SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los estudiantes universitarios están consumiendo más marihuana y menos opiáceos

Los estudiantes universitarios están consumiendo más marihuana y menos opiáceos

Casi un 5 por ciento usan marihuana a diario, encuentra una encuesta

JUEVES, 8 de septiembre de 2016 (HealthDay News) -- El consumo de marihuana de los estudiantes universitarios estadounidenses sigue en aumento, pero el atractivo de otras drogas, como las anfetaminas y los opiáceos, quizá esté en declive, encontró un estudio reciente.

La proporción de estudiantes universitarios que reportaron haber consumido marihuana en el año anterior aumentó de un 30 por ciento en 2006 a un 38 por ciento en 2015, según el estudio del Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan.

El consumo diario o casi diario de marihuana (20 o más veces en los 30 días anteriores) alcanzó casi un 6 por ciento en 2014, el nivel más alto de consumo diario en los últimos 34 años. Pero entonces se redujo ligeramente a menos de un 5 por ciento en 2015, encontraron los investigadores.

Un motivo posible del creciente consumo de la marihuana podría ser una reducción en el riesgo percibido. La proporción de adultos jóvenes de 19 a 22 años que consideran que el consumo regular de marihuana es peligroso se redujo de un 58 por ciento en 2003 a un 33 por ciento en 2015, según el informe.

"Este aumento en el consumo y la reducción en el riesgo percibido de daño respecto al uso de la marihuana debe ser tomado en serio por los administradores universitarios, los padres y los mismos estudiantes", afirmó el investigador colíder del estudio, John Schulenberg, profesor de investigación del instituto.

"Por otras investigaciones sabemos que el consumo frecuente de marihuana puede afectar de forma adversa al rendimiento académico y las probabilidades de terminar la universidad", advirtió Schulenberg en un comunicado de prensa de la universidad.

La buena noticia del estudio fue un declive en el consumo de otras drogas entre los estudiantes universitarios.

El uso no médico de medicamentos opiáceos, o narcóticos, recetados en el año anterior se redujo de casi un 9 por ciento en 2006 a más o menos un 3 por ciento en 2015.

Los opiáceos comunes incluyen a analgésicos recetados como Oxycontin, Vicodin, Percocet y fentanilo.

El consumo de heroína, otro opiáceo, sigue siendo bajo: desde 2005 ha permanecido en o por debajo de un 0.3 por ciento, y en 2015 fue de un 0.1 por ciento.

"Parece que los estudiantes universitarios, al menos, están escuchando y haciendo caso a las advertencias sobre los peligros muy considerables del uso de drogas y medicamentos narcóticos", comentó el investigador principal del estudio, Lloyd Johnston, científico investigador principal y profesor de investigación del instituto.

El uso ilícito de metanfetamina casi se duplicó entre 2008 y 2012, cuando superó el 11 por ciento. Pero menos de uno de cada 10 estudiantes dijeron que consumían anfetaminas en 2015, encontró el estudio.

"Parece que el aumento en el uso no médico de estimulantes recetados puede haber pasado su punto máximo, aunque más o menos uno de cada 10 estudiantes universitarios aún reporta haberlos usado en los 12 meses anteriores", comentó Johnston.

En el estudio anual Monitorizando el futuro, los investigadores encuestan a entre 1,000 y 1,500 estudiantes universitarios al año. Otros hallazgos incluyeron:

  • El uso de MDMA (éxtasis, y más recientemente "Molly") aumentó entre 2007 y 2012, pero entonces se redujo a alrededor de un 4 por ciento en 2015.
  • El uso de productos sintéticos de marihuana, como los llamados "K-2" y "Spice", se redujo de un 8.5 por ciento en 2011 a menos de un 2 por ciento en 2015, un declive de más o menos un 80 por ciento. El uso de salvia se redujo de casi un 6 por ciento en 2009 a un 0.4 por ciento en 2015, una reducción de más de un 90 por ciento.
  • Más de tres cuartas partes de los estudiantes universitarios dijeron que habían consumido alcohol en los 12 meses anteriores. Y casi dos tercios dijeron que lo habían consumido en los 30 días anteriores. Seis de cada 10 dijeron que se habían emborrachado al menos una vez en los 12 meses anteriores, y un 38 por ciento en los 30 días anteriores.
  • Un 40 por ciento de los estudiantes universitarios reportaron atracones de bebida en 2015.
  • En los últimos años ha habido poco cambio en el uso no recetado de tranquilizantes y sedantes. Pero las tasas de 2015 (alrededor de un 4 y un 2 por ciento, respectivamente) son más bajas que a principio de la década de 2000.
  • El consumo de cualquier tipo de cigarrillos se redujo en casi dos tercios de un máximo de un 31 por ciento en 1999 a un 11 por ciento en 2015. El fumar a diario se redujo incluso más, de un 19 por ciento en 1999 a un 4 por ciento en 2015, un mínimo histórico desde 1980.
  • En 2015, un 14 por ciento de los chicos universitarios y un 6 por ciento de las chicas reportaron el uso en el mes anterior de cigarrillos electrónicos y dispositivos similares.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen consejos de salud y seguridad en la universidad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?