SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los lanzamientos repetitivos podrían provocar problemas graves en los hombros de los adolescentes

Por Kathleen Doheny, Reportero de Healthday -
Los lanzamientos repetitivos podrían provocar problemas graves en los hombros de los adolescentes

Jugar al béisbol todo el año no es buena idea, advierten los expertos

MARTES, 14 de octubre de 2014 (HealthDay News) -- Los deportistas jóvenes que lanzan más de 100 pelotas por semana se arriesgan a una dolorosa lesión por uso excesivo que puede dañar el desarrollo normal del hombro, advierte una investigación reciente.

La lesión se conoce como apofisiolisis acromial, y los investigadores dijeron que puede conducir a problemas adicionales, como desgarros en el manguito rotatorio.

"No hay problema con que los adolescentes realicen lanzamientos en el béisbol. El problema es exagerar", señaló el Dr. Johannes Roedl, radiólogo de la división musculoesquelética del Hospital de la Universidad de Thomas Jefferson, en Filadelfia.

"Animo a los padres a hacer que sus hijos jueguen deportes, pero no hagan que sus hijos realicen repetitivamente los mismos movimientos, uno de los cuales es el lanzamiento", aconsejó Roedl.

El acromion, que forma el hueso en la parte superior del hombro, se desarrolla de la fusión de cuatro huesos individuales en la adolescencia. Pero Roedl encontró que las lesiones por uso excesivo del acromion antes de los 25 años se vinculaban con una fusión incompleta posteriormente.

Para el estudio, que aparece en la edición en línea del 14 de octubre de la revista Radiology, los investigadores observaron los expedientes de más de 2,300 pacientes de ambos sexos que tenían entre 15 y 25 años de edad. Todos se habían sometido a IRM entre 1998 y 2012 tras quejarse de dolor de hombro. La mayoría eran lanzadores de béisbol o softbol.

Cerca del tres por ciento sufrían de dolor en la parte superior del hombro, y una fusión incompleta del acromion. Roedl comparó a esos pacientes con un grupo similar de la afección, y estudió sus antecedentes de lanzamientos.

Lanzar más de 100 lanzamientos por encima de la cabeza por semana fue un factor de riesgo sustancial para contraer la afección, advirtió.

De los que tenían una lesión por uso excesivo, el 40 por ciento dijeron que habían realizado más de cien lanzamientos de pelotas a la semana. En el grupo de comparación, apenas el 8 por ciento habían lanzado tanto.

Todos los jugadores lesionados dejaron de lanzar durante tres meses. Uno se sometió a cirugía, y los demás recibieron antiinflamatorios no esteroides.

Se realizaron IRM o radiografías al menos dos años después, cuando los jugadores habían cumplido los 25 años. Mientras que el 86 por ciento de los jugadores con una lesión por uso excesivo tenían una fusión incompleta del acromion, lo mismo sucedió en apenas un 4 por ciento de los jugadores sanos.

Más de dos terceras partes del grupo de uso excesivo también habían sufrido de desgarros del manguito rotatorio, frente al 29 por ciento de los demás, y los desgarros eran más graves en el grupo de uso excesivo, halló el estudio.

Aunque este inconveniente no es común, puede ser un problema, advirtió el Dr. Michael Shepard, cirujano ortopédico del Instituto Ortopédico del Hospital de Hoag en Newport, California, y médico de equipo de los Angels of Anaheim de Los Ángeles.

El mensaje final es claro: evitar lanzar en exceso, planteó Shepard, que no participó en el estudio.

Las lesiones por uso excesivo son comunes en los estados cálidos, donde muchos niños juegan béisbol y otros deportes durante todo el año, comentó.

"No deje que su hijo juegue pelota todo el año, y tampoco que lance todo el año", aconsejó. "Haga que jueguen en general menos de nueve meses. Y que lancen menos de seis meses".

Generalmente, los profesionales tienen tres meses de descanso, anotó.

El Dr. Craig Spurdle, cirujano ortopédico del Hospital Pediátrico de Miami, en Florida, se mostró de acuerdo en que jugar todo el año no es buena idea.

Que 100 lanzamientos se consideren como pocos o demasiados "depende de la edad", dijo Spurdle, que no participó en el estudio.

El Instituto Americano de Medicina Deportiva (American Sports Medicine Institute) dice que los lanzadores de 15 a 18 años no deben jugar más de dos partidos por semana, y que deben limitar los lanzamientos a 50 por partido.

Más información

Para más información sobre la prevención de las lesiones por uso excesivo, visite StopSportsInjuries.org.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?