SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los antibióticos y la alimentación con fórmula podrían cambiar el 'microbioma' del bebé

Por Randy Dotinga, Reportero de HealthDay -
Los antibióticos y la alimentación con fórmula podrían cambiar el 'microbioma' del bebé

Nacer por cesárea también podría disminuir la diversidad de esas colonias de microbios útiles, muestra un estudio

MIÉRCOLES, 15 de junio de 2016 (HealthDay News) -- Cuando los bebés nacen, el proceso de nacimiento cubre sus cuerpos con incontables microbios que tienen unos roles esenciales en su salud futura. Pero un nuevo estudio sugiere que esos "microbiomas" se alteran con el nacimiento por cesárea, los antibióticos y la alimentación con fórmula.

"El microbioma es realmente importante para el desarrollo normal del bebé. Hacemos cosas que lo perturban", apuntó el Dr. Martin Blaser, director del Programa del Microbioma Humano del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York.

¿Qué hacen esos microbiomas?

Los microbiomas evolucionaron con los humanos, y son mayormente útiles, explicó Annie Gatewood Hoen, profesora asistente de epidemiología y ciencias de los datos biomédicos de la Facultad de Medicina Geisel de la Universidad de Dartmouth, en New Hampshire.

"Esos organismos nos ayudan a digerir la comida, entrenan al sistema inmunitario, y vencen a los microbios que provocan enfermedades", señaló.

Pero sigue habiendo muchos misterios sobre cómo funcionan.

"Son muy complejos, y el de cada cual es ligeramente distinto", dijo Hoen. No está del todo claro qué aspecto deberían tener los saludables.

"Hay mucho por descubrir sobre cómo unas variaciones sutiles en la conformación de estas comunidades podrían ser más, o menos, óptimas para la salud, y, de forma importante, cómo podemos manipularlos para que nos sean del máximo beneficio", añadió.

El nuevo estudio examinó los microbiomas de los recién nacidos tras abandonar el ambiente estéril del útero.

Blaser y sus colaboradores usaron muestras de heces para determinar la conformación de los gérmenes intestinales de 43 bebés de EE. UU. durante los dos primeros años de vida. Los investigadores también analizaron los microbiomas de las madres.

Encontraron que el uso de antibióticos, el nacimiento por cesárea y la alimentación con fórmula cambiaban la conformación de los microbiomas respecto a los niveles considerados normales. En esencia, la conformación se hizo menos diversa, dijo Blaser.

"No medimos efectos sobre la salud, así que no podemos decir si es bueno o malo", añadió.

Pero investigaciones anteriores han vinculado las cesáreas y los antibióticos con unas tasas más altas de enfermedades digestivas, la obesidad y el asma, anotó Blaser. Y los médicos recomiendan la lactancia materna más que el uso de fórmula por motivos similares.

Un segundo estudio siguió a 39 bebés finlandeses hasta los 3 años de edad, y encontró que los antibióticos se vinculaban con unos microbiomas menos diversos en los niños.

El estudio, dirigido por Moran Yassour, miembro postdoctoral del Instituto Broad y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston, también encontró un aumento temporal en el número de genes resistentes a los antibióticos cuando se administraban esos fármacos.

¿Qué deben hacer los padres de recién nacidos? Blaser dijo que los antibióticos son medicamentos importantes, pero que no se deben usar en exceso.

"Hace tiempo que sabemos que estamos tratando a los niños en exceso con antibióticos, y comenzamos a hallar evidencias de que les hará daño", advirtió.

El Dr. Alexander Khoruts, profesor de medicina de la Universidad de Minnesota, se mostró de acuerdo. "Los antibióticos a principios de la vida bien podrían tener consecuencias graves que no se manifiestan durante años", dijo.

"Tanto el microbioma como el bebé pasan por etapas de desarrollo, y hay mucha comunicación cruzada entre los microbios y el anfitrión", añadió. "Una conversación interrumpida por los antibióticos puede conducir a cambios en el sistema inmunitario, por ejemplo".

Esto, dijo, puede llevar a alergias y otras afecciones vinculadas con unos sistemas inmunitarios demasiado activos.

En cuanto a los nacimientos por cesárea, Blaser, coautor del estudio, dijo que solo se deben realizar si hay una necesidad médica. También recomienda la leche materna más que la fórmula.

¿Cuál es el siguiente paso para la investigación? En el futuro, quizá sea posible contrarrestar las cosas que perturban al microbioma, dijo Blaser. Por ahora, "continuamos siguiendo a esos niños".

Los estudios aparecen en la edición del 15 de junio de la revista Science Translational Medicine.

Más información

La Universidad de Utah ofrece más información sobre los microbiomas cambiantes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?