SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los adolescentes somnolientos toman riesgos

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
Los adolescentes somnolientos toman riesgos

La privación del sueño conduce a conductas peligrosas, advierten investigadores de los CDC

JUEVES, 7 de abril de 2016 (HealthDay News) -- Los estudiantes de secundaria privados de sueño son más propensos a sufrir lesiones (con frecuencia debidas a conductas riesgosas) que los que están bien descansados, informaron el jueves las autoridades sanitarias de EE. UU.

En un estudio de más de 50,000 estudiantes, los investigadores encontraron que los adolescentes que dormían siete horas o menos en las noches de escuela eran más propensos a realizar conductas de riesgo, como no usar un cinturón de seguridad, ir en coche con un conductor que estaba bebiendo, y beber y conducir.

"El hecho de que la mayoría de estudiantes de secundaria no duerman lo suficiente podría ponerlos en un mayor riesgo de lesiones accidentales", advirtió la investigadora principal, Anne Wheaton, epidemióloga de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El estudio también encontró que los adolescentes que dormían 10 o más horas por noche también eran propensos a las lesiones y las conductas riesgosas, en comparación con los estudiantes que dormían nueve horas.

"Siempre hemos sabido que la privación del sueño y el exceso de sueño son problemas y provocan accidentes", dijo el Dr. Alon Avidan, director del Centro de Trastornos del Sueño de la UCLA, en Los Ángeles.

Este es el primer estudio que muestra que la privación del sueño en los adolescentes conduce a conductas riesgosas que los ponen en un riesgo de accidentes, apuntó.

"No es la privación del sueño en sí, sino los riesgos asociados con la privación del sueño, lo que pone a los adolescentes en riesgo de lesiones", señaló Avidan.

Las personas que duermen en exceso también podrían estar privadas de sueño, añadió, porque con frecuencia intentan recuperar el sueño perdido. Y un exceso de sueño se puede asociar con un riesgo más alto de depresión y otras afecciones médicas, como el dolor crónico, explicó Avidan.

En el nuevo estudio, los investigadores de los CDC observaron la asociación entre la duración del sueño reportada por los mismos participantes en una noche de escuela promedio y varias conductas relacionadas con el riesgo de lesiones. Esas conductas incluían el uso infrecuente de un casco para la bicicleta, el uso infrecuente del cinturón de seguridad, ir en un coche con un conductor que había bebido, beber y conducir, y enviar y recibir mensajes de texto mientras se conducía.

"Encontramos que los estudiantes que reportaron dormir siete horas o menos eran más propensos a reportar cada una de esas conductas asociadas con el riesgo de lesiones, en comparación con los estudiantes que dormían nueve horas", dijo Wheaton.

"El uso infrecuente del cinturón de seguridad e ir en un coche con un conductor que había bebido aumentan el riesgo de lesiones, incluso cuando el estudiante somnoliento no es el conductor", añadió.

Avidan dijo que la falta de sueño en los adolescentes puede ser provocada por varios factores, como el uso de la computadora, ver televisión y jugar videojuegos tarde en la noche.

Y la exposición a la luz a partir de computadoras, televisores, tabletas y smartphones puede retrasar el momento de quedarse dormido hasta en una hora, advirtió.

Un exceso de cafeína, intentar recuperar el sueño los fines de semana y las siestas durante el día también dificultan dormir bien de noche, dijo Avidan.

Otro factor es "la hora de levantarse tan temprana, dado que las escuelas esperan que los niños lleguen a las 7 a.m.", apuntó Avidan.

El Dr. Marcel Deray, neurólogo pediátrico y director del centro de trastornos del sueño del Hospital Pediátrico Nicklaus, en Miami, dijo que algunos estados, como Minnesota, han cambiado la hora de inicio de la escuela para permitir a los niños dormir más. "Sería ideal si pudieran retrasar la hora de inicio de la escuela una hora", dijo.

Avidan comentó que la mejor forma de asegurase de dormir lo suficiente es "mantener un horario regular para irse a dormir y despertar. En los adolescentes, es un mínimo de ocho horas por noche".

Otras medidas incluyen eliminar la exposición a la luz artificial y a la cafeína después del mediodía, sugirió.

La luz artificial retrasa el efecto de la melatonina, explicó Avidan. "La melatonina es la hormona de la oscuridad, así que mientras más luz artificial haya, más se retrasa la secreción de la melatonina, lo que empeora la situación", explicó.

Más información

Para más información sobre los adolescentes y el sueño, visite la National Sleep Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?