SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Google crea lentes de contacto que miden la glucosa

Por Violeta Merlo -
Google crea lentes de contacto que miden la glucosa

En busca de una forma menos invasiva para medir los niveles de glucosa de millones de personas que viven con diabetes alrededor del mundo, el gigante del internet Google se encuentra desarrollando unas lentes de contacto, equipadas con un chip inalámbrico y un sensor, capaces de generar lecturas de los niveles de azúcar presentes en las lágrimas.

El prototipo emplea unos minúsculos sensores de glucosa y un transmisor inalámbrico, que estarían colocados entre dos capas de material blando para lentes de contacto y servirían para calcular el nivel de glucosa en la sangre. Además, se planea integrar luces LED de tamaño mínimo que se activarían en caso de que el nivel de glucosa sea muy alto o muy bajo, de forma que el usuario o alguna persona cercana al paciente con diabetes pueda ser alertado, según publica el blog oficial de la compañía.

“Durante años, muchos científicos han investigado varios líquidos del cuerpo, como las lágrimas, con la esperanza de encontrar una forma más fácil para que la gente monitoree sus niveles de glucosa” escribieron en el blog los cofundadores del proyecto, Brian Otis y Babak Parviz. “En Google[x] nos hemos preguntado si a través de electrónicos miniaturizados –piensen: chips y sensores tan pequeños que parecen pedazos de brillantina, y una antena más delgada que el cabello humano– podrían ser una forma de resolver el misterio de la glucosa en las lágrimas y medirla con mayor precisión”, añadieron.

Los cofundadores del proyecto aclararon que están en conversaciones con la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), pero aún les quedan muchas pruebas por hacer para que sea un sistema que la gente efectivamente pueda usar. Asimismo, dijeron que están buscando socios potenciales para el proyecto y podría tardar al menos cinco años en comercializarse.

“Son aún los primeros días de esta tecnología, pero hemos completado muchos estudios de investigación clínica que nos están ayudando a refinar el prototipo. Esperamos que algún día esto nos lleve a una nueva forma para que la gente con diabetes pueda manejar su enfermedad”, escribieron los cofundadores en el blog.

Aunque algunas personas pueden usar un sensor avanzado que se colocan debajo de la piel para medir el nivel de glucosa, la mayoría de las personas con diabetes debe pincharse el dedo y depositar una muestra de sangre en un lector, “lo que es molesto y doloroso. Y, como resultado, muchas personas con diabetes chequean su glucosa en sangre con menos frecuencia de lo que deberían” consideran Brian Otis y Babak Parviz.

Los lentes  de contacto podrían ser de mucha utilidad para los más de 350 millones de personas que viven con diabetes en el mundo, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que necesitan medicarse o administrar insulina para mantener bajo control sus niveles de glucosa en la sangre y ajustar las dosis.

Cifras y datos sobre la diabetes en EE.UU.

El Diabetes Atlas de la Federación Internacional de Diabetes (FID 2011) calcula que hay unos 490,000 niños de menos de 15 años con diabetes tipo 1 en el mundo, de dicha cantidad se estima que hay entre 80 y 100 mil con necesidad urgente de asistencia.

Según las estadísticas de la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés), unos 22.3 millones de personas en los Estados Unidos (hombres, mujeres y niños) han sido diagnosticados con diabetes, es decir, casi el 7% de la población total y 5 millones más que en 2007. Se estima que 6 millones de personas tienen diabetes pero no lo saben y se prevé que unas 44 millones de personas desarrollen la enfermedad en los próximos 15 años.

Para la ADA, las complicaciones de la diabetes representan una carga del cinco al diez por ciento del presupuesto de salud de un país. En el 2012, en los Estados Unidos se gastaron 245 mil millones de dólares en costos médicos directos, lo que incluye la atención hospitalaria y de emergencias, las consultas médicas y los fármacos. De esa cantidad, 69 mil millones de dólares representan los costos indirectos, lo que incluye una menor productividad en el trabajo o productividad perdida, así como la muerte prematura.

La ADA indica que es la cuarta causa de muerte a nivel mundial y que las personas diagnosticadas con diabetes tipo 2 morirán de 5 a 10 años antes que las personas sin diabetes debido a enfermedades cardiovasculares.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?