SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los deportes de contacto fomentan la propagación de los 'súper gérmenes', señala un estudio

Los deportes de contacto fomentan la propagación de los 'súper gérmenes', señala un estudio

Se aconseja a los deportistas universitarios que practiquen una buena higiene, y a que dejen de compartir toallas y rasuradoras

JUEVES, 9 de octubre de 2014 (HealthDay News) -- Los deportistas universitarios que practican deportes de contacto, como el fútbol y el fútbol americano, tienen el doble de probabilidades que otros deportistas universitarios de portar el súper germen conocido como Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), halla una investigación reciente.

"Este estudio muestra que incluso aparte de un brote en toda regla, cuando los deportistas están sanos y no hay infecciones, sigue habiendo un número sustancial de ellos que están colonizados por estas bacterias potencialmente nocivas", señaló la coautora del estudio, Natalia Jiménez-Truque, profesora de investigación del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville.

El SARM provoca infecciones en la piel y en los tejidos blandos, que con frecuencia se sanan solas o son fáciles de tratar. Pero el SARM invasivo puede provocar infecciones difíciles de tratar que pueden resultar letales. Las autoridades calculan que cada año, el SARM acaba con las vidas de unas 18,000 personas en Estados Unidos.

En el pasado, el SARM era más conocido por provocar infecciones en los hospitales, donde los sistemas inmunitarios de los pacientes podrían estar debilitados. Pero en los últimos años, se ha propagado a la comunidad en general, a veces afectando a los deportistas que entran en contacto con los gérmenes de la piel de sus compañeros en el campo o en los vestidores cuando comparten toallas. Entonces, el SARM "coloniza" sus cuerpos y puede desarrollarse en una infección grave si llega a cortaduras o rasguños, advierten los expertos.

Durante dos años, los investigadores del estudio dieron seguimiento a deportistas de ambos sexos de la Universidad de Vanderbilt, que practicaban 14 deportes distintos. 224 de ellos jugaban deportes de contacto, en lugar de deportes como el golf o el campo traviesa.

Los investigadores recolectaron muestras nasales y de la garganta cada mes, y hallaron que hasta el 31 por ciento de los deportistas de contacto portaban el SARM, en comparación con un máximo del 23 por ciento entre los demás deportistas. Entre el 5 y el 10 por ciento de la población general ha sido colonizada con SARM, según los investigadores.

"Los equipos deportivos pueden reducir la propagación del SARM al fomentar una buena higiene en sus deportistas, lo que incluye lavarse las manos con frecuencia y evitar compartir toallas y efectos personales como el jabón y las rasuradoras", planteó Jiménez-Truque.

"El estafilococo es un germen que nos resulta problemático (siempre lo ha sido y siempre lo será) y debemos hacer todo lo posible por reducir el riesgo de infectar a los que están en el más alto riesgo, como los deportistas universitarios", enfatizó.

Los hallazgos del estudio se dieron a conocer el jueves en Filadelfia en una reunión de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America), la Sociedad Americana de Epidemiología en la Atención de la Salud (Society for Healthcare Epidemiology of America), la Asociación Médica del VIH (HIV Medicine Association) y la Sociedad de Enfermedades Infecciosas Pediátricas (Pediatric Infectious Diseases Society). Los organizadores la llaman ID Week.

Las investigaciones presentadas en reuniones se consideran preliminares hasta que se publican en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre el SARM.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?