SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las terapias más nuevas para trastornos oculares no están relacionadas con problemas cardiacos

Las terapias más nuevas para trastornos oculares no están relacionadas con problemas cardiacos

Avastin y Lucentis parecieron seguros en un estudio sobre degeneración macular

MARTES, 12 de octubre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Un estudio reciente sugiere que el uso de los medicamentos bevacizumab (Avastin) y ranibizumab (Lucentis) para tratar la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) no parecen incrementar el riesgo de problemas cardiovasculares ni de muerte.

La DMAE es la causa más común de pérdida irreversible de la visión entre estadounidenses mayores. Cerca de 12 por ciento de los casos son de DMAE neovascular ("húmeda"), que tiene lugar cuando se forman nuevos vasos sanguíneos en los ojos. La enfermedad neovascular representa más del ochenta por ciento de los casos de pérdida grave de la visión entre quienes tienen DMAE.

El bevacizumab es un medicamento para quimioterapia utilizado para tratar la DMAE no vascular, un fin no indicado en la etiqueta. El ranibizumab es un tratamiento aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos para la afección. Ambos medicamentos, que se inyectan en el ojo y obstruyen el desarrollo de los vasos sanguíneos, son tratamientos más nuevos para el trastorno.

Otros tratamientos aprobados para la DMAE son la terapia fotodinámica (con láser) y las inyecciones en los ojos de pegaptanib sódico (Macugen), que obstruye el desarrollo de vasos sanguíneos anormales.

Cuando se usa para el tratamiento del cáncer, el bevacizumab se relaciona con mayor riesgo de coágulos que pueden conducir a ataque cardiaco o accidente cerebrovascular. Pero cuando el medicamento se usa para tratar la DMAE, se administra a una dosis 150 veces menor que cuando se usa para tratar el cáncer, según la información de respaldo del estudio, que aparece en la edición de octubre de la revista Archives of Ophthalmology.

"A pesar de la aprobación de regulación de ranibizumab, el uso no indicado en la etiqueta del bevacizumab continúa, probablemente por la diferencia de costo ($,1,950 por dosis de ranibizumab frente a $30 por dosis de bevacizumab). Se desconoce la relativa seguridad de las terapias", escribieron en un comunicado de prensa del editor de la revista Lesley Curtis, autora del estudio, y sus colegas de la Facultad de medicina de la Universidad de Duke.

Para este estudio, los investigadores analizaron los registros médicos de 146,942 pacientes de Medicare tratados por DMAE en 2005 y 2006. Los pacientes que recibieron bevacizumab no presentaron mayor riesgo de muerte ni de accidente cerebrovascular, frente a los pacientes que recibieron otros tratamientos. Los pacientes que recibieron ranibizumab tuvieron menos probabilidades de morir o de sufrir un ataque cardiaco que los que recibieron terapia fotodinámica, y menos probabilidades de sufrir un ataque cardiaco de los que recibieron pegaptanib.

"En conclusión, no hallamos evidencia de mayor riesgo de mortalidad, infarto del miocardio, sangrado ni accidente cerebrovascular entre los beneficiarios de Medicare que recibieron ranibizumab o bevacizumab intravítreo para la degeneración macular relacionada con la edad", escribieron Curtis y sus colegas.

El estudio fue apoyado por un acuerdo de investigación entre OSI Eyetech y la Universidad de Duke.

Más información

El Instituto Nacional de los Ojos (National Eye Institute) tiene más información sobre la degeneración macular relacionada con la edad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?