SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las tasas de enfermedad renal se han estabilizado en EE. UU., según un estudio

Por Maureen Salamon, Reportera de HealthDay -
Las tasas de enfermedad renal se han estabilizado en EE. UU., según un estudio

Unos expertos lo atribuyen a un mejor tratamiento para las dos causas principales: la hipertensión y la diabetes

SÁBADO, 7 de noviembre de 2015 (HealthDay News) -- La tasa de enfermedad renal crónica en los estadounidenses se ha nivelado en la última década tras aumentar durante muchos años, encontró un estudio reciente.

Los investigadores compararon datos nacionales de 2003-2004 y de 2011-2012. El estudio mostró que la cantidad de personas con enfermedad renal crónica se había estabilizado o incluso reducido en ese periodo. Esa estabilización se hace eco de la encontrada en los casos de insuficiencia renal permanente, también conocida como enfermedad renal en etapa terminal, hallados en EE. UU.

"La hipertensión y la diabetes son dos motivos importantes por los que se contrae una enfermedad renal, y creo que los tratamientos de ambas cosas de verdad están mejorando", comentó el autor del estudio, el Dr. Chi-yuan Hsu, profesor y jefe de la división de nefrología de la Universidad de California, en San Francisco.

"La enfermedad renal tarda décadas en desarrollarse, y hace varias décadas empezamos a desarrollar mejores formas de detener o ralentizar la enfermedad renal", añadió Hsu. "El control es mucho mejor que antes".

El estudio fue presentado el sábado en la reunión anual de la Sociedad Americana de Nefrología (American Society of Nephrology), en San Diego. Las investigaciones presentadas en conferencias científicas normalmente no han sido revisadas por profesionales ni publicadas, y los resultados se consideran preliminares.

La enfermedad renal crónica, que provoca una reducción de la función de los riñones con el tiempo, sigue siendo un importante problema de salud pública. Afecta a más de 20 millones de estadounidenses, y es la novena causa de muerte en Estados Unidos, según el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU.

Debido a esa amenaza, la Iniciativa Gente Sana 2020 del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. tiene el objetivo de una reducción del 10 por ciento en los casos de enfermedad renal crónica en Estados Unidos en los próximos cinco años.

Muchos pacientes de enfermedad renal crónica al final contraen enfermedad renal en etapa terminal, que requiere de tratamiento con diálisis o un trasplante de riñón. El estudio de Hsu concuerda con investigaciones anteriores que indican que los nuevos diagnósticos de la enfermedad renal en etapa terminal también se han nivelado.

Dijo que un mejor control del azúcar en sangre en los diabéticos y los fármacos que permiten a los pacientes gestionar mejor su hipertensión han contribuido a los avances.

"Cada pocos años, hay una nueva clase de medicamentos disponibles para la diabetes", señaló Hsu. "El área del tratamiento de la presión arterial [también] ha avanzado mucho".

El Dr. Uptal Patel, profesor asociado de nefrología y nefrología pediátrica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, se mostró de acuerdo con Hsu sobre los motivos de que las tasas de enfermedad renal se hayan estabilizado.

"En realidad son datos muy emocionantes y promisorios desde la perspectiva de la salud pública", dijo Patel. "Y este resultado [también] sugiere potencialmente que una efectividad más generalizada en las estrategias de salud pública" ha aumentado la concienciación sobre la enfermedad renal.

Además de la diabetes y la hipertensión, varias afecciones de salud pueden poner a la gente en riesgo de enfermedad renal, anotó Patel. Incluyen a enfermedades autoinmunes como el lupus o el escleroderma, la enfermedad cardiaca avanzada o los antecedentes de cáncer. También se deben tomar en cuenta los antecedentes familiares de enfermedad renal.

Los síntomas de la enfermedad renal crónica incluyen náuseas y vómitos, una menor producción de orina e inflamación en los tobillos y los pies. Pero muchos síntomas no son específicos, lo que significa que los podrían provocar varios problemas de salud.

El sobrepeso también puede aumentar el riesgo, porque incrementa las probabilidades de hipertensión y diabetes, dijeron Hsu y Patel.

"Debemos combatir a la obesidad, porque es el origen de muchos problemas", apuntó Hsu. "Pero es alentador... que la obesidad no siga aumentando [a nivel nacional] al mismo ritmo de antes".

Más información

Para más información sobre la enfermedad renal crónica, visite la National Kidney Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?