Editar mi perfil

Fumadores empedernidos viven 10 años menos

Por Maureen Salamon, Reportero de Healthday -
Crédito: HD

Un estudio de gran tamaño sobre los fumadores en EE. UU. halló que dejar de fumar a los 35 años de edad es lo que más reduce los efectos, pero nunca es demasiado tarde

MIÉRCOLES, 23 de enero (HealthDay News) -- Sumándose a las miles de evidencias de que fumar es malo, un nuevo estudio de gran tamaño indica que las personas que fuman durante toda la vida recortan en 10 años su esperanza de vida, una década que pueden recuperar si dejan de fumar antes de los 35 años de edad.

Al trabajar con los datos de más de 200,000 estadounidenses, los investigadores también hallaron que la tasa de mortalidad de las personas que fuman en la actualidad es tres veces mayor que la de los que nunca han fumado, y la mayoría de esas muertes adicionales se produjeron a causa de enfermedades relacionadas con el hábito de fumar, como el cáncer, una enfermedad cardiaca, un accidente cerebrovascular y enfermedades respiratorias.

Los expertos consideraron el estudio como un punto de referencia, y llamaron la atención sobre el hecho de que se habían llevado a cabo en Estados Unidos estudios similares hace décadas o en grupos que no eran representativos de la población en general. Ya que el consumo de tabaco en las mujeres no llegó a su punto más alto hasta los años 80, la investigación parece ser la primera que examina el verdadero impacto del tabaco en ambos sexos.

"Esto de verdad es sorprendente: se trata de una combinación de buenas noticias para los que no fuman, pero con una tasa de mortalidad mucho más alta para los fumadores", comentó el autor del estudio, el Dr. Prabhat Jha, director fundador del Centro de Investigación Global de la Salud del Hospital de St. Michael en Toronto. "Vimos que la tasa de mortalidad se triplicaba, y los hombres y mujeres ahora son muy parecidos. Las mujeres fuman como los hombres y, al igual que ellos, mueren".

El estudio aparece en la edición del 24 de enero de la revista New England Journal of Medicine.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., se producen casi 200,000 muertes al año debido al consumo de tabaco en Estados Unidos, más que por infección por VIH, consumo de drogas o alcohol, accidentes de tráfico, suicidios y asesinatos juntos.

Científicos estadounidenses, canadienses y británicos examinaron los datos relativos al consumo de tabaco de casi 217,000 personas adultas de la Encuesta nacional de entrevista de salud de EE. UU. entre 1997 y 2004 para determinar los peligros del consumo de tabaco y los beneficios de dejar de fumar.

Los no fumadores tenían el doble de probabilidades de vivir hasta los 80 años de edad en comparación con los fumadores, lo que indica que el hábito de fumar no está matando a la gente solo cuando son mayores, sino también en la mediana edad, afirmó el estudio. Otro hallazgo sorprendente fue que los adultos fumadores que dejaban de fumar cuando tenían una edad comprendida entre los 25 y 34, entre los 35 y 44 o entre los 45 y 54 años, ganaban alrededor de diez, nueve y seis años de vida respectivamente, en comparación con los que seguían fumando.

Incluso dejarlo después de los 55 años debería resultar en algunos años adicionales, aseguró Jha.

"Nunca es tarde para dejar de fumar", afirmó. "Incluso si deja de fumar a los 60 años, vive cuatro años más. Es una proposición justa, y cuatro años buenos de vida probablemente valgan la pena".

El Dr. Norman Edelman, director médico de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association), alabó el estudio por demostrar rápidamente los peligros de fumar y los beneficios de dejarlo.

"Usaron una base de datos muy amplia, así que las probabilidades de que sea preciso son muy altas. . . y lo presentan de una manera muy fácil de entender", comentó Edelman. "Los números son muy, pero que muy convincentes, e indican que la prevención del tabaquismo y dejar de fumar siguen siendo el reto más importante de la salud pública en Estados Unidos".

Los esfuerzos por prohibir que se fume en los lugares públicos y aumentar los impuestos sobre los cigarrillos han ayudado a bajar el consumo de tabaco, comentó Edelman, pero todavía se necesita más investigación que ayude a comprender científicamente la adicción que provoca la nicotina y a mantener a los adolescentes lejos del tabaco.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre el riesgo que supone fumar para la salud.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo