SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las tasas bajas de vacunación probablemente sean responsables del brote de sarampión en Disney

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Las tasas bajas de vacunación probablemente sean responsables del brote de sarampión en Disney

La enfermedad podría continuar propagándose, a menos que más personas se vacunen para protegerse de la infección, advierten los expertos

Los grupos de niños sin vacunar parecen haber impulsado el brote reciente de sarampión que tuvo su origen en los parques temáticos de Disney, en California, informan unos investigadores.

"El brote de Disneyland muy posiblemente es una consecuencia directa del creciente movimiento contra las vacunas en Estados Unidos, dijo la autora del estudio, Maimuna Majumder, investigadora del Hospital Pediátrico de Boston.

Aunque la persona que inició el brote no se ha identificado, los investigadores analizaron los datos sobre el brote y hallaron que la rápida propagación de la enfermedad indica que la mayoría de los infectados no estaban vacunados, o no estaban vacunados del todo.

Hasta el 6 de marzo, 142 de los 173 casos de sarampión en Estados Unidos se habían vinculado con el brote de Disney que comenzó el pasado diciembre, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Aunque el promedio nacional de vacunación contra el sarampión, las paperas y la rubeola (SPR) en EE. UU. es bastante alto (de alrededor del 92 por ciento), las agrupaciones de niños sin vacunar son criaderos para los brotes, explicó Majumder.

Los investigadores encontraron que la vacunación "subestándar" probablemente tenga la culpa del brote de sarampión de Disney. "La vacunación subestándar significa que menos de entre el 96 y el 99 por ciento de la población expuesta al sarampión durante el brote estaban vacunados", explicó.

Dado que el sarampión es tan contagioso, ese nivel alto de cobertura de la vacuna es necesario para prevenir los brotes, anotó Majumder. "En nuestro estudio, encontramos que las tasas de la vacuna SPR en la población expuesta [en el brote] podría ser de incluso apenas un 50 por ciento, y probablemente no más alta de un 86 por ciento", añadió.

"Si el movimiento contra las vacunas sigue creciendo en EE. UU., la probabilidades de brotes aumentarán, al igual que su escala y su alcance", advirtió Majumder.

El informe aparece como carta de investigación en la edición en línea del 16 de marzo de la revista JAMA Pediatrics.

El Dr. Paul Offit, jefe de la división de enfermedades infecciosas del Hospital Pediátrico de Filadelfia, dijo que "a medida que la inmunidad grupal se erosiona, las enfermedades más contagiosas son las primeras que vuelven".

La inmunidad grupal ocurre cuando la mayor parte de la población ha sido vacunada contra una enfermedad infecciosa, proveyendo así algo de protección a las personas que no están vacunadas.

Offit dijo que la vacuna contra el sarampión es "tan efectiva que se puede eliminar la enfermedad, como hicimos en 2000. Pero es una enfermedad altamente contagiosa, así que si hay cualquier tipo de erosión en la inmunidad grupal, la enfermedad vuelve".

Aunque el sarampión no es particularmente letal para los niños sanos, puede provocar complicaciones graves entre los que tienen sistemas inmunitarios debilitados, señaló Majumder.

"Desafortunadamente, esos niños con frecuencia no son elegibles para la vacuna, y por tanto deben confiar en la inmunidad de sus vecinos, amigos e iguales para mantenerse seguros. Así que si puede vacunarse, vacúnese... la inmunidad grupal depende de ello", enfatizó.

Offit cree que el brote de Disney podría ser un punto de inflexión en la opinión pública sobre el tema.

"Nunca he visto tanta ira contra los padres que eligen no vacunar", comentó. "Algo del brote de Disney de verdad enojó a las personas".

Según una encuesta reciente de HealthDay/Harris Poll, el 87 por ciento de más de 2,000 adultos encuestados dijeron que pensaban que las vacunas administradas rutinariamente a los niños son seguras. Esto representa un aumento frente al 77 por ciento en una encuesta similar del pasado julio.

Otros hallazgos de la encuesta:

  • El 82 por ciento de los encuestados afirman que las vacunas deberían ser obligatorias para todos los niños, frente al 77 por ciento en la encuesta de julio.
  • El 79 por ciento dicen que hay un nivel al menos moderado de riesgo de que un niño sin vacunar pueda contraer una enfermedad contra la que las vacunas estén diseñadas para proteger. Eso es un aumento de 5 puntos de porcentaje desde la encuesta de julio.
  • El 69 por ciento afirman que un niño que contraiga una enfermedad prevenible con una vacuna, como el sarampión, representaría un peligro al menos moderado para los demás niños, frente al 64 por ciento en julio.

El Dr. Vincenzo Maniaci, médico asistente de emergencias en el Hospital Pediátrico de Miami, dijo que a pesar del interés renovado en las vacunas, la vacunación insuficiente sigue siendo un importante problema de salud pública.

"Las tasas de vacunación en algunas áreas del país han bajado tanto que es preocupante", planteó. "Habrá más brotes importantes. Es solo cuestión de tiempo".

Más información

Para más información sobre el sarampión, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?