SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las tasas de conmoción de los niños podrían ser más altas de lo que se pensaba

Las tasas de conmoción de los niños podrían ser más altas de lo que se pensaba

Un estudio encuentra que la mayoría de casos se atendían primero en los consultorios médicos, no en las emergencias de los hospitales

MARTES, 31 de mayo de 2016 (HealthDay News) -- Como la mayoría de niños pequeños que sufren conmociones cerebrales no son atendidos primero en las salas de emergencias de los hospitales, los conteos oficiales de esas lesiones podrían estar muy por debajo de los reales, encuentra un estudio reciente.

"Cuatro de cada cinco de este diverso grupo de niños fueron diagnosticados en un consultorio de atención primaria, no en el departamento de emergencias", señaló la autora del estudio, Kristy Arbogast.

Además, "un tercio tenían menos de 12 años, y por tanto representan una parte importante de la población de conmociones que pasan desapercibidos por los sistemas de vigilancia existentes que se enfocan en los deportistas de secundaria", apuntó.

Arbogast es codirectora científica del Centro de Investigación y Prevención de Lesiones del Hospital Pediátrico de Filadelfia.

Su equipo examinó los datos de casi 8,100 niños menores de 18 años. Todos recibieron exámenes por conmociones en la red del hospital en la parte sureste de Pensilvania y en el sur de Nueva Jersey entre 2010 y 2014.

Casi el 82 por ciento de los niños fueron atendidos por primera vez por una conmoción en el consultorio de un médico de atención primaria, no en emergencias, encontró el estudio. De hecho, apenas alrededor del 12 por ciento tuvieron su primera visita médica vinculada con una conmoción en el departamento de emergencias.

En todo esto, la edad fue un factor significativo. Según el estudio, más de tres cuartas partes de los niños de 5 a 17 años fueron atendidos por primera vez en la atención primaria. Entre los que tenían hasta 4 años, apenas el 52 por ciento fueron atendidos primero en el departamento de emergencias, encontró el estudio.

Los niños con cobertura de Medicaid eran más propensos a hacer su primera visita a un departamento de emergencias, en comparación con los que tenían otro tipo de cobertura, mostró la investigación.

Según sus hallazgos, los autores del estudio creen que "los esfuerzos por medir la incidencia de las conmociones no se pueden basar solo en las visitas al departamento de emergencias, y se debe entrenar a los médicos de atención primaria en el diagnóstico y la gestión de las conmociones".

Como anotaron los autores en un comunicado de prensa del hospital, llevar a los niños que se sospecha que han sufrido una conmoción al consultorio de un médico no es necesariamente una mala idea. El equipo de Arbogast dijo que los niños con frecuencia son atendidos antes en un consultorio médico que en un hacinado departamento de emergencias. Eso puede conllevar un tratamiento más rápido, y la mayoría de conmociones se resuelven en dos o tres semanas, dijeron los investigadores.

Los niños cuyos síntomas de conmoción no se alivian en ese periodo deben ser remitidos a una atención especializada, señalaron los investigadores.

Una experta de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. piensa que se debe hacer más por rastrear las conmociones pediátricas tratadas fuera de emergencias.

"Necesitamos una vigilancia que capte mejor las conmociones que ocurren en los niños y los adolescentes", planteó en el comunicado de prensa del hospital la Dra. Debra Houry, directora del Centro Nacional de Prevención y Control de las Lesiones de los CDC. "Unos mejores estimados de la cantidad, las causas y los resultados de las conmociones nos permitirán prevenirlas y tratarlas con una mayor efectividad, lo que es un área prioritaria para el Centro de Lesiones de los CDC".

Otros dos expertos se mostraron de acuerdo en que los médicos de familia tienen un rol en la atención de las conmociones.

"Este estudio demuestra la importancia de incorporar al médico primario en el equipo de tratamiento cuando los niños se enfrentan a una conmoción", dijo la Dra. Rupi Johal, médica de atención primaria en medicina deportiva del Hospital de la Universidad de Winthrop en Mineola, Nueva York.

El Dr. Mitchell Price es director de traumatismos pediátricos del Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York. Dijo que los niños muy pequeños con una sospecha de conmoción con frecuencia llegan primero a emergencias "debido a la gran preocupación de los padres".

"Pero también vemos a muchos niños mayores [de 4 a 17 años] en nuestro sistema con lesiones en la cabeza relacionadas con los deportes, la escuela y los parques", comentó.

Pero, añadió Price, "estoy completamente de acuerdo en que la educación sobre el diagnóstico de las conmociones es importante en la comunidad de proveedores pediátricos, considerando los hallazgos de este estudio".

El estudio aparece en la edición en línea del 31 de mayo de la revista JAMA Pediatrics.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) tiene más información sobre las conmociones.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad