SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los adolescentes podrían dar más importancia a la privacidad que a la atención de salud

Los adolescentes podrían dar más importancia a la privacidad que a la atención de salud

Una experta afirma que los médicos deben respetar sus inquietudes sobre sentirse juzgados

LUNES, 22 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Si los deseos de privacidad en la atención de salud de los adolescentes no son respetados, su atención podría resultar afectada, según sugiere un estudio reciente.

Los adolescentes se muestran cautos respecto a revelar información delicada a los proveedores de atención de salud, por temor a ser juzgados, y renuentes al hablar con personal médico desconocido o numeroso, según investigadores del Centro Médico del Hospital Pediátrico de Cincinnati.

Los investigadores realizaron doce grupos de enfoque con 54 adolescentes, y encontraron que mantener la privacidad de la atención de salud era su preocupación más importante. También encontraron que los adolescentes más jóvenes tenían mayor propensión que los mayores a desear la implicación de sus padres. De hecho, algunos adolescentes mayores dijeron que podrían evitar una consulta de atención de salud para prevenir que se comparta información con sus padres.

Entre otros hallazgos se encontró lo siguiente:

  • Los adolescentes de todas las edades dijeron que no discutían temas delicados con los proveedores de atención de salud si pensaban que los juzgarían o "sacarían conclusiones precipitadas".
  • Los adolescentes más jóvenes dijeron que no tenían discusiones personales con los proveedores a quienes no conocían o que no les caían bien, o si creían que el proveedor no tenía necesidad de conocer la información.
  • Solo los adolescentes más jóvenes dijeron que les preocupaban las violaciones de la privacidad física.
  • Los niños que sufrían enfermedades crónicas tenían una mejor comprensión y aceptación de la necesidad de compartir información con los proveedores de salud.

El estudio fue publicado en línea el 22 de noviembre en la revista Pediatrics.

Los médicos y otros profesionales en la atención de salud deben hacer todo lo posible por facilitar que los adolescentes compartan información, y deben respetar su disposición o renuencia para divulgar información, aseguró la autora líder y médica de adolescentes, la Dra. Maria Britto.

"Si la información no es urgente, como en una consulta rutinaria, tal vez sea mejor que los proveedores esperen antes de hacer preguntas delicadas hasta conocer mejor al adolescente, y puedan obtener mejor información una vez hayan establecido confianza", aconsejó Britto en un comunicado de prensa del hospital.

"Si necesitan la información porque tendrá un impacto sobre el diagnóstico o tratamiento, pueden hacer varias cosas para que el adolescente se sienta más cómodo al divulgarla", añadió.

Entre esos abordajes están pedir permiso para discutir temas delicados, informar a los adolescentes sobre por qué hacer preguntas personales es importante y aumentar la privacidad durante los exámenes físicos.

"Los proveedores deben conversar con los adolescentes sobre la disponibilidad de su información médica a otros profesionales médicos, para mejorar la calidad de la atención u operaciones", sugirió Britto. "De esta forma, el paciente puede comprender y sentirse más cómodo con el proceso, y ser menos propenso a considerarlo como una violación de la privacidad".

Más información

La Nemours Foundation explica cómo los padres pueden escuchar la opinión de los adolescentes sobre las decisiones en la atención de salud.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?