SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los atracones de bebida podrían debilitar al sistema inmunitario, sugiere un estudio

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -
Los atracones de bebida podrían debilitar al sistema inmunitario, sugiere un estudio

Pero no se sabe si esto hace que las personas sean más vulnerables a los resfriados o a la gripe

LUNES, 5 de enero de 2015 (HealthDay News) -- Los adultos jóvenes que se dan apenas un atracón de bebida podrían experimentar un descenso relativamente rápido y significativo en la función de su sistema inmunitario, indica un nuevo estudio de tamaño reducido.

Es bien sabido que beber aumenta el riesgo de lesión, y este nuevo estudio sugiere que el deterioro del sistema inmunitario también podría dificultar la recuperación de dichas lesiones.

"Ha habido bastante investigación, sobre todo en animales, que ha observado qué sucede después de que el alcohol ya ha dejado el sistema, por ejemplo un día tras beber", comentó el autor líder del estudio, el Dr. Majid Afshar, profesor asistente de los departamentos de medicina y salud pública de los Sistemas de Salud de la Universidad de Loyola en Maywood, Illinois. "Y se ha mostrado que si hay una infección o lesión, el cuerpo tendrá menos capacidad de defenderse".

La nueva investigación, que se llevó a cabo mientras Afshar trabajaba en la Universidad de Maryland, halló que el trastorno del sistema inmunitario ocurre mientras el alcohol aún sigue en el sistema.

Eso podría significar que si ya se tiene una infección, un atracón de bebida podría empeorarla, advirtió. O quizá haga que alguien sea más susceptible a una nueva infección. "Es difícil decirlo con certeza, pero nuestros hallazgos sugieren que sin duda ambas cosas son posibles", añadió Afshar.

Los hallazgos aparecen en la edición actual en línea de la revista Alcohol.

El Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo de EE. UU. define los atracones de bebida como un consumo que lleva los niveles de concentración del alcohol en la sangre a 0.08 g/dL, que es el límite legal para conducir. En general, los hombres alcanzan ese nivel tras consumir cinco o más bebidas en un plazo de dos horas. En las mujeres, esa cifra es de cuatro bebidas.

Alrededor de uno de cada seis adultos estadounidenses se da un atracón de bebida cuatro veces al mes, y se observan unas tasas más altas entre los adultos de 18 a 34 años, indican las cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Para evaluar el impacto de apenas un atracón de bebida, los investigadores se enfocaron en ocho mujeres y siete hombres de entre 25 y 30 años de edad.

Aunque todos los voluntarios dijeron que antes del estudio ya habían tenido atracones de bebida, ninguno tenía antecedentes personales ni familiares de alcoholismo, y todos contaban con una buena salud.

Dependiendo de su peso, se pidió a los participantes que consumieran cuatro o cinco copas de 1.5 onzas (4.4 centilitros) de vodka. Una copa era el equivalente de una copa de vino de 5 onzas (15 centilitros) de vino o una botella de 12 onzas (35 centilitros) de cerveza, anotó el equipo.

Se dio seguimiento a cada bebedor durante cinco horas, y se sacaron muestras de sangre 20 minutos tras la intoxicación máxima, a las dos y a las cinco horas.

Tras 20 minutos, los investigadores hallaron que el sistema inmunitario en realidad se había activado más. Eso significaba que había niveles más altos de tres tipos de glóbulos blancos que son esenciales para una buena función inmunitaria: los leucocitos, los monocitos y las llamadas células "asesinas naturales". Los niveles de la proteína citoquina también se elevaron.

Pero a las dos y a las cinco horas, la actividad del sistema inmunitario se había disipado a niveles inferiores a los observados normalmente en la sobriedad, con una reducción notable tanto en los monocitos como en las células asesinas naturales. También se observó un aumento en otro tipo de proteína citoquina que señala una reducción en la actividad inmunitaria.

Los autores enfatizaron que su estudio no se diseñó para mostrar si es más probable que se contraiga un resfriado o una gripe tras un atracón de bebida, solo que el sistema inmunitario parece deprimirse.

"No podemos responder de forma directa si el deterioro rápido del sistema inmunitario que observamos en realidad pone a la persona que se da el atracón de bebida en riesgo de una nueva infección o de una peor recuperación de una infección existente", señaló Afshar.

"El punto es que no todo el mundo se da cuenta de que apenas un solo atracón de bebida puede ser nocivo... Este fue un solo episodio en personas sanas, y esto es lo que hallamos, así que sin duda vale la pena explorarlo más", dijo.

Otro experto se hizo eco del comentario. "No debemos exagerar los resultados", dijo el Dr. Sean Patrick Nordt, profesor asociado de medicina clínica de emergencias de la Facultad de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California, en Los Ángeles.

"Es realmente difícil determinar cuál es el riesgo para el sistema inmunitario relacionado con un episodio de consumo excesivo de alcohol, y qué podría relacionarse con la bebida crónica, que puede conducir a una mala nutrición en general y a problemas médicos crónicos", apuntó Nordt.

No es posible decir de forma categórica que un atracón de bebida siempre empeorará la recuperación de un accidente, planteó Nordt. "Pero este estudio da mucho que pensar, y sin duda se debe explorar más", añadió.

Más información

Para más información sobre los atracones de bebida, visite el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?