SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los estadounidenses siguen divididos por la Obamacare

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -

Aunque el 30 por ciento están a favor de la derogación, a muchos les gustan algunas cláusulas, como, por ejemplo, la ampliación de la cobertura para los hijos mayores, según una encuesta de HealthDay/Harris Poll

JUEVES, 19 de febrero de 2015 (HealthDay News) -- La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio sigue siendo uno de los logros más significativos (y controvertidos) de la legislatura del Presidente Barack Obama.

Y los estadounidenses siguen estando profundamente divididos con respecto a la reforma de la ley de la atención sanitaria firmada por Obama hace cinco años, según publicaron el jueves HealthDay/Harris Poll.

Un consistente 30 por ciento de los estadounidenses están a favor de derogar la ley, aunque hay una mayoría más numerosa de personas a las que les gusta la ley tal cual está (un 26 por ciento) o quieren mantener la ley con algunos cambios (el 28 por ciento), reveló la encuesta.

Aunque la nueva mayoría republicana en el Congreso ha votado a favor de derogar o rehacer la ley, Obama ha dicho que vetará cualquiera de dichos intentos.

Los resultados de la nueva encuesta son aproximadamente los mismos que los de las encuestas realizadas sobre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA) entre 2010 y 2012, dijo Humphrey Taylor, presidente emérito de The Harris Poll.

"La estabilidad de la opinión pública con respecto a la ACA es notable, ya que las actitudes en relación a la ACA como un todo y a muchas partes de ella siguen casi sin cambios desde el otoño de 2012", dijo Taylor.

La oposición o el respaldo a la ley siguen conformándose según las posiciones de los partidos.

La encuesta halló que el 54 por ciento de los republicanos están a favor de derogar la ley que requiere que la mayoría de los estadounidenses tengan seguro médico o que paguen una multa, mientras que la ley solo le gusta tal como está al 8 por ciento y al 25 por ciento le gustaría que se modificara.

Al contrario, el 44 por ciento de los demócratas quieren que la ley se mantenga tal como está, el 28 por ciento respaldan que se realicen modificaciones y solamente el 9 por ciento están a favor de la derogación.

Es interesante que las personas sean menos propensas a respaldar la derogación cuando se les pregunta por algunas cláusulas concretas de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, a menudo llamada Obamacare. Por ejemplo:

  • El 70 por ciento de los encuestados están a favor de la cláusula que garantiza la cobertura de seguro independientemente de las enfermedades preexistentes.
  • Al 62 por ciento le gusta que los hijos puedan seguir en los planes de seguro de sus padres hasta que cumplan 26 años.
  • Solamente el 18 por ciento desea la derogación de los intercambios de seguros médicos, unos mercados federales o estatales que permiten a los consumidores comprar seguros en línea.

La única cláusula de la ley que sigue siendo muy poco popular es el llamado mandato individual: el núcleo de la ley que requiere que casi todos los adultos tengan seguro o que paguen una multa (el 52 por ciento quieren que se derogue). Los creadores de la ley, dirigidos por Obama, insisten en que el mandato es el único modo de asegurar que el suficiente número de personas sanas tengan una cobertura de seguro para compensar los costos de las personas enfermas.

"Las actitudes con respecto a la ACA se parecen a la percepción del bosque y los árboles", dijo Taylor. "Parece que a la mayoría de las personas les gustan los árboles (los elementos claves de la ACA) pero siguen siendo hostiles o fríos con respecto al bosque, la ACA como totalidad. En parte, esto refleja una oposición general a que el 'gran gobierno' juegue un rol más protagónico, y la continua desinformación sobre lo que es y lo que no es la ACA".

La encuesta también reveló que una gran cantidad de encuestados (el 43 por ciento) desean que la Corte Suprema de EE. UU. mantenga la disponibilidad de las subvenciones federales para la cobertura del seguro médico para las personas que residen en estados que no optaron por crear sus propios intercambios de seguros. El 19 por ciento se oponen a las subvenciones y el 38 por ciento dijeron que no estaban seguros.

La Corte Suprema se ha mostrado de acuerdo en escuchar los argumentos este año en King v. Burwell, un caso en que los que se oponen a la ACA afirman que la ley tal y como está escrita no permite que el gobierno federal proporcione las subvenciones para las personas cuyos estados decidan no crear sus propios intercambios de seguros.

Casi 5 millones de personas han recibido subvenciones para ayudarles a comprar un seguro médico, según la Casa Blanca. De promedio, las subvenciones cubren el 76 por ciento de las primas de las personas, o 264 dólares del total de las primas mensuales, que en promedio cuestan 346 dólares, reportó Associated Press.

Los demócratas tienden a estar a favor de la continuación de las subvenciones (un 59 por ciento frente al 8 por ciento), mientras que los republicanos están divididos de forma más igualada (el 36 por ciento se oponen a las subvenciones y el 27 por ciento están a favor).

Ron Pollack, director ejecutivo del grupo de defensoría del consumidor en temas de salud Families USA, dijo que los resultados de la encuesta son "consistentes con lo que hemos visto con otros datos".

"La mayoría de los estadounidenses no desea que se derogue la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio", dijo Pollack. "Hay una mayoría clara que no desea que esta ley se derogue, y eso incluye a los que no quieren que se retiren las subvenciones que permiten que la cobertura médica sea asequible".

Pollack dijo que la oposición general a la ACA parece estar motivada en gran medida por el rechazo a Obama, quien afirma que la ley de la reforma de salud es uno de los pilares de su administración.

"Cuando se habla del término 'Obamacare', muchas personas reaccionarán a sus opiniones con respecto al presidente Obama más que a su comprensión de lo que es la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio", afirmó. "Además, ha habido tanta propaganda realmente hostil contra la ley que las personas piensan que debe tener algo malo".

Adam Searing, miembro de investigación principal sobre políticas de salud de la Universidad de Georgetown, dijo que la opinión consistente de los estadounidenses sobre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio "refleja el continuo tira y afloja político, más que la experiencia real de las personas".

Searing dijo que muchas personas no tienen ninguna opinión sobre el caso de la Corte Suprema sobre las subvenciones porque la implementación de las subvenciones ha sido fácil para los consumidores.

"Muchas personas a favor de esos intercambios ni siquiera piensan en las subvenciones. Simplemente piensan que han conseguido un precio muy bueno", dijo. "El público realmente todavía no se ha dado cuenta de que estos precios tan buenos pueden desaparecer".

La encuesta de HealthDay/Harris Poll se realizó en línea, en inglés, dentro de Estados Unidos entre el 29 de enero y el 2 de febrero de 2015, a 2,028 personas adultas de a partir de 18 años. Las cifras para la edad, el sexo, la raza/etnia, la educación, la región y el ingreso familiar se sopesaron, cuando resultó necesario, para alinearlos con las proporciones reales en la población.

Más información

Para más información sobre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visite el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Para ver las tablas de los datos de la encuesta, haga clic aquí.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?