SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los esfuerzos por prevenir las conmociones en el fútbol americano podrían estar fomentando que haya más lesiones de las piernas

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Los esfuerzos por prevenir las conmociones en el fútbol americano podrían estar fomentando que haya más lesiones de las piernas

Un estudio sugiere que las normas universitarias para reducir las lesiones en la cabeza podrían estar provocando más problemas de rodilla y tobillo

LUNES, 7 de marzo de 2016 (HealthDay News) -- Las normas para prevenir las conmociones en los jugadores universitarios de fútbol americano podrían haber conducido a una consecuencia involuntaria: un aumento en las lesiones de rodilla, muslo y tobillo entre los jugadores, sugiere una investigación reciente.

"Por supuesto, las conmociones que se sufren en el fútbol americano pueden ser devastadoras", señaló el autor del estudio, el Dr. Robert Westermann, jefe de residentes de la Universidad de Iowa, en Iowa City. "Pero lo mismo puede suceder con las lesiones de las extremidades, que son la principal causa de discapacidad entre los jugadores retirados de la NFL [Liga Nacional de Fútbol Americano]. Así que es importante proteger al deportista en su totalidad".

"Pero nuestro trabajo sugiere que un cambio en el patrón del juego tras el nuevo esfuerzo por reducir el contacto entre cabeza y cabeza entre los jugadores podría estar provocando un aumento en las lesiones en una parte más baja del cuerpo", añadió.

Westermann enfatizó que el estudio solo se diseñó para encontrar una asociación entre el cambio en las normas del fútbol americano y el aumento en las lesiones de piernas, articulaciones y pies. No probó causalidad.

Westermann y sus colaboradores presentaron sus hallazgos el sábado en la reunión anual de la Sociedad Ortopédica Americana para la Medicina del Deporte (American Orthopaedic Society for Sports Medicine), en Orlando, Florida.

En el momento en que adoptó sus más recientes directrices sobre la conmoción cerebral, los datos de la Asociación Nacional de Deportistas Universitarios (National College Athletic Association, NCAA) mostraron que los jugadores universitarios habían experimentado más de 41,000 lesiones en total entre 2004 y 2009. Las conmociones, también conocidas como lesiones cerebrales traumáticas leves, conformaron más del 7 por ciento del total, según la NCAA.

Teniendo eso en cuenta, la NCAA adoptó varias nuevas normas de contacto para el fútbol americano en 2008. Incluían prohibir el llamado tacleo de las hombreras ("horse-collar tackle"), en que se derriba al otro jugador halando el cuello de la camiseta o el protector de hombros, y proteger a los jugadores de la maniobra de "bloqueo doble" ("chop block") llevada a cabo por dos jugadores contra un jugador. Las normas revisadas también exigían que se centrara la atención en eliminar todos los golpes en la cabeza, y todos los golpes a los jugadores indefensos, según la NCAA.

El nuevo estudio incluyó información recolectada por los entrenadores deportivos y médicos entre 2009 y 2014, como parte del Sistema de Vigilancia de Lesiones de la NCAA.

Las lesiones en las extremidades bajas incluían a las que afectaron a la pierna, la rodilla, el tobillo y el pie, apuntaron los autores del estudio. También se recogió información sobre el riesgo de conmoción.

Durante el periodo del estudio, ocurrieron unas 2,400 lesiones de pierna, articulación o pie suficientemente graves como para provocar un tiempo muerto en el juego. Alrededor de un tercio fueron lesiones de rodilla, mientras que un poco menos que eso fueron problemas con el tobillo. Casi el 60 por ciento fueron resultado de contacto de jugador a jugador, reportaron los investigadores.

El riesgo de conmociones siguió siendo relativamente "estable" durante el periodo del estudio, reveló la investigación. Pero las lesiones de pierna, articulación y pie aumentaron de unas 9 por cada mil "exposiciones deportivas" durante la temporada 2009-10 (antes de la implementación de las nuevas normas) a casi 13 por cada mil en la temporada 2013-2014, mostró el estudio.

¿Por qué? Los investigadores sugieren que el aumento podría haber sido provocado por el esfuerzo de evitar el contacto de cabeza a cabeza, lo que hace que los jugadores se dirijan a los demás jugadores en un punto más bajo del cuerpo.

Westermann enfatizó que el estudio no prueba causalidad. Pero añadió que "sí parece que las lesiones de las extremidades bajas han aumentado desde que creamos las normas para prevenir las lesiones de cabeza".

"Pero no puedo decir qué se debe hacer al respecto", continuó. "No soy parte del comité de normas de la NCAA. Pero sí creo que cuando se hace un cambio importante como este, hay que estudiar los efectos y las ramificaciones que puedan tener sobre los deportistas. Eso es lo que hemos hecho".

La Dra. Katherine Coyner es profesora asistente del departamento de cirugía ortopédica del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas, en Dallas. Dijo que el equipo de investigación de Westermann podría estar en la pista de algo.

Es difícil establecer una correlación directa con un estudio. Y pueden intervenir múltiples variables, apuntó.

"Pero la idea de que los cambios en las normas podrían haber afectado la naturaleza de las lesiones tiene sentido desde el punto de vista conceptual", añadió Coyner.

Pero, ¿un riesgo más bajo de conmoción implica de forma inevitable que se aumente el riesgo de otros tipos de lesiones? Coyner dijo que en realidad nadie lo sabe todavía.

"La verdad es que el fútbol americano es un deporte de contacto, más que ningún otro", señaló. "Es parte del juego, y como resultado siempre vemos lesiones. Entonces quizá tengamos que hacer un tipo de análisis de riesgo y beneficio".

"Sin duda un riesgo de artritis debido a una lesión de las extremidades inferiores no es deseable", añadió. "Pero tampoco lo son las consecuencias de por vida de una lesión cerebral traumática. Quizá signifique enfocarse más en cuál es más importante. El tiempo lo dirá".

Los hallazgos presentados en reuniones médicas generalmente se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre las normas respecto a las conmociones, visite la Asociación Nacional de Deportistas Universitarios de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?