SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las reglas sobre los trasplantes pediátricos de riñón podrían haber reducido la 'brecha racial'

Las reglas sobre los trasplantes pediátricos de riñón podrían haber reducido la 'brecha racial'

Antes de 'Share 35', los pacientes negros e hispanos tenían menos probabilidades de recibir un órgano que los blancos, apuntan investigadores

JUEVES, 26 de abril (HealthDay News) -- Las disparidades raciales en los trasplantes de riñón para los niños de EE. UU. se han reducido desde la introducción en 2005 de una nueva política de la Red Unida para la Compartición de Órganos (United Network for Organ Sharing, UNOS), señalan investigadores.

La política, llamada Share 35 (algo así como "compartir 35"), ofrece preferencialmente los riñones de donantes fallecidos menores de 35 años a los niños que necesitan un trasplante de riñón. Aunque el riñón de un donante en vida es preferible, el riñón de un donante fallecido puede salvar la vida de un niño.

En el pasado, los niños negros e hispanos con insuficiencia renal tenían menos probabilidades de recibir un trasplante de riñón que los niños blancos, anotaron los autores del estudio.

En el nuevo estudio, la Dra. Sandra Amaral del Hospital Pediátrico de Filadelfia y colegas observaron a casi 2,300 niños que sufrían de insuficiencia renal y que recibieron un trasplante antes de Share 35, y a más de 2,400 niños que recibieron un trasplante tras la introducción de la nueva política.

En general, los niños con insuficiencia renal tenían 46 por ciento más probabilidades de recibir un riñón de un donante fallecido tras la implementación de Share 35, con aumentos de 81 por ciento para los hispanos, 45 por ciento para los negros, y 37 por ciento para los blancos.

Tras la entrada en vigencia de Share 35, los trasplantes de donantes fallecidos ocurrían en promedio 201 días antes para los pacientes hispanos, 90 días antes para los pacientes negros, y 63 días antes para los pacientes blancos.

Con Share 35, los niños de todas las razas tuvieron un cambio de donantes de riñón en vida a fallecidos. La reducción en los riñones de donantes vivos fue de 48 por ciento en los hispanos, 46 por ciento en los negros y 25 por ciento en los blancos.

Los hallazgos muestran que Share 35 ha reducido las disparidades raciales en términos de qué tan probable es que los niños reciban un trasplante de riñón de donante fallecido, y con qué rapidez, anotaron Amaral y colegas.

El estudio aparece en la edición en línea del 26 de abril de la revista Journal of the American Society of Nephrology.

"Unas menores disparidades raciales en el acceso al trasplante de riñón de donantes fallecidos en los niños con enfermedad renal en etapa terminal es un paso muy positivo hacia el logro de la igualdad en el acceso general al trasplante para todos los niños. Sin embargo, unos declives más marcados en los donantes en vida para todos los pacientes pediátricos, sobre todo para los negros o hispanos, podrían ser preocupantes", apuntó Amaral en un comunicado de prensa de la revista.

"Un menor acceso a donantes en vida para los niños con enfermedad renal en etapa final podría significar que estos pacientes tengan menos acceso a los riñones de mejor calidad y un menor potencial para la mejor supervivencia del implante", explicó.

Actualmente, más de 800 niños y adolescentes esperan por un trasplante de riñón en EE. UU.

Más información

La Fundación Nacional del Riñón (National Kidney Foundation) ofrece más información sobre los trasplantes de riñón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?