SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Primero analgésicos, después heroína

Por HealthDay/HolaDoctor -
Primero analgésicos, después heroína
CRÉDITO: ISTOCK

La heroína es más barata y fácil de conseguir que los narcóticos como el OxyContin, señalan los expertos

Tres cuartas partes de los estudiantes de secundaria de EE. UU. que consumen heroína probaron primero los analgésicos narcóticos, revela una nueva encuesta.

Los resultados de la encuesta de casi 68,000 estudiantes de último año de secundaria ofrecen ciertas pistas sobre el letal recorrido reciente de la heroína, desde los barrios marginados hasta los suburbios ricos y las comunidades rurales.

"Cuantas más veces tome analgésicos no recetados un adolescente, mayor será el riesgo de hacerse dependiente de la droga", apuntó el investigador líder, Joseph Palamar, profesor asistente de salud de la población de la Universidad de Nueva York.

"Las personas que se hacen dependientes de las pastillas analgésicas terminan recurriendo al consumo de heroína, porque es más barata y está más fácilmente disponible que esas pastillas", explicó Palamar.

Y los estudiantes blancos parecen ser más propensos que los negros o los hispanos a realizar este recorrido, sugiere la investigación.

Más del 12 por ciento de los estudiantes de último año de secundaria reportaron haber usado analgésicos narcóticos como Vicodin, Percocet u OxyContin. Y el 1.2 por ciento de ellos reportaron que consumían heroína, apuntaron los investigadores.

El uso no médico, reciente y frecuente de analgésicos aumentó las probabilidades de que los niños probaran la heroína: más del 77 por ciento de los adolescentes que reportaron haber consumido heroína también habían tomado analgésicos narcóticos, también conocidos como opiáceos, señaló Palamar.

Y casi una cuarta parte de los niños que dijeron que habían tomado analgésicos narcóticos más de 40 veces también reportaron haber consumido heroína.

Los expertos afirman que no hay una solución rápida.

"La popularidad de la heroína está en aumento, y es un gran problema", lamentó el Dr. Scott Krakower, jefe asistente de la unidad de psiquiatría del Hospital Zucker Hillside en New Hyde Park, Nueva York.

La educación con respecto a las drogas es indispensable, y se debe controlar la heroína, dijo Krakower. "Pero lograrlo es difícil", añadió.

Palamar considera que actualizar los programas de educación sobre las drogas será útil. Pero los niños deben recibir el mensaje de que estas drogas los ponen en riesgo de adicción y de muerte por sobredosis, enfatizó.

"El mayor problema es que muchos adolescentes no confían en la educación sobre las drogas en las escuelas, ni en la información provista por el gobierno", dijo Palamar.

Es común que a los adolescentes les enseñen que la marihuana es tan peligrosa como la heroína, comentó. Cuando se dan cuenta de que no es verdad, podrían desarrollar una desconfianza sobre toda la demás información respecto a las drogas, planteó.

Además, los analgésicos narcóticos presentan una situación particularmente compleja, dijo.

"La mayoría de las otras drogas son ilegales en todos los contextos, sin embargo estas drogas (las más peligrosas de todas) son recetadas por los médicos y con frecuencia están en el botiquín de sus padres", comentó Palamar. "Si los niños no creen las advertencias sobre las drogas callejeras, ¿por qué deben tener miedo a usar unas pastillas farmacéuticas aprobadas por el gobierno?".

La recomendación de Palamar es que "necesitamos educar a nuestros educadores, y entonces debemos comenzar a ofrecer a los adolescentes una información más honesta y precisa, porque lo que estamos haciendo ahora no está funcionando".

Los maestros de educación sobre las drogas a veces están menos informados que sus estudiantes "que podrían haber aprendido de la experiencia o de sus amigos que consumen", dijo.

El informe aparece en una edición reciente de la revista Drug and Alcohol Dependence.

Los datos del estudio provienen de la encuestas "Monitorizando el futuro" de 2009 a 2013. Esos cuestionarios anuales evalúan las conductas, actitudes y valores de los estudiantes de 130 escuelas secundarias públicas y privadas de EE. UU.

Algunos hallazgos más de las encuestas:

  • Las chicas y los adolescentes que vivían con ambos padres eran menos propensos a consumir analgésicos narcóticos y heroína.
  • Los blancos eran más propensos que los estudiantes negros e hispanos a consumir analgésicos narcóticos o heroína. Pero los negros y los hispanos eran más propensos a consumir heroína sin primero usar analgésicos de forma recreativa. Esto sugiere que, principalmente, los estudiantes blancos son los que hacen la transición del consumo de pastillas a la heroína, apuntaron los investigadores.

"Los adolescentes son adolescentes, y muchos prueban una variedad de drogas, pero los analgésicos narcóticos son una clase de drogas que de verdad no deberían consumir de forma recreativa", enfatizó Palamar. "La dependencia puede producirse por sorpresa y rápidamente".

Krakower dijo que una regulación más estricta de los analgésicos narcóticos y las reformulaciones de los fármacos para dificultar la intoxicación podrían haber contribuido al consumo de heroína entre las personas dependientes de los analgésicos recetados.

Más información

Para más información sobre el abuso de drogas entre los adolescentes, visite HelpGuide.org.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?