SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los medicamentos óseos no se relacionan con fracturas poco comunes

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Los medicamentos óseos no se relacionan con fracturas poco comunes

Un pequeño estudio no encontró un efecto significativo en el uso de bifosfonatos

MIÉRCOLES, 12 de mayo (HealthDay News/DrTango) -- Un estudio reciente no encuentra una relación entre el uso de una clase popular de medicamentos para la osteoporosis conocidos como bifosfonatos y un tipo poco común de fractura del hueso del muslo o fractura femoral.

Los bisfosfonatos incluyen a medicamentos tan populares como el alendronato (Fosamax), el risedronato (Actonel) y el ibandronato (Boniva).

Las conclusiones, que aparecen en una carta al redactor jefe en la edición del 13 de mayo de la revista New England Journal of Medicine, hacen poco por resolver un debate en curso acerca de si estos medicamentos causan o no este tipo de fractura poco común.

Un estudio patrocinado por una compañía farmacéutica, y que aparece en la edición de marzo de la misma publicación, concluyó que los bifosfonatos no aumentan el riesgo de la gente para este tipo de fractura, aunque estudios previos habían sugerido que sí lo hacían.

"Ese estudio tan grande ciertamente disipa algunos temores con respecto a este medicamento", aseguró el Dr. Kenneth A. Egol, jefe del Servicio de Traumatología Ortopédica del Hospital de Enfermedades de las Articulaciones de la Universidad de Nueva York.

Además, el estudio actual, que es mucho más pequeño, no debe suscitar temores o afectar la manera en que se utilizan los bifosfonatos, señalaron los expertos.

"Creemos que estos medicamentos son buenos para el paciente adecuado, y no hay ninguna razón por la que no se deban utilizar", apuntó Egol.

"No podemos concluir que haya una cantidad suficientemente importante de efectos secundarios para que debamos recomendar a los pacientes que no tomen estos medicamentos, y esto coincide con lo que plantea la FDA [Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.]", concurrió Yuen Ting (Cathy) Lau, profesora asistente de prácticas de farmacia del Colegio de Farmacia Irma Lerma Rangel del Centro de Ciencias de la Salud Texas A&M, en Houston. "No existen pruebas concluyentes que corroboren que las fracturas óseas atípicas se relacionan con los bifosfonatos y, dados los beneficios, los pacientes no deben dejar de tomarlos sólo por esta preocupación".

Habiendo dicho esto, Egol sí apuntó que "los que cuidan de pacientes con fracturas han estado viendo sin duda alguna este tipo atípico de factura femoral en un subconjunto de pacientes, pero no en todos, que han tomado medicamentos durante un largo periodo de tiempo".

El siguiente paso, apuntó, será averiguar qué subconjunto de pacientes puede estar en mayor riesgo de fracturas.

Los autores del estudio, de la Universidad de Sídney en Australia, revisaron los expedientes de 152 fracturas femorales en 152 pacientes entre 2003 y 2008. La mayoría de los pacientes eran mujeres, con una edad promedio de 78 años.

Diecisiete de 20 pacientes que sufrieron una de estas fracturas poco comunes tomaban bifosfonatos (15 tomaban Fosamax por un promedio de cinco años y dos Actonel durante unos tres años).

Dos pacientes que no sufrieron este tipo de fracturas tomaban Fosamax y uno Actonel.

También hubo otros factores de riesgo que se asociaron a este tipo de fractura, como el tratamiento con esteroides por más de seis meses o tener artritis reumatoide.

Más información

Para saber más sobre los medicamentos para la osteoporosis, visite la National Osteoporosis Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?