SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las puntuaciones de las pruebas estandarizadas empeoran con cada hora que pasa en la escuela

Por Randy Dotinga, Reportero de HealthDay -
Las puntuaciones de las pruebas estandarizadas empeoran con cada hora que pasa en la escuela

Pero un estudio sugiere que unos descansos breves proporcionan una mejora a nivel mental

LUNES, 15 de febrero de 2016 (HealthDay News) -- Aunque el debate sobre el valor de las pruebas estandarizadas continúa, una nueva investigación sugiere que los educadores deberían también tener en cuenta el momento en que se hacen estas pruebas.

El estudio encontró que los estudiantes de hasta 15 años sufrían de fatiga mental a medida que progresaba el día en la escuela, y que sus puntuaciones escolares empeoraban al final del día. El efecto pareció ser mayor en los que obtuvieron los peores resultados, lo que indica que los estudiantes con dificultades podrían ser los más afectados por tomar pruebas a finales del día.

Pero también hay buenas noticias: los estudiantes parecieron experimentar una mejora a nivel cerebral cuando hicieron los exámenes después de un breve descanso.

Los investigadores dijeron que los hallazgos respaldan la idea de dar a los niños algo de tiempo libre durante la jornada escolar.

"Si los legisladores desean prolongar las jornadas, entonces deberían pensar en hacer descansos con mayor frecuencia", dijo la coautora del estudio, Francesca Gino, profesora de administración de empresas en la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, en Boston.

Los investigadores también recomendaron que las pruebas estandarizadas se realizaran a la misma hora del día, para evitar que los resultados se vieran afectados al hacer que algunos niños los hagan cuando el rendimiento de su cerebro no es óptimo.

El nuevo estudio no es habitual por su gran tamaño y porque explora el papel que juegan los descansos durante el día, dijo Gino.

Pero el estudio se diseñó solamente para encontrar una asociación entre el momento en que se realiza un examen y el rendimiento. No demostró que hubiera causalidad.

El estudio aparece en la edición del 15 de febrero de Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los investigadores revisaron los resultados de unos 2 millones de pruebas estandarizadas realizadas por niños de 8 a 15 años. Los niños asistían a escuelas públicas en Dinamarca en 2009-2010 y en 2012-2013.

Los hallazgos revelaron que el rendimiento en dichas pruebas se redujo a medida que la jornada avanzaba. Las puntuaciones eran peores por cada hora que pasaba. Pero mejoraban después de hacer descansos de entre 20 a 30 minutos, mostró la investigación.

Gino describió el efecto como "pequeño, pero significativo".

"Encontramos que realizar un examen una hora después afecta al niño promedio del mismo modo que tener 10 días menos de escuela", comentó.

Gino culpa a la "fatiga cognitiva": esencialmente el cansancio que afecta a la capacidad de pensar. "Pero un descanso puede contrarrestar este efecto negativo. Por ejemplo, durante un descanso, los niños pueden comer algo, se pueden relajar, jugar con sus compañeros o simplemente tomar algo de aire fresco. Estas actividades les recargan las pilas".

Aunque hay un debate en Estados Unidos sobre si los adolescentes están exhaustos en la escuela porque empieza demasiado temprano, Gino señaló que los investigadores no creen que el sueño (o la falta del mismo) tenga nada que ver con los hallazgos. Y el estudio no debería animar a las escuelas (ni a los programas de exámenes como el SAT o ACT) a hacer los exámenes siempre en un momento temprano del día. En lugar de eso, dijo, deberían administrarse a la misma hora.

Christoph Randler, profesor de biología en la Universidad de Tubinga, en Alemania, elogió el estudio. Aunque los efectos en las puntuaciones de los exámenes podrían ser pequeños, dijo, podrían ser significativos si afectan a la capacidad de un estudiante de entrar en la universidad.

Pamela Thacher, profesora adjunta de psicología en la Universidad de St. Lawrence, en Canton, Nueva York, también respaldó el estudio. Se mostró de acuerdo con Randler en que unas diferencias pequeñas en las puntuaciones podrían ser importantes para el futuro de un estudiante.

En cuanto al valor de los descansos, dijo que los hallazgos tienen sentido. "El descanso hace que se recupere la capacidad para rendir", dijo. "Estos resultados son consistentes con prácticamente todos los estudios que tenemos que han hablado sobre los requisitos del cerebro para un rendimiento óptimo".

Más información

Dispone de consejos para preparar a sus hijos para los exámenes en PBS.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?