SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los CDC hallan que más parejas de EE. UU. viven juntas en lugar de casarse

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Los CDC hallan que más parejas de EE. UU. viven juntas en lugar de casarse

Y más mujeres quedan embarazadas mientras cohabitan

JUEVES, 4 de abril (HealthDay News) -- Muchas más mujeres estadounidenses viven con sus parejas en lugar de casarse, halla una nueva encuesta del gobierno.

Y viven juntos más tiempo que las parejas del pasado reciente, y muchas más quedan embarazadas antes del matrimonio, según una encuesta publicada el jueves por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud, que forma parte de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Casi la mitad de las mujeres de 15 a 44 años de edad "cohabitaron" fuera del matrimonio entre 2006 y 2010, frente al 43 por ciento en 2002 y el 34 por ciento en 1995. El informe se basa en entrevistas personales con más de 12,000 mujeres en ese grupo de edad.

Un motivo de que más personas vivan juntas es un retraso bien documentado en la edad en que la gente se casa, señaló la autora líder del estudio, Casey Copen, demógrafa del Centro Nacional de Estadísticas de Salud.

"Las parejas que cohabitan podrían estar esperando una mejora en la estabilidad financiera antes de tomar la decisión de casarse, y en el proceso, quedan embarazadas y tienen un bebé", planteó. "Mientras más tiempo se cohabita, más probabilidades hay de que se produzca un embarazado".

Muchos de esos acuerdos ocurren a una edad temprana. Una cuarta parte de las mujeres cohabitan para cuando alcanzan los 20 años de edad, y tres cuartas partes dijeron que habían vivido con una pareja al llegar a los 30 años.

Durante el primer año de cohabitación, casi el 20 por ciento quedaron embarazadas y luego dieron a luz, según el informe.

Junto con esta tendencia, menos mujeres reportaron haberse casado en el periodo de 2006 a 2010 que en 2002 o en 1995 (el 23, el 30 y el 39 por ciento, respectivamente). De las que quedaron embarazadas en el primer año, el 19 por ciento se casó en un plazo de seis meses del embarazo, frente al 32 por ciento en 1995.

La educación y los ingresos influyen en cuánto tiempo cohabitan las mujeres y en si quedan embarazadas o se casan, señaló Copen.

"Las que tienen una educación inferior a la secundaria cohabitan durante más tiempo", dijo Copen. "Las mujeres que tienen una licenciatura o más son más propensas a casarse".

Las mujeres con menos educación también eran más propensas a quedar embarazadas mientras vivían con la pareja.

La tasa de cohabitación aumentó en todos los grupos raciales y étnicos, excepto en las mujeres asiáticas.

A continuación, algunos puntos destacados del informe:

  • Para el periodo de 2006 a 2010, el 23 por ciento de los nacimientos recientes ocurrieron mientras las personas vivían juntas, un aumento frente al 14 por ciento en 2002.
  • El periodo que las parejas vivían juntas fue de 22 meses de 2006 a 2010, frente a 13 meses en 1995.
  • Alrededor del 40 por ciento de las personas que vivían juntas se casaron en los tres primeros años, mientras que el 32 por ciento seguían viviendo juntas y el 27 por ciento terminaron la relación.
  • Más mujeres blancas (el 44 por ciento) e hispanas nacidas en el extranjero (el 42 por ciento) se casaron con sus parejas en los tres primeros años de cohabitación, en comparación con solo el 31 por ciento de las mujeres negras y las hispanas nacidas en Estados Unidos.
  • Las mujeres que no habían terminado la secundaria eran más propensas a vivir con alguien (el 70 por ciento) que las mujeres que habían terminado la universidad o tenían una educación incluso superior (el 47 por ciento).
  • Las mujeres con un mayor nivel educativo eran más propensas a casarse que las que contaban con menos educación, el 53 por ciento en un plazo de tres años, frente al 30 por ciento.

No está claro qué efectos podrían tener esas tendencias sobre la salud de las familias, las mujeres y los niños. Investigaciones anteriores han mostrado que las personas que viven juntas (estén o no casadas) tienden a ser más sanas tanto física como mentalmente, señaló Copen.

Los niños tienden a ser más felices y a estar más sanos mientras más estable es la unión de sus padres, independientemente de si la "unión" se ha formalizado o no, añadió.

Este estudio no observó cuánto duraron juntas las parejas más allá de los tres años.

Más información

La Nemours Foundation ofrece consejos para una relación sana.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?