SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los cigarrillos son una vía de entrada para que los adolescentes fumen, según un estudio

Por Randy Dotinga, Reportero de HealthDay -
Los cigarrillos son una vía de entrada para que los adolescentes fumen, según un estudio

Dos de cada cinco de los que vapearon pasaron a los cigarrillos tradicionales, encuentra una pequeña revisión de EE. UU.

LUNES, 13 de junio de 2016 (HealthDay News) -- Los adolescentes de Estados Unidos que usan cigarrillos electrónicos tienen seis veces más probabilidades de pasar a los cigarrillos tradicionales que los niños que nunca han usado los dispositivos, informa un estudio reciente.

Una encuesta de unos 300 estudiantes de secundaria encontró un patrón preocupante, aunque algunos expertos no están de acuerdo con las conclusiones.

"Los adolescentes que nunca habían fumado, pero que utilizaban cigarrillos electrónicos, eran sustancialmente más propensos a comenzar a fumar cigarrillos combustibles en el año siguiente", apuntó la autora líder del estudio, Jessica Barrington-Trimis, investigadora postdoctoral del Centro de Ciencias de la Regulación del Tabaco de la Universidad del Sur de California.

"El aumento en el uso de cigarrillos electrónicos, que podría ser seguido por aumentos en el consumo de cigarrillos, podría resultar en una erosión del avance que se ha logrado en las últimas décadas respecto al control del tabaco", advirtió Barrington-Trimis.

En los últimos años, los investigadores han debatido si los cigarrillos electrónicos ayudan a los fumadores a abandonar el hábito, o si actúan como una vía de entrada para fumar tabaco. Debido a esas preocupaciones, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. está prohibiendo la venta de cigarrillos electrónicos a los menores de edad a partir de mediados de verano.

Según los resultados de una nueva encuesta de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., el año pasado apenas un 11 por ciento de los estudiantes de secundaria dijeron que habían fumado cigarrillos en los 30 días anteriores, una reducción significativa respecto a los años 90. Pero un 24 por ciento dijeron que habían usado productos de vapear, como los cigarrillos electrónicos, en el mes anterior.

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos electrónicos que vaporizan un líquido que con frecuencia incluye nicotina y saborizantes.

En el nuevo estudio, los investigadores encuestaron a estudiantes de décimo primero y décimo segundo grados, con una edad promedio de 17 años, sobre el uso de los cigarrillos electrónicos, los cigarrillos, los cigarros, las pipas y los narguiles. De ellos, 146 habían usado cigarrillos electrónicos y 152 nunca los habían probado. Ninguno había fumado cigarrillos.

Pero 16 meses más tarde, los investigadores encontraron que un 40 por ciento de los usuarios de cigarrillos electrónicos habían comenzado a fumar cigarrillos tradicionales. Esto es en comparación con un 11 por ciento de los que nunca habían "vapeado", la forma en que se denomina el uso de los cigarrillos electrónicos. Los autores del estudio determinaron que los vapeadores eran un poco más de seis veces más propensos a haber probado fumar que los adolescentes que no usaban cigarrillos electrónicos.

La diferencia se mantuvo incluso después de que los investigadores ajustaran sus estadísticas por factores como el sexo, el nivel educativo de los padres (que da pistas sobre los ingresos familiares) y la etnia.

"No podemos concluir de forma definitiva que los cigarrillos electrónicos hagan que los niños fumen cigarrillos", advirtió Barrington-Trimis. Pero "los que habían usado cigarrillos electrónicos al principio eran sustancialmente más propensos a comenzar a fumar cigarrillos".

El hecho de que muchos de los que probaron los cigarrillos regulares habían prometido no hacerlo a principios del estudio sugirió que el uso de los cigarrillos electrónicos no era simplemente un indicador de los niños que habrían fumado de cualquier forma, apuntaron los investigadores.

Los usuarios de los cigarrillos electrónicos también son más propensos a probar narguiles, pipas o cigarros, halló la encuesta.

Los resultados del estudio recibieron reseñas mixtas.

Peter Hajek, director de investigación sobre el tabaco del Instituto de Medicina Preventiva Wolfson de la Reina María, en la Universidad de Londres, criticó el trabajo.

"Los autores malinterpretaron sus hallazgos, dijo Hajek. "Al igual que varios estudios anteriores de este tipo, éste solo muestra que la gente que prueba cosas, prueba cosas".

Otras investigaciones han mostrado que el tabaquismo general está declinando entre los adolescentes al mismo tiempo que el uso de los cigarrillos electrónicos aumenta, apuntó Hajek.

"De hecho, el declive en el tabaquismo juvenil en los últimos años ha sido más rápido que nunca antes. Esto no necesariamente indica que la experimentación con los cigarrillos electrónicos prevenga que comiencen a fumar, aunque es posible", añadió. "Pero hay evidencias claras y firmes de que esa experimentación no contribuye a que comiencen a fumar".

Barrington-Trimis cuestionó esa afirmación, diciendo que la investigación no la ha probado.

Gregory Conley, presidente de la Asociación Americana del Vapeo (American Vaping Association), dijo que no hay nada nuevo ni "particularmente útil" en el hecho de mostrar que algunos adultos jóvenes prueban los cigarrillos electrónicos y luego experimentan con fumar.

"El mensaje final es que a medida que más adolescentes han experimentado con productos de vapor, el tabaquismo juvenil ha presentado unos declives masivos y sin precedentes que nadie predijo ni tan solo hace cinco años", dijo Conley.

Pero el estudio obtuvo alabanzas de Thomas Wills, director interino del Programa de Prevención y Control del Cáncer del Centro Oncológico de la Universidad de Hawái. "Amplía el respaldo" de la idea de que los cigarrillos electrónicos pueden provocar que se fumen cigarrillos, afirmó Wills.

"Algunas personas han sugerido antes que dado que los cigarrillos electrónicos están disponibles, evitarán que los adolescentes fumen", dijo Wills. Este estudio, y otros, desmienten esa idea, añadió.

El estudio aparece en la edición en línea del 13 de junio de la revista Pediatrics.

Más información

Para más información sobre las nuevas regulaciones de los cigarrillos electrónicos, visite la Administración de Alimentos y Medicamento de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad