SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los copagos altos podrían hacer que algunos abandonen sus recetas

Por Serena Gordon, Reportero de Healthday -
Los copagos altos podrían hacer que algunos abandonen sus recetas

Un estudio encuentra que entre los fármacos que se abandonan con mayor frecuencia están medicamentos para la tos, la alergia, el asma y la piel

LUNES, 15 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- En esta difícil época económica, incluso las personas que tienen seguro de salud dejan las medicinas recetadas en la farmacia debido a los altos copagos.

Esto cuesta a las farmacias entre $5 y $10 en procesamiento por receta, y en todo EE. UU. la cifra alcanza unos $500 millones en costos adicionales de atención de salud al año, según el Dr. William Shrank, profesor asistente de medicina en la facultad de medicina de la Harvard, y autor principal del nuevo estudio.

"Poco más del tres por ciento de las recetas que se entregan a las farmacias no son surtidas", apuntó Shrank. "Y en más de la mitad de esos casos, la receta no se surtió nuevamente en ningún otro sitio en los seis meses siguientes".

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 16 de noviembre de la revista Annals of Internal Medicine.

Shrank y colegas revisaron datos sobre las recetas surtidas a pacientes con seguro en CVS Caremark, una administradora de beneficios de farmacia y cadena nacional de farmacias minoristas. CVS Caremark financió el estudio.

El periodo de estudio fue del 1 de julio al 30 de septiembre de 2008. Se surtieron más de 10.3 millones de recetas para 5.2 millones de pacientes. La edad promedio de los pacientes fue de 47 años, y 60 por ciento eran mujeres, según el estudio. El ingreso familiar promedio en los vecindarios fue de $61,762.

De los más de 10 millones de recetas, se abandonó el 3.27 por ciento.

El costo pareció ser el principal factor en si alguien abandonaba una receta o no, según el estudio.

Si un copago superaba los $50, las personas eran 4.5 veces más propensas a abandonar la receta, señaló Shrank, y añadió que "es imperativo hablar con el médico y el farmaceuta para intentar identificar opciones menos costosas, en lugar de abandonar un medicamento caro y prescindir de él".

Los medicamentos con copagos inferiores a $10 fueron abandonados apenas 1.4 por ciento de las veces, según el estudio. También era mucho menos probable que la gente abandonara fármacos genéricos en la farmacia, según Shrank.

Los medicamentos que se abandonaban con mayor frecuencia eran para la tos, el resfriado, la alergia, el asma y la piel, los usados según la necesidad. Las recetas de insulina se abandonaban en el 2.2 por ciento de las veces, pero Douglas Warda, director de farmacia para los servicios ambulatorios del Centro Médico de la Universidad de Chicago, apuntó que podría ser un problema con el costo, o que algunas personas tienen miedo de inyectarse insulina.

El estudio también encontró que los fármacos antipsicóticos se abandonaban el 2.3 por ciento de las veces.

Entre los fármacos con menos probabilidades de abandono estaban los analgésicos opiáceos, los antihipertensivos, los anticonceptivos o la terapia del remplazo hormonal, y los anticoagulantes, según el estudio.

Las personas jóvenes de 18 a 34 años eran más propensas a prescindir de sus recetas, y los usuarios nuevos de medicamentos eran 2.74 veces más propensos a abandonarlos.

Era 64 por ciento más probable que se abandonaran los pedidos de recetas enviados a la farmacia por vía electrónica, o sea mediante una computadora, que las recetas que la persona llevaba a la farmacia en persona.

"Definitivamente no decimos que las recetas electrónicas sean malas. Son magníficas, pero parece que tienen algunas consecuencias no buscadas", apuntó Shrank.

No hay forma de decir si la gente nunca intentó recoger sus recetas, o si fueron a buscarlas y eligieron dejarlas debido al costo.

Warda apuntó que considera que los pacientes podrían recoger sus medicamentos si las indicaciones de los médicos fueran más claras. Por ejemplo, las recetas de los inhibidores de la bomba de protones se abandonaron en la farmacia el 2.6 por ciento de las veces. Estos medicamentos reducen la cantidad de ácido del estómago, y pueden ayudar a prevenir la acidez o problemas más graves. "Si el mensaje del médico es que hay que tomarse los fármacos por dos o tres meses para reducir el dolor y ayudar al organismo a sanar, tal vez menos personas los abandonen", comentó.

Además, si el costo es el problema, se debe informar al médico por adelantado, añadió. "No deje que le sorprendan en la farmacia. Pregunte siempre a su médico si hay una opción genérica, o si hay algo más barato que funcione igual de bien. A veces, a la gente le da vergüenza decir algo, pero es mejor preguntar y obtener un medicamento que se pueda costear.

Si va a la farmacia y no puede pagar el medicamento, dele seguimiento con su médico o pregunte al farmaceuta si hay una alternativa menos cara", sugirió Warda.

Más información

Para consejos sobre cómo reducir los costos de los medicamentos, consulte a la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Atención de la Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?