SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La mitad de los jóvenes con VIH no sabe que es portador

Por HealthDay/HolaDoctor -
La mitad de los jóvenes con VIH no sabe que es portador
CRÉDITO: GETTY IMAGES

Casi la mitad de los jóvenes portadores del VIH no lo saben porque no se realizan la prueba para conocer su estatus, aunque las recomendaciones oficiales indican que toda persona de entre 13 y 64 años debería hacerse el test.

Solo uno de cada cinco estudiantes de secundaria sexualmente activos se ha hecho la prueba del VIH, y los adultos jóvenes no están haciendo una labor mucho mejor en relación a averiguar su estatus, informan las autoridades sanitarias de Estados Unidos (en la foto promoción de pruebas de VIH gratis en Nueva York)

A consecuencia de esto, se estima que el 50 por ciento de los estadounidenses jóvenes infectados con el virus que puede causar sida no saben que lo tienen, hallaron los investigadores.

"No hemos tenido el efecto que nos hubiera gustado", dijo la autora del estudio, Michelle Van Handel, científica de la División de Prevención del VIH/SIDA de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). De hecho, apuntó, la tasa de pruebas del VIH es en realidad más baja entre las personas de 18 a 24 años que entre los más grandes.

Gracias a los avances médicos, el VIH se ha convertido en una enfermedad crónica, en lugar de una enfermedad mortal. Pero los portadores deben tomar fármacos durante toda su vida, y se enfrentan a un riesgo más alto de varios problemas de salud al envejecer.

El VIH afecta mucho a los jóvenes, sobre todo a los afroamericanos. Según los CDC, los afroamericanos conformaron alrededor del 57 por ciento (7,000) de todas las nuevas infecciones con VIH en los jóvenes en 2010, las cifras disponibles más recientes. Los jóvenes hispanos conformaron un 20 por ciento (2,390) y los jóvenes blancos un 20 por ciento (2,380).

En general, los adultos jóvenes fueron el 17 por ciento de la población en 2010, pero dieron cuenta de más de una cuarta parte de todos los nuevos diagnósticos de VIH, anotaron los CDC. Los hombres jóvenes gais y bisexuales son los más propensos a infectarse, pero el 27 por ciento de las nuevas infecciones ocurren en mujeres y en hombres heterosexuales.

Para el nuevo estudio, los investigadores examinaron los resultados de dos encuestas de EE. UU., una de estudiantes de secundaria y otras de adultos de 18 a 24 años.

Entre los estudiantes de secundaria, los investigadores encontraron que el 22 por ciento de los que habían tenido relaciones sexuales reportaron haberse hecho la prueba del VIH. La encuesta de ese grupo de edad, que observó a un promedio de 14,500 estudiantes al año entre 2005 y 2013, no encontró ningún cambio en las tasas de pruebas en ese periodo.

Entre los estudiantes de secundaria, los chicos (el 17 por ciento) eran menos propensos a haberse hecho la prueba que las chicas (el 27 por ciento).

Las tasas fueron un poco más altas entre las personas de 18 a 24 años de edad. Para evaluar las pruebas en ese grupo de edad, los autores del estudio observaron encuestas de 2011-2013, con un promedio de 19,600 participantes al año. Los investigadores encontraron que el 27 por ciento de los hombres se habían hecho la prueba, así como el 40 por ciento de las mujeres. Las mujeres negras jóvenes adultos tuvieron una tasa de pruebas particularmente alta, del 60 por ciento, en 2013.

¿Por qué son bajas las tasas de las pruebas? Van Handel dijo que los motivos potenciales incluyen la falta de acceso a la atención sanitaria y que muy pocos profesionales de la salud conocen (y siguen) las directrices sobre las pruebas del VIH. Esas directrices recomiendan hacer la prueba a las personas de 13 a 64 años.

"Las investigaciones realizadas han mostrado que los adolescentes son más propensos a hacerse la prueba si su médico la recomienda", señaló.

Los estudiantes de secundaria también podrían ser renuentes a hacerse la prueba debido al miedo de que sus padres lo averigüen a través de la aseguradora médica, dijo. Otro problema, dijo Handel, es que los análisis sanguíneos no necesariamente son rutinarios para las personas en edad de estar en la escuela secundaria.

Lisa Metsch, presidenta del departamento de ciencias sociomédicas de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York, planteó que se necesitan estrategias creativas para mejorar las tasas de las pruebas entre los adolescentes y los adultos jóvenes. Su grupo de investigación, por ejemplo, ha explorado hacer pruebas del VIH en los consultorios de los dentistas. Las escuelas secundarias y otros lugares donde los adolescentes se congregan son otros lugares potenciales para realizar las pruebas, comentó.

Gregory Phillips II, profesor asistente de investigación del departamento de ciencias médicas sociales de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, en Chicago, se mostró de acuerdo con Metsch.

"Incorporar las actividades de evaluación del VIH en las actividades escolares (por ejemplo, tener una unidad móvil de pruebas del VIH frente a la escuela de forma regular) normalizaría la actividad, y con algo de suerte eliminaría parte del estigma que persiste alrededor del hecho de buscar hacerse la prueba", aseguró Phillips.

Los hallazgos del nuevo estudio aparecen en la edición en línea del 19 de enero de la revista Pediatrics.

Más información

Para más información sobre las pruebas del VIH, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad