SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los niños de acogida tienen un riesgo más alto de problemas de salud, según un estudio

Por Amy Norton, Reportera de HealthDay -
Los niños de acogida tienen un riesgo más alto de problemas de salud, según un estudio

Eran incluso más vulnerables que los niños de familias de bajos ingresos y monoparentales

LUNES, 17 de octubre de 2016 (HealthDay News) -- Los niños en atención de acogida se enfrentan a unos riesgos más altos de problemas de salud física y mental, desde asma hasta TDAH y depresión, encuentra un estudio reciente.

Teniendo en cuenta la adversidad a la que se enfrentan los niños de acogida, los resultados del estudio no resultan sorprendentes, añadió la investigadora.

Pero este es el primer estudio en comparar sus tasas de problemas de salud con las de los niños de EE. UU. en general, incluyendo a los niños de familias con bajos ingresos o monoparentales.

El estudio confirma que los niños en atención de acogida son particularmente vulnerables, apuntó la investigadora líder Kristin Turney, profesora asociada de sociología de la Universidad de California, en Irvine.

Su equipo encontró que, en general, los niños de acogida tenían unos riesgos de dos a tres veces más altos de problemas de salud como asma, obesidad y problemas del oído y de la vista.

Y tenían entre cinco y siete veces más probabilidades de presentar problemas conductuales o síntomas de depresión o ansiedad.

Nadie dice que la atención de acogida provocara esos problemas, enfatizó Turney. "No podemos concluir que la atención de acogida los creara o empeorara", dijo.

Según Turney, la idea era obtener una imagen más clara de cómo les va a los niños de acogida de EE. UU.

Bajo el sistema de atención de acogida, un adulto designado cuida por un tiempo a un niño o a niños cuyos padres biológicos no son capaces de cuidar.

Para Julie Steele, los resultados del nuevo estudio concuerdan con lo que ve en su propia práctica.

Steele es profesora asistente de enfermería de la Universidad de Utah, donde también es gerente de la Clínica de Atención de Acogida de South Main.

Dijo que aunque los hallazgos del estudio no son sorprendentes, son importantes. "Amplían nuestra comprensión, al realmente cuantificar los riesgos a los que se enfrentan estos niños", dijo Steele, que no participó en la investigación.

Además, afirmó, el estudio ilumina a un grupo de niños que con frecuencia "no son tomados en cuenta".

Steele dijo que, en general, los niños deben recibir evaluaciones físicas y mentales al entrar al sistema de acogida. E idealmente, añadió, los niños que necesitan ayuda con problemas como la depresión y la ansiedad deben recibir una terapia especializada "enfocada en el trauma".

Pero la realidad no siempre concuerda con ese ideal.

En primer lugar, explicó Steele, los sistemas de atención de atención de acogida y las leyes que los rigen varían según el estado. Los recursos locales también varían. Por ejemplo, en las áreas rurales quizá no haya proveedores de terapia enfocada en el trauma, apuntó.

Según Steele, lo que se necesita es una mejor financiación y más recursos. "Como sociedad, debemos respaldar a estos niños vulnerables", planteó.

Los hallazgos provienen de una encueta gubernamental representativa a nivel nacional llevada a cabo entre 2011 y 2012. Cubrió a casi 96,000 niños y adolescentes, de los cuales un 0.5 por ciento estaban en atención de acogida.

En general, los niños en atención de acogida tenían unas tasas más altas de problemas de salud física. Por ejemplo, un 18 por ciento tenían asma, frente a un 9 por ciento de los demás niños de EE. UU. Casi una cuarta parte eran obesos, frente a un 16 por ciento de los demás niños.

El estudio encontró que, con frecuencia, las diferencias más marcadas fueron en la salud mental y la conducta.

Entre un 14 y un 17 por ciento de los niños de acogida habían sido diagnosticados con ansiedad, depresión o problemas de la conducta, según los informes de los padres de acogida. Esto es en comparación con entre un 2 y un 3 por ciento de los otros niños de EE. UU. Otro 22 por ciento habían sido diagnosticados con TDAH, frente a más o menos un 7 por ciento de los demás niños.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 17 de octubre de la revista Pediatrics.

Turney apuntó otro hallazgo importante. Los niños en acogida tenían unos riesgos más altos de problemas mentales y conductuales, incluso cuando se les comparó con otros niños que con frecuencia se enfrentan a dificultades, como los que provienen de familias con bajos ingresos o monoparentales.

Steele dijo que, para los padres de acogida, el mensaje es pedir ayuda cuando la necesiten.

"Pueden contactar con los proveedores de atención de la salud", planteó. "No deben pensar que tienen que hacerlo todo solos".

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre la atención de acogida.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?