollo, según sugiere un estudio reciente.

Los investigadores afirmaron que los hallazgos, publicados en línea el 4 de enero en la revista JAMA Pediatrics, deberían ser esperanzadores en vista del número cada vez mayor de parejas en EE. UU. que buscan ayuda por los problemas de infertilidad.

Desde hace mucho tiempo ha habido una preocupación con respecto al desarrollo de los niños concebidos a través de los tratamientos de infertilidad, explicó la autora del estudio, Edwina Yeung, investigadora en el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE. UU.

Eso se basa en parte en la investigación con animales, dijo Yeung, y en parte debido a la aparición de hallazgos conflictivos en estudios de niños.

Unos pocos estudios de niños han sugerido que podrían haber efectos en el desarrollo, al menos con ciertos tipos de tratamientos de fertilidad. Pero muchos otros no han encontrado tal vínculo, indicaron los investigadores.

Para realizar el estudio, el equipo de Yeung dio seguimiento a más de 5,800 niños nacidos en el estado de Nueva York ente 2008 y 2010. Incluyeron a 1,830 niños concebidos a través de varias formas de tratamientos de fertilidad, incluyendo medicamentos para la fertilidad y tratamientos más extensivos, como la fecundación in vitro (FIV).

En general, los niños concebidos con la ayuda de medicamentos para la fertilidad no tenían más probabilidades de presentar retrasos en el desarrollo a los 3 años de edad que sus pares que fueron concebidos por sus padres de manera natural.

Eso fue cierto tanto si en el tratamiento había una inseminación intrauterina como si no, afirmó Yeung. La inseminación significa que se coloca el esperma en el útero durante la ovulación.

El estudio sí encontró señales de un desarrollo más lento en los niños concebidos a través de tratamientos de fertilidad más complejos, como la FIV, la inyección intracitoplasmática de espermatozoides y otras técnicas que caen bajo la definición de "tecnología de reproducción asistida" o TRA.

Pero, según Yeung, eso se explicó por la "tasa mucho más alta de gemelos" en el grupo de la TRA: un 34 por ciento, frente al 19 por ciento de los niños concebidos de forma natural. Los gemelos a menudo nacen de forma prematura y con un peso bajo, lo que aumenta el riesgo de problemas en el desarrollo, según March of Dimes.

No se encontró ninguna evidencia de que el tratamiento de fertilidad, en sí mismo, afectara al desarrollo de los niños. Los gemelos concebidos gracias a la TRA no presentaban un riesgo más alto de retrasos que los gemelos concebidos de forma natural, halló el estudio.

El Dr. Norbert Gleicher, director médico del Centro de Reproducción Humana, en la ciudad de Nueva York, afirmó que habitualmente a las parejas les preocupan los posibles efectos del tratamiento de fertilidad en el desarrollo del niño.

"Siempre me hacen esas preguntas", dijo Gleicher.

Para los investigadores, añadió, es una cuestión difícil de estudiar. "Los pacientes estériles a menudo son mayores, y podrían tener afecciones médicas", indicó Gleicher. "Se tiene que poder diferenciar esos efectos potenciales de cualquier efecto provocado por el tratamiento de fertilidad en sí".

El nuevo estudio tuvo en cuenta factores como la edad y el nivel educativo de ambos padres, y los hábitos de beber alcohol y de fumar de la madre durante el embarazo, junto con los efectos de ser gemelos.

Según Gleicher, los resultados "deberían ser tranquilizadores" para las parejas que estén pensando en un tratamiento de fertilidad.

Para realizar el estudio, los padres rellenaron periódicamente unos formularios estandarizados que se usan para evaluar a los bebés y a los niños pequeños con respecto a los retrasos en el movimiento, el lenguaje, el desarrollo social y la resolución de problemas.

En cada evaluación, entre el 6 y el 10 por ciento de los niños mostraron retrasos en al menos una de estas áreas. Los niños que habían sido concebidos con una TRA tenían aproximadamente el doble de probabilidades de mostrar un retraso, frente a los niños concebidos de forma natural.

Pero la diferencia se desvaneció una vez que los investigadores tuvieron en cuenta los efectos de los nacimientos de gemelos.

Yeung afirmó que otro hallazgo del estudio dio más tranquilidad aún: los niños que habían sido concebidos mediante un tratamiento de fertilidad no parecían tener un riesgo más alto de que les diagnosticaran una discapacidad del desarrollo en toda regla, como una discapacidad del aprendizaje, un trastorno del habla o del lenguaje, o autismo.

Se realizó una evaluación formal a más de 400 niños del estudio a los 3 o 4 años de edad, en función de los resultados de sus pruebas. En ese grupo, al 13 por ciento de los niños concebidos a través de los tratamientos de fertilidad les diagnosticaron una discapacidad, frente al 18 por ciento de los niños concebidos de forma natural.

La Dra. Siobhan Dolan, asesora médica de March of Dimes, se mostró de acuerdo en que los resultados son tranquilizadores.

"Siempre es bueno tener más datos de los resultados a largo plazo, y es fantástico ver que a los niños les va bien", dijo Dolan, que también es profesora de obstetricia y ginecología en el Colegio de Medicina Albert Einstein, de la ciudad de Nueva York.

Pero, añadió Dolan, siempre hay alguna preocupación por el hecho de que la TRA a menudo lleva a que se conciban gemelos. "Es una situación de mayor riesgo", dijo.

Dolan indicó que hay directrices profesionales que animan a usar solamente un embrión durante la TRA, para minimizar las probabilidades de tener gemelos, aunque aún así puede ocurrir.

Según las directrices, ese método debería ser tenido en cuenta cuando las mujeres tengan una buena probabilidad de quedar embarazadas, lo que normalmente indica que se trata de mujeres de 35 años de edad o menos que tienen óvulos o embriones "de buena calidad".

Más información

Para más información sobre los tratamientos para la fertilidad, visite el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad