SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los adolescentes atendidos en la sala de emergencias por agresión tienen mayor riesgo posterior de sufrir violencia con armas de fuego

Por HealthDay -
Los adolescentes atendidos en la sala de emergencias por agresión tienen mayor riesgo posterior de sufrir violencia con armas de fuego

Los investigadores sugieren que la sala de emergencias podría ser el mejor lugar para detener el ciclo de violencia

Nueva investigación sugiere que la sala de urgencias podría ser un buen lugar para intentar frenar el círculo vicioso de violencia con armas de fuego entre adultos jóvenes.

"Este estudio muestra que los jóvenes atendidos y tratados en departamentos de emergencias urbanos por una agresión también tienen un elevado riesgo de vivir formas graves de violencia, incluyendo violencia con armas de fuego, a lo largo de los dos años siguientes", dijo el Dr. Patrick Carter, profesor asistente de medicina de emergencia y miembro del Centro de Lesiones de la Universidad de Michigan, en un comunicado de prensa de la universidad.

Estos adolescentes y adultos jóvenes tienen casi 60 por ciento más probabilidades de ser parte de un incidente que involucre un arma de fuego en el futuro, de acuerdo a lo reportado por los investigadores.

Estos pacientes también son 40 por ciento más propensos a ser víctimas o perpetradores de esta segunda ronda de violencia, que probablemente sucederá en menos de seis meses a partir de la visita original a la sala de emergencias, según halló el estudio.

Los investigadores dijeron que los hallazgos deberían alentar a los médicos y a las agencias de servicios sociales a concentrar sus estrategias de prevención en el "momento de enseñanza que se presenta luego de la primera agresión o pelea. Los autores añadieron que las salas de emergencias pueden ser el lugar ideal para dirigirse a estos adolescentes y adultos jóvenes.

"Estos datos también ofrecen información sobre factores asociados que incrementan este riesgo, y ofrecen una guía para construir intervenciones basadas en evidencia con el fin de reducir el riesgo de lesiones graves o muertes relacionadas a las armas de fuego entre poblaciones de jóvenes de alto riesgo", dijo Carter.

El estudio, publicado en línea el 6 de abril en la revista Pediatrics, reveló que los jóvenes que habían recibido tratamiento por agresiones y que presentaban trastornos de abuso de sustancias o trastorno de estrés postraumático tenían un mayor riesgo de ser parte de un incidente que involucrara armas en el futuro. Quienes sentían que tomar represalias era la mejor manera de responder a la agresión de la que fueron víctimas también tenían un mayor riesgo de sufrir este tipo de la violencia.

Los investigadores hallaron que la raza y el género también jugaron un papel. Los hombres jóvenes, así como los hombres y mujeres afroamericanos, tenían mayores probabilidades de estar involucrados en violencia con armas de fuego dentro de un periodo de dos años tras su visita a la sala de urgencias.

Los pacientes que ya habían tenido un arma al momento del tratamiento inicial también tenían muchas más probabilidades de estar involucrados en una confrontación que involucrara armas en el futuro. La mitad de quienes pasaron a ser el perpetrador de un incidente de este tipo reportó haber tenido un arma al momento de la visita original a la sala de emergencias, según halló el estudio.

Más información

El Centro Brady para la Prevención de la Violencia con Armas tiene más estadísticas sobre la violencia con armas de fuego en Estados Unidos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?