SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los adolescentes que 'vapean' podrían tener más probabilidades de probar el tabaco también

Los adolescentes que 'vapean' podrían tener más probabilidades de probar el tabaco también

Un estudio encuentra que los usuarios de cigarrillos electrónicos tienen casi el triple de probabilidades frente a los que no son usuarios

MARTES, 26 de enero de 2016 (HealthDay News) -- Los adolescentes que usan cigarrillos electrónicos quizá sean más propensos a pasar a fumar cigarrillos de verdad en el plazo de un año, según un estudio reciente.

De hecho, los investigadores hallaron que los adolescentes que usaban ("vapeaban") cigarrillos electrónicos cuando empezó el estudio tenían aproximadamente el triple de probabilidades de haber empezado a fumar un año después que los estudiantes que nunca habían vapeado.

"Esto sugiere que el uso de cigarrillos electrónicos entre los adolescentes no se produce sin que haya consecuencias a nivel conductual", escribió el Dr. Thomas Wills, del Programa de Control y Prevención del Cáncer del Centro Oncológico de la Universidad de Hawái, en Honolulu. "Estos hallazgos se deberían tener en cuenta en las discusiones políticas sobre la disponibilidad de los cigarrillos electrónicos para los adolescentes".

Restringir el acceso de las personas jóvenes a los cigarrillos electrónicos podría tener beneficios para la salud, sugirieron los investigadores.

Aunque este estudio halló una asociación entre el uso de cigarrillos electrónicos y empezar a fumar cigarrillos de tabaco, no fue diseñado para demostrar que hubiera una relación causal entre ambas conductas.

Los hallazgos del estudio se publicaron en línea el 25 de enero en la revista Tobacco Control.

Para el estudio, los investigadores encuestaron a más de 2,300 estudiantes de primer y segundo año de secundaria en Hawái con respecto a si vapeaban y fumaban en 2013. Repitieron la encuesta a los adolescentes un año después. Los adolescentes tenían una edad promedio de 15 años.

Los adolescentes reportaron con qué frecuencia usaban cigarrillos electrónicos y cigarrillos normales. También les preguntaron sobre su vida en casa, incluyendo el nivel educativo de sus padres y su tendencia a la rebeldía.

En general, el 31 por ciento de los adolescentes usaban cigarrillos electrónicos en el momento de la primera encuesta. Un año después, el 38 por ciento habían vapeado. En 2014, el 21 por ciento de los adolescentes habían fumado al menos un cigarrillo, por encima del 15 por ciento en 2013, reveló el estudio.

Casi todos los adolescentes encuestados en 2013 habían escuchado hablar de los cigarrillos electrónicos. Más de dos tercios de estos estudiantes veían el vapeo como algo más saludable que fumar. De los que no usaban ninguno de los dos productos en 2013, uno de cada 10 probaron los cigarrillos electrónicos en 2014 y el 2 por ciento probaron los cigarrillos normales. Menos del 4 por ciento habían probado ambas cosas, según la encuesta.

Los investigadores también hallaron que cualquier nivel de uso de los cigarrillos electrónicos en 2013 se vinculó con fumar entre una y cuatro veces en 2014.

El estudio también mostró que los cigarrillos electrónicos no ayudaron a los que fumaban cuando empezó el estudio a fumar menos.

Los adolescentes que pasaron a los cigarrillos o que fumaron y vapearon en 2014 normalmente eran mayores, blancos o nativos de Hawái, y mostraban una mayor rebeldía. Por otra parte, los que contaban con una familia que les ofrecía un mayor respaldo y tenían un nivel educativo más alto eran menos propensos a pasar de los cigarrillos electrónicos a fumar.

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. ofrece más información sobre los cigarrillos electrónicos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad