SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Bebés que comen cereales de arroz están en riesgo por el arsénico

Por HealthDay/HolaDoctor -
Bebés que comen cereales de arroz están en riesgo por el arsénico
CRÉDITO: THINKSTOCK

Los padres comúnmente dan arroz a sus bebés como su primer alimento. Ahora, los investigadores afirman que los bebés que comen alimentos de arroz podrían tener concentraciones significativamente más altas de arsénico "inorgánico" en la orina que los bebés que nunca comen arroz.

Las concentraciones más altas de arsénico se encontraron en bebés que comían con frecuencia cereal de arroz para bebés, con niveles más de tres veces más altos que los de los bebés que no comían arroz, informa el estudio.

Los bebés que comían alimentos mezclados con arroz o refrigerios de arroz tenían unos niveles de arsénico casi dos veces más altos que los que no comían arroz, según el informe, que aparece en la edición del 25 de abril de la revista JAMA Pediatrics.

"El arsénico en la orina aumentó junto con el número de porciones de arroz o de comida que contenía arroz", dijo la investigadora líder, Margaret Karagas, jefa de epidemiología de la Facultad de Medicina Geisel de la Universidad de Dartmouth, en Hanover, New Hampshire.

Sigue sin estar claro qué efectos esos niveles de exposición al arsénico podrían tener sobre la salud de los niños, señalaron Karagas y otros expertos sanitarios.

"Ciertamente suena preocupante", comentó la Dra. Ruth Milanaik, directora del programa de seguimiento del neurodesarrollo neonatal del Centro Médico Pediátrico Cohen en New Hyde Park, Nueva York. "No cabe duda de que amerita más estudio".

Milanaik también anotó que los hallazgos podrían haberse visto influidos por otros alimentos que los bebés comían. Por ejemplo, quizá el cereal de arroz de los bebés se mezcló con jugo de manzana o agua potable con arsénico. "Hay muchas variables", destacó.

Los resultados del estudio aparecen semanas después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. propusiera límites sobre los niveles de arsénico inorgánico en los cereales para bebés.

La investigación de la FDA encontró que más de la mitad de los cereales de arroz para bebés muestreados en tiendas de venta al detalle de EE. UU. en 2014 no cumplían con el nivel de acción propuesto por la agencia de 100 partes por mil millones de arsénico inorgánico. En comparación, se encontró que todas las muestras de alimentos para bebés sin arroz estaban bastante por debajo del nivel de acción de la FDA para el arsénico.

"Es un paso importante, que hayan tomado la iniciativa de proponer un límite que aplique a los cereales de arroz para bebés", afirmó Karagas respecto a la FDA.

Se sabe que el arsénico es un carcinógeno, y que también puede contribuir a la enfermedad cardiaca, según la FDA.

Ciertas evidencias también sugieren que la exposición al arsénico a principios de la vida puede afectar al sistema inmunitario y al desarrollo intelectual de un niño, según la FDA y las notas de respaldo de los autores del estudio.

El arsénico inorgánico ha aparecido en alimentos para bebés de origen vegetal como el jugo y la salsa de manzana, debido a su uso en pesticidas, señaló Milanaik.

"Aunque lo ilegalizamos en este país, lo usamos durante tanto tiempo que pasó al suelo y en realidad se ha convertido en parte de nuestra vegetación", advirtió Milanaik.

Karagas y sus colaboradores decidieron estudiar el consumo de arroz de los bebés cuando se enteraron de que los granos de arroz pueden absorber el arsénico del ambiente, comentó.

Los investigadores obtuvieron información sobre la dieta y muestras de orina de 759 bebés cuyas madres se inscribieron en el Estudio de cohorte de nacimiento de New Hampshire entre 2011 y 2014.

Se siguió el progreso de los bebés mediante entrevistas telefónicas cada cuatro meses hasta que cumplieron un año. En ese momento, una entrevista final evaluaba los patrones dietéticos de la semana anterior, incluyendo si el bebé había comido un cereal de arroz, arroz blanco o integral, o alimentos hechos con arroz o endulzados con jarabe de arroz integral.

Los investigadores encontraron que los padres alimentaban a cuatro de cada cinco bebés con cereal de arroz en el primer año de vida, y que más de tres de cada cinco comenzaba a comer cereal de arroz incluso entre los 4 y los 6 meses de edad.

Al año de edad, el 43 por ciento de los bebés habían comido algún tipo de producto de arroz en la semana anterior, y una cuarta parte comió un alimento hecho con arroz o endulzado con jarabe de arroz, mostraron los hallazgos.

De los bebés que proveyeron muestras de orina, un 55 por ciento había consumido algún tipo de producto de arroz en los dos días anteriores, encontró el estudio.

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda que los bebés consuman una dieta diversa que incluya una amplia variedad de granos, apuntó Karagas.

Los autores y la FDA sugirieron limitar el consumo de arroz a principio de la vida. Los padres preocupados pueden alimentar a sus bebés con avena o cebada, dijo Milanaik. Como el arroz, están enriquecidos con hierro.

La FDA también recomienda cocinar el arroz con agua de más, y eliminar el agua, lo que puede reducir entre un 40 y un 60 por ciento del arsénico inorgánico que contiene.

Más información

Para más información sobre el arsénico en el cereal de arroz, visite la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?