SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las UCIN para recién nacidos con habitaciones privadas para las familias benefician a los bebés prematuros

Por Amy Norton, Reportero de Healthday -
Las UCIN para recién nacidos con habitaciones privadas para las familias benefician a los bebés prematuros

Un contacto más cercano con las madres podría explicar los mayores aumentos de peso, la necesidad de menos procedimientos y un nivel más bajo de estrés

A los minúsculos bebés prematuros podría irles mejor cuando las unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN) cuentan con habitaciones privadas para que los padres pasen tiempo con sus bebés, halla un estudio reciente.

Los investigadores de un hospital pediátrico hallaron que los bebes prematuros aumentaron de peso con mayor rapidez, estaban más alertas y menos angustiados cuando su UCIN cambió de la conformación "abierta" normal a habitaciones privadas para las familias.

Los hallazgos, que aparecen en la edición en línea del 22 de septiembre de la revista Pediatrics, amplían las evidencias de que las habitaciones privadas son mejores para la salud y el desarrollo de los minúsculos recién nacidos que el plan de sala abierta usado desde hace mucho, que algunos investigadores han escrito como un "establo para bebés".

La UCIN tradicional puede ser un lugar hacinado, ruidoso y en general estresante, explicó el investigador principal, Barry Lester, director del Centro para el Estudio de Niños en Riesgo del Hospital de Mujeres y Bebés de Rhode Island.

"En la UCIN para una sola familia, uno entra y está tranquilo. En realidad es relajante", aseguró Lester.

Y algo más importante es que las investigaciones han mostrado que el ambiente es beneficioso para los recién nacidos. Lester dijo que los hallazgos de su equipo lo confirman, y apuntan a algunos de los motivos, entre ellos el rol más importante de las madres en la atención de sus bebés.

"Observamos que la participación de la madre de verdad plantea una diferencia", aseguró Lester. Su equipo halló que en las habitaciones privadas las madres bañan y amamantan a sus bebés con más frecuencia, y tienen más contacto "de piel a piel" con su bebé recién nacido. Las investigaciones han demostrado que esto tiene un efecto calmante sobre los sistemas nerviosos de los bebés.

E incluso cuando se tomaron en cuenta otros factores, el estudio halló que la participación de las madres todavía parecía tener un efecto directo sobre el progreso de sus hijos recién nacidos. En promedio, sus bebés necesitaron menos procedimientos médicos, estaban más alertas y mostraban menos señales de dolor o distrés.

Un experto anotó que toda mejora en los resultados es importante.

"Los beneficios no son dramáticos. Los bebés no se van a casa una semana antes", apuntó el Dr. David Méndez, neonatólogo del Hospital Pediátrico de Miami.

Pero, añadió Méndez, los pequeños pasos que mejoran el progreso de los bebés prematuros son importantes. "También son importantes desde la perspectiva de los hospitales", afirmó. Rediseñar las UCIN es costoso, anotó Méndez, de forma que los hospitales buscarán evidencias de que la inversión sí beneficia a los bebés en estudios como este.

Los hallazgos se basan en más de 400 recién nacidos prematuros enviados a la UCIN de Mujeres y Bebés de Rhode Island entre 2008 y 2012. En ese periodo, la unidad se transformó de un plan abierto tradicional a habitaciones privadas. El equipo de Lester aprovechó ese "experimento natural" para comparar los resultados de los recién nacidos antes y después del cambio.

Hallaron que a los recién nacidos les fue mejor, en general, tras el cambio. Cuando los investigadores observaron algunas explicaciones del beneficio, sobresalieron dos factores, señaló Lester: la participación de las madres en la alimentación, los baños y el cambio de pañales; y un tipo de atención conocido como respaldo del desarrollo.

Eso significa una atención adicional para algunas de las dificultades tempranas que los niños prematuros pueden tener. Por ejemplo, si tienen problemas para alimentarse, un terapeuta ocupacional puede ofrecer su ayuda.

Después de que la UCIN cambiara a habitaciones privadas, el 65 por ciento de los bebés recibieron respaldo para el desarrollo, frente al 46 por ciento antes. Lester dijo que el espacio adicional, la tranquilidad y la calma facilitaban que el personal observara de cerca a cada recién nacido y ofreciera la ayuda adicional cuando se necesitaba.

Méndez apuntó que ahora la tendencia es que las UCIN pasen a habitaciones privadas, y que estos hallazgos ofrecen un respaldo adicional para ello.

"Parece intuitivo que es mejor estar en una habitación privada con su bebé", comentó Méndez. "Pero también necesitamos estudios que muestren unos beneficios tangibles".

Ahora, añadió, los investigadores deben seguir a los recién nacidos a largo plazo, para ver si esos beneficios tempranos en la UCIN conducen a una mejor salud y desarrollo más adelante.

Otra pregunta es si los hallazgos de la UCIN de Rhode Island se darían en otros hospitales. Las familias allí tenían un nivel educativo relativamente bueno y eran de clase media, y Lester apuntó que para los padres de ingresos bajos podría resultar más difícil sacar tiempo del trabajo para estar con sus bebés en la UCIN.

"No es que no quieran estar allí. Sí quieren", afirmó. "Pero resulta difícil".

Lester anotó que este estudio muestra que no solo importa la configuración de la UCIN. También está la participación de las familias.

"Eso es importante", dijo Lester. "Los padres sí plantean una diferencia. No tienen que sentirse como espectadores, cruzar los dedos y esperar lo mejor".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. tienen más información sobre los nacimientos prematuros.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?