SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las tasas de mortalidad por cáncer continúan en descenso en EE.UU.

Las tasas de mortalidad por cáncer continúan en descenso en EE.UU.

Pero hay un preocupante aumento en el cáncer de hígado, señalan unos expertos

MIÉRCOLES, 9 de marzo de 2016 (HealthDay News) -- Las tasas generales de cáncer y de muertes por cáncer siguen en declive en Estados Unidos, según un informe recién publicado.

Pero un aumento en las muertes por cáncer de hígado es preocupante, anotaron los autores del informe. Es probable que un incremento en las infecciones con hepatitis C sea un motivo importante del aumento, señalaron.

"Los datos más recientes muestran que muchos programas de prevención del cáncer funcionan y salvan vidas", aseguró el Dr. Tom Frieden, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., en un comunicado de prensa de las organizaciones que publicaron el informe.

"Pero el creciente problema del cáncer de hígado es preocupante. Debemos trabajar más fomentando las pruebas, el tratamiento y la vacunación contra la hepatitis", añadió Frieden.

El informe Report to the Nation on the Status of Cancer (Informe a la nación sobre el estado del cáncer) es publicado cada año por la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) y la Asociación Norteamericana de Registros Centrales de Cáncer (North American Association of Central Cancer Registries).

Entre 2003 y 2012, la tasa general de muerte por todos los cánceres se redujo en un 1.5 por ciento al año. Hubo reducciones en las muertes de cáncer en ambos sexos y en todos los grupos grandes raciales y étnicos.

En ese periodo, las tasas de casos nuevos de cáncer se redujeron en los hombres y permanecieron estables en las mujeres. La reducción en los nuevos casos de cáncer se debe en gran medida a los avances en la prevención y en la detección temprana, y la reducción en las muertes por cáncer podría también deberse a mejoras en los tratamientos, sugirieron los expertos.

Los programas de control de tabaco han contribuido a unas tasas más bajas de cáncer de pulmón, la principal causa de muerte por cáncer en Estados Unidos, y de otros tipos de cáncer, según el informe.

Aunque las noticias son buenas en general, la incidencia y las tasas de muerte por cáncer de hígado subieron de forma marcada, en comparación con otros tipos de cáncer, reveló el informe.

Entre 2008 y 2012, los casos de cáncer de hígado subieron en un promedio de poco más de un dos por ciento al año, mostraron los hallazgos. Las muertes por cáncer de hígado aumentaron en casi un 3 por ciento en los hombres y en más de un 3 por ciento en las mujeres en el mismo periodo. En todos los grupos raciales y étnicos, más o menos el doble de hombres fueron diagnosticados con cáncer de hígado que mujeres, anotó el informe.

Entre 2008 y 2012, las tasas de cáncer de hígado fueron más altas entre los hombres amerindios y nativos de Alaska y entre los hombres asiáticos y de las Islas del Pacífico.

Además, los hallazgos mostraron que las personas nacidas entre 1945 y 1965 tenían las tasas más altas de muertes asociadas con la hepatitis C y el cáncer de hígado.

"La investigación de las últimas décadas ha llevado al desarrollo de varias vacunas que, administradas a las edades adecuadas, pueden reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de hígado", comentó en el comunicado de prensa el Dr. Douglas Lowy, director en funciones del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

"Determinar qué tipos de cáncer se pueden prevenir de forma efectiva mediante vacunas y otros métodos es una de nuestras principales prioridades en el NCI, una prioridad que creemos que de verdad hará una diferencia en las tendencias de incidencia y mortalidad por el cáncer", añadió Lowy.

Un importante factor contribuyente al cáncer de hígado en Estados Unidos es la infección con hepatitis C, que explica poco más del 20 por ciento de los cánceres de hígado más comunes. Las personas nacidas entre 1945 y 1965 tienen un riesgo seis veces más alto de infección con hepatitis C, y los CDC recomiendan que reciban pruebas de la enfermedad.

El diagnóstico y el tratamiento de la infección con hepatitis C puede reducir el riesgo de cáncer de hígado en gran medida. La infección con hepatitis B también aumenta el riesgo de cáncer de hígado, y es un factor de riesgo común entre las personas asiáticas y de las Islas del Pacífico, sobre todo entre los asiáticos que no nacieron en Estados Unidos. La obesidad, la diabetes tipo 2 y el consumo excesivo de alcohol también se vinculan con un aumento en el riesgo de cáncer de hígado, señaló el informe.

"Tenemos disponibles el conocimiento y las herramientas para ralentizar la epidemia de cáncer de hígado en EE. UU., incluyendo las pruebas de detección y el tratamiento para el virus de la hepatitis C, la vacuna contra la hepatitis B, y una reducción de las tasas de obesidad", comentó el Dr. Otis Brawley, director médico de la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

"Esperamos que este informe ayude a enfocar la atención y los recursos en el cáncer de hígado", añadió.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer ofrece más información sobre el cáncer de hígado.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad