SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los niños encuentran ayuda para la anorexia más frecuentemente que videos 'pro-ana' en YouTube

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Los niños encuentran ayuda para la anorexia más frecuentemente que videos 'pro-ana' en YouTube

Un análisis de los medios sociales descubre buenas noticias

MIÉRCOLES, 16 de diciembre de 2015 (HealthDay News) -- Durante años, las personas que navegaban YouTube podían encontrarse, de forma accidental o a propósito, con los llamados videos "pro-ana", que alaban las virtudes de una letal enfermedad: la anorexia.

Pero un nuevo estudio noruego encuentra que las personas que se oponen a esos videos a favor de la anorexia han montado una respuesta. Ahora, la inmensa mayoría de los videos relacionados con la anorexia publicados en YouTube en realidad fomentan la recuperación, y advierten a quienes los ven sobre los peligros del trastorno de la alimentación.

Los investigadores analizaron la naturaleza del material sobra la anorexia, que tenía una amplia difusión, debido a la preocupación de que los usuarios, sobre todo las chicas jóvenes que están pendientes de sus dietas, podrían ser convencidos por videos que promueven esa conducta malsana.

Pero en comparación con los videos pro anorexia, "nuestro estudio mostró que los videos anti anorexia eran de hecho más populares y tenían una calificación más positiva", señaló el autor del estudio, Atte Oksanen, profesor de psicología social de la facultad de ciencias sociales y humanidades de la Universidad de Tampere, en Finlandia.

Pero "los padres deben saber que es muy fácil que los niños accedan a un material potencialmente nocivo por accidente", dijo Oksanen. "Dado que regular los medios sociales actuales es muy difícil, es más importante que los padres ofrezcan respaldo a sus hijos cuando lo necesiten".

Los hallazgos aparecen en un artículo de perspectiva publicado en 16 de diciembre en la revista Pediatrics.

Los trastornos de la alimentación con frecuencia aparecen en la adolescencia o en la adultez temprana, según el Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU. Las personas con anorexia por lo general se ven a sí mismas con sobrepeso, aunque tengan una falta de peso peligrosa, y se obsesionan con la restricción de la alimentación. La bulimia, otro grave trastorno de la alimentación, conlleva comer cantidades excesivas de alimentos y luego purgarse, a través de los vómitos o del uso de laxantes.

La práctica de inanición impuesta por uno mismo de la anorexia puede resultar en la muerte si la compleja enfermedad no se trata, dijeron los expertos. Por eso las publicaciones que normalizan la anorexia son tan preocupantes.

YouTube, el sitio gratuito y de acceso abierto de compartición de videos más popular, tiene más de mil millones de usuarios en todo el mundo, apuntaron los investigadores. Muchos son niños o adolescentes, y la ausencia de requisitos de edad o membresía significa que el sitio tiene pocas barreras, o ninguna, al acceso, anotaron.

El equipo del estudio utilizó una "interfaz de programación de aplicaciones de datos de YouTube" para recolectar información sobre los 25 perfiles de anorexia más populares del sitio, tanto a favor como en contra, entre octubre de 2012 y octubre de 2014.

Los datos incluyeron a casi 400 videos sobre la anorexia, que recibieron más de 12,000 comentarios de usuarios. Aunque los videos se realizaron en 13 países, casi la mitad eran de EE. UU. y el 94 por ciento eran de chicas, halló el estudio.

Un análisis de contenido reveló que los videos con temas contra la anorexia, los que fomentaban y respaldaban la recuperación, habían conseguido 4.8 millones de visualizaciones. Eso los hacía mucho más populares que los videos a favor de la anorexia, que registraron 1.5 millones de visualizaciones, hallaron los investigadores.

Los videos contra la anorexia también recibieron una retroalimentación notablemente más positiva que los videos pro-ana, aunque no hubo diferencias apreciables en la frecuencia de comentarios negativos sobre ambos tipos de videos, informaron los investigadores.

El equipo concluyó que los usuarios/espectadores de YouTube tenían "más probabilidades de fomentar la recuperación que de defender las prácticas malsanas de alimentación".

Aun así, "los padres deben saber qué sucede en internet", dijo Oksanen. "Deben poder hablar con sus hijos sobre esos temas y tener un diálogo abierto si es necesario".

Scott Campbell, profesor de telecomunicaciones de la Universidad de Michigan, sugirió que los hallazgos concuerdan con lo que habría anticipado.

"Lo que observamos es una mayor popularidad y respaldo para la perspectiva en contra, o de recuperación, lo que tiene sentido si se considera que esa perspectiva es más normativa", comentó.

La Asociación Nacional de Trastornos Alimenticios (National Eating Disorders Association) calcula que en Estados Unidos 20 millones de mujeres y 10 millones de hombres sufren de un trastorno de la alimentación en algún momento de sus vidas.

Más información

Para más información sobre los trastornos de la alimentación, visite el Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?