Editar mi perfil

Cerrar

Los futbolistas universitarios podrían estar en riesgo de hipertensión

Por Amy Norton, Reportera de Healthday -

Un estudio halló que el 14 por ciento de los estudiantes de primer año tenían hipertensión al final de una temporada

Los futbolistas universitarios, particularmente los fornidos defensas, podrían desarrollar hipertensión tras haber jugado simplemente una temporada, sugiere una investigación reciente.

El estudio de 113 estudiantes de primer año del equipo de fútbol de la Universidad de Harvard halló que aunque ninguno sufría de presión arterial alta al inicio de la temporada, el 14 por ciento sufría de la afección al final de la temporada. Todos los jugadores afectados eran defensas.

Los expertos dijeron que el significado del aumento en la presión arterial no estaba claro. El estudio no dio seguimiento a los jugadores durante suficiente tiempo para ver si su presión volvía a descender al terminar la temporada, por ejemplo.

"Creo que esto es interesante, pero necesitamos más análisis para determinar el significado", planteó el Dr. R. Todd Hurst, de la Clínica Mayo de Scottsdale, Arizona.

Mientras tanto, los futbolistas jóvenes deben comer una dieta equilibrada y revisar su presión arterial de forma rutinaria, añadió Hurst, quien no participó en la investigación.

Varios estudios anteriores han hallado que, tras retirarse, los ex defensas profesionales tienen unas tasas superiores al promedio de hipertensión y arterias cardiacas taponadas. Pero no ha quedado claro si algunos jugadores jóvenes podrían mostrar señales tempranas de problemas cardiacos que se avecinan.

De esa forma, para el nuevo estudio, el Dr. Aaron Baggish y colegas del Hospital General de Massachusetts, en Boston, dieron seguimiento a jugadores de primer año del equipo de fútbol de la Universidad de Harvard durante seis temporadas de primer año. También siguieron a los miembros del equipo de remo masculino, como grupo de comparación.

En general, el número de futbolistas con "prehipertensión" aumentó del 39 por ciento antes de la temporada al 47 por ciento al final de la temporada. Y aunque ningún jugador sufría de hipertensión en toda regla antes de la temporada, el 14 por ciento la desarrollaron durante la temporada.

Al contrario, la presión arterial de los remadores declinó en promedio, y ninguno desarrolló hipertensión.

Podrían haber varios motivos para el aumento de la presión arterial entre los defensas, apuntó Baggish, "pero el aumento de peso es casi sin duda alguna un factor contribuyente". Incluso si parte del peso era masa muscular, eso de cualquier forma podría afectar la presión arterial, anotó.

También es posible que el entrenamiento tenga algo que ver. Baggish dijo que levantar pesos pesados desencadena aumentos a corto plazo en la presión arterial. Nadie está seguro de si eso puede conducir a una hipertensión crónica con el tiempo.

De cualquier forma, los hallazgos sugieren que el aumento en los riesgos de enfermedad cardiaca observado en los defensas profesionales retirados podría comenzar a suceder a principios de sus carreras, según Baggish y colegas. El informe aparece en línea el 29 de julio en la revista Circulation.

Pero otro cardiólogo que no participó en la investigación dijo que el estudio tenía varias limitaciones, y que sacar conclusiones resulta difícil.

"El problema es qué causa la hipertensión. Y si se revierte cuando termina la temporada", planteó el Dr. Martin Goldman, profesor de medicina de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

El trabajo del propio Goldman halló que los defensas retirados de la NFL tienen unas tasas más altas de factores de riesgo de la enfermedad cardiaca que otros ex jugadores. Pero se mostró cauto al interpretar los hallazgos actuales. Afirmó que un motivo importante es que los investigadores no siguieron a los mismos jugadores durante toda su carrera universitaria.

"Quizás son hipertensos durante la temporada, y mejoran cuando ha terminado", comentó Goldman.

Varios factores podrían explicar por qué la presión arterial de los defensas aumentó durante la primera temporada, dijeron Goldman y Hurst.

Una posibilidad es el aumento de peso. Los defensas aumentaron, en promedio, siete libras (3.2 kilos), mientras que otros jugadores de fútbol mantuvieron un peso constante. Pero, Goldman añadió, ese peso de más podría haber sido por el músculo.

"Quizás se trate del estrés de ser un estudiante y deportista de primer año en Harvard. Tal vez es la dieta de los estudiantes de primer año. Puede que se trate del Gatorade que beben en la línea de banda", comentó Goldman, anotando que la bebida para reemplazar los electrolitos contiene mucho sodio.

Goldman también comentó que los remadores no fueron un grupo de comparación ideal, porque esos deportistas intentan activamente no aumentar de peso. Sus dietas y otros hábitos, como el consumo de alcohol, podrían ser muy distintos que los de los futbolistas.

Goldman dijo que quizás sea más informativo usar un deporte distinto, como el béisbol, para la comparación, o comparar a los futbolistas con estudiantes que no sean deportistas.

Hurst se mostró de acuerdo en que los hallazgos plantean más preguntas que respuestas. "Creo que estos resultados son para generar hipótesis, y no son definitivos", dijo.

Según Hurst, la moraleja es que los futbolistas jóvenes no son "inmunes" a los problemas de salud simplemente por ser deportistas.

"Es importante que consuman una dieta sana y que reciban chequeos de profesionales médicos para la hipertensión, el colesterol alto y la glucemia alta", comentó.

Baggish dijo que la moraleja es que los defensas deben revisarse la presión arterial antes y después de la temporada de partidos. Esto es particularmente importante si aumentan de peso durante la temporada, o si uno de sus padres sufre de hipertensión. Ambos factores se vincularon con los aumentos en la presión arterial durante el estudio.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre la hipertensión entre los jóvenes deportistas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo