Editar mi perfil

Los fisiculturistas adolescentes podrían irse al extremo, halla un estudio

Por Amy Norton, Reportero de Healthday -

El deseo de una buena forma física a veces lleva a conductas nocivas, muestra una investigación

LUNES, 19 de noviembre (HealthDay News) -- Muchos adolescentes desean una buena forma física, y algunos usan tácticas malsanas para lograrlo, halla una investigación reciente.

Una encuesta de alrededor de 2,800 adolescentes de Minnesota halló que casi todos los chicos hacían algo por aumentar su masa muscular. La mayoría de veces, se trataba de ejercicio. Pero el seis por ciento dijeron que habían usado esteroides en el año anterior, mientras que casi el once por ciento habían utilizado otra sustancia para aumentar los músculos, como creatina o DHEA.

Las chicas también se mostraban ansiosas por ponerse en forma, informan investigadores en la edición de diciembre de la revista Pediatrics, publicada en línea el 19 de noviembre.

Casi dos tercios dijeron que hacían ejercicio específicamente para aumentar la masa muscular, al menos "a veces". Casi el cinco por ciento reportaron usar esteroides, mientras que un número similar dijeron que tomaban otros potenciadores musculares.

Los hallazgos son preocupantes, dijo la investigadora líder Marla Eisenberg, profesora asociada de la Universidad de Minnesota, en Minneapolis.

El uso de esteroides es obviamente arriesgado. Sus efectos secundarios van desde acné y vello corporal no deseado hasta ataques cardiacos y enfermedad hepática.

Pero Eisenberg dijo que incluso el ejercicio o los cambios en la dieta pueden resultar negativos si los niños los llevan a cabo solo para adherirse a una cierto ideal corporal.

"Preguntamos específicamente si hacían esas cosas para aumentar la masa o el tono muscular", señaló Eisenberg. "Si un niño hace ejercicio con frecuencia por ese motivo, podría indicar problemas con la imagen corporal".

Una investigadora que no participó en el estudio se mostró de acuerdo.

"Es importante recordar que los niños del estudio no dicen que hacen ejercicio por diversión o para estar sanos", señaló Linda Smolak, profesora emérita de psicología del Colegio Kenyon en Gambier, Ohio, quien se especializa en desarrollo infantil y los trastornos alimentarios.

Algunos adolescentes podrían querer aumentar sus músculos para lograr un cierto "aspecto". Otros podrían hacerlo por un deporte, apuntó Smolak. En este estudio, los estudiantes que jugaban un deporte de equipo eran más propensos a intentar añadir músculos. Por ejemplo, los chicos que participaban en deportes de equipo eran el doble de propensos que otros chicos a usar batidos o polvos de proteínas.

¿Y qué tienen de malo los batidos de proteínas? Quizás nada, apuntó Eisenberg, autora del estudio.

"Pero podría tratarse de una conducta malsana si usan batidos de proteínas para reemplazar la comida de verdad", apuntó Eisenberg. Los niños que consumen complementos de proteínas podrían estar demasiado concentrados en lograr un cierto tipo corporal.

Los hallazgos se basan en encuestas de 2,793 estudiantes de escuela intermedia y secundaria del área de Minneapolis. Se trataba de un grupo diverso: el 29 por ciento eran negros, el 20 por ciento eran asiáticos y el 17 por ciento eran hispanos.

Entre los chicos, más del 90 por ciento dijeron que hacían ejercicio específicamente para aumentar la masa muscular, incluso un 41 por ciento decían que lo habían hecho "con frecuencia" en el año anterior. El 45 por ciento dijeron que habían alterado la dieta con la meta de aumentar de peso al menos "algunas veces", mientras que un 19 por ciento había usado complementos de proteínas a veces o con frecuencia.

De las chicas, alrededor del 43 por ciento habían cambiado sus dietas, y el 64 por ciento habían hecho ejercicio para aumentar la masa muscular, con frecuencia o a veces, en el año anterior. Alrededor de un ocho por ciento habían usado complementos de proteínas a veces o con frecuencia.

Esas cifras son ligeramente superiores a las de otros estudios recientes, apuntan los investigadores. Y dado que los estudiantes provenían de un área urbana, no está claro si las cifras representan a todos los niños de EE. UU. Tampoco se sabe por qué tantos niños desean ser más musculosos. Eisenberg señaló que los investigadores no preguntaron al respecto.

Pero en general, anotó, es difícil no notar que las estrellas del deporte y los famosos son más "musculosos" o están en mejor forma que antes, y que estamos rodeados por sus imágenes.

Lo que no está claro es si los niños de hoy día tienen más en cuenta la musculatura que generaciones anteriores. Hace apenas alrededor de una década que los estudios han explorado el tema.

De igual manera, solo en años recientes los estudios han observado los problemas de imagen corporal de los chicos, apuntó Smolak, del Colegio Kenyon. Pero, dijo, algunos estudios han sugerido que cuando se observan todas las formas de problemas con la imagen corporal (no solo la búsqueda de la delgadez, sino también de una condición tonificada y atlética), los chicos están igual de afectados que las chicas.

Eisenberg apuntó que los padres deben preocuparse si observan señales de que su hijo está demasiado interesado en el físico. Las señales pueden incluir verse en el espejo constantemente, cambiar de pronto a una dieta rica en proteínas, o hacer un exceso de ejercicio.

Smolak también desaconsejó darle demasiada importancia a los logros deportivos de los niños, dado que quizás piensen que necesitan un cierto tipo corporal para lograr la excelencia. "Todos tenemos cuerpos distintos", comentó. "No es buena idea intentar encajar en un estereotipo o en un ideal social, ni siquiera para un deporte".

Más información

Para más información sobre el desarrollo de una imagen corporal positiva, visite la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo