SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las tasas de conmociones se han duplicado entre los niños y adolescentes estadounidenses

Por Amy Norton, Reportera de HealthDay -
Las tasas de conmociones se han duplicado entre los niños y adolescentes estadounidenses

Un informe no puede determinar si la tendencia indica que se producen más lesiones o más diagnósticos

DOMINGO, 10 de julio de 2016 (HealthDay News) -- Las tasas de conmoción cerebral están aumentando rápidamente entre los niños y adolescentes estadounidenses, informan los investigadores.

El estudio, que observó las reclamaciones al seguro médico de al menos 9 millones de estadounidenses, halló que los diagnósticos de conmoción cerebral aumentaron más del doble entre 2007 y 2014.

La gran pregunta es si el aumento refleja un verdadero incremento en la cantidad de lesiones o en la cantidad de diagnósticos, o en ambos.

El aumento más significativo se observó entre los niños de 10 a 14 años, cuya tasa de lesiones aumentó en más del triple, según el estudio. Fueron seguidos de cerca por los adolescentes de entre 15 y 19 años.

Se desconocen las causas de las conmociones, según el investigador principal, el Dr. Alan Zhang, de la Universidad de California, en San Francisco.

Pero, dijo, las lesiones en la cabeza producidas al practicar deportes u otras actividades físicas (como montar en bicicleta o hacer skateboard) probablemente sean las causas principales.

Estudios anteriores han apuntado a unos aumentos parecidos en las conmociones entre los niños y adolescentes. Pero, según Zhang, se han centrado en grupos específicos, como, por ejemplo, en los deportistas de secundaria.

"Nuestro estudio observó a una amplia sección transversal de la población", indicó.

En los últimos años, dijo Zhang, el problema de las conmociones relacionadas con los deportes cada vez ha recibido más atención. Así que los padres, los entrenadores y los deportistas jóvenes están recibiendo una mayor educación sobre cómo reconocer y reaccionar ante una posible conmoción.

Kenneth Podell, neuropsicólogo y director del Centro Metodista de Conmociones en Houston, indicó que los estados de EE. UU. disponen ahora de leyes diseñadas para asegurarse de que se hacen pruebas a los niños para buscar posibles síntomas de conmoción.

Desde 2009, los 50 estados y Washington D.C. han aprobado leyes cuyo objetivo son las conmociones producidas en secundaria y sufridas por deportistas jóvenes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Las regulaciones, a menudo llamadas leyes de "regreso al juego", normalmente requieren que un niño o adolescente deje de jugar de inmediato si se sospecha que sufre una conmoción. Normalmente también se requiere que un médico dé el visto bueno antes de que un deportista con una conmoción pueda regresar a jugar, según los CDC.

En 2007, el primer año que se analizó en el estudio, esas leyes no existían.

Para Podell, que no participó en la investigación, el aumento de los diagnósticos de conmoción es una buena señal.

"Lo veo como una tendencia positiva", dijo. "Finalmente estamos tomando en serio esta afección, como debe ser".

Una vez dicho eso, Podell añadió que los hallazgos también podrían reflejar un aumento en la cantidad de niños y adolescentes que se lesionan. "¿Esto es así porque hay más niños que son activos?", preguntó. "No tenemos los datos para saberlo".

Según los CDC, más de 248,000 niños y adolescentes estadounidenses acaban en la sala de emergencias cada año debido a una conmoción producida practicando algún deporte o actividades recreativas. Pero esa cifra solamente refleja la cantidad de niños o adolescentes que llegan a emergencias.

Un estudio reciente estimó que la cantidad real de lesiones es de casi 2 millones al año, pero los investigadores dijeron que incluso esa cifra probablemente sea demasiado baja.

Para el nuevo estudio, el equipo de Zhang usó los registros de más de 8.8 millones de personas inscritas en un gran plan de seguro médico. Los investigadores hallaron que se diagnosticó una conmoción cerebral a casi 44,000 entre 2007 y 2014.

En general, un tercio de estos diagnósticos se realizaron entre los que tenían de 10 a 19 años. Los adolescentes de mayor edad sufrieron conmociones con una tasa de 16.5 de cada 1,000 pacientes; para los de 10 a 14 años, esa cifra fue de 10.5 por cada 1,000.

Los niños y adolescentes de estos grupos de edad también mostraron el mayor aumento en los diagnósticos de conmoción a lo largo del tiempo. Aunque la tasa aumentó un 160 por ciento en todos los grupos de edad, se disparó en un 243 por ciento entre los que tenían 10 y 14 años, y en un 187 por ciento entre los adolescentes de mayor edad.

Aun así, Zhang y Podell advirtieron a los padres que no se alarmaran demasiado. Esto es así en parte porque la mayoría de los niños y adolescentes se recuperan de una conmoción sin ningún problema, y en parte porque la actividad física es algo saludable.

"Los deportes y el ejercicio son definitivamente beneficiosos para los niños. Queremos que sean activos", dijo Zhang.

Pero, añadió, los padres deberían tomar precauciones, como por ejemplo asegurarse de que sus hijos llevan casco cuando monten en bicicleta, patinen o hagan skateboard.

Los deportes organizados juegan su papel también, dijo Zhang. Eso significa asegurarse de que los niños disponen del equipamiento protector correcto y de reforzar las reglas que reducen las probabilidades de sufrir un golpe peligroso en la cabeza.

La concienciación sobre los síntomas de la conmoción también es fundamental, dijo Podell.

Al contrario de lo que se cree habitualmente, la mayoría de las conmociones no dejan inconscientes a las personas, indicó Podell. Los síntomas como los dolores de cabeza, mareos, náuseas, un zumbido en los oídos, fatiga y un estado de confusión son mucho más comunes.

Ciertos problemas, dijo Podell, deben hacer que se realice una visita a emergencias, como un habla poco clara, entumecimiento, problemas de equilibrio, un dolor de cabeza severo o vomitar más de una vez. Para los síntomas más leves, como el mareo o el estómago indispuesto, se debe llamar al médico, dijo.

Zhang presentó los hallazgos en la reunión anual de la Sociedad Ortopédica Americana para la Medicina del Deporte (American Orthopaedic Society for Sports Medicine) en Colorado Springs, Colorado. Las investigaciones presentadas en reuniones se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Los CDC tienen recursos para los padres sobre las conmociones de los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad