Editar mi perfil

Si toses... ¡el virus de la gripe vuela hasta seis pies!

Por HealthDay -
Crédito: HD

Los investigadores instan a más estudios y a nuevos procedimientos de control de las infecciones para proteger la salud de los trabajadores de la salud

JUEVES, 31 de enero (HealthDay News) -- Las personas que sufren de la gripe pueden emitir pequeñas partículas del virus al aire a unas distancias mayores de lo que se pensaba, lo que pone a los trabajadores de la atención de salud que tratan a esos pacientes en un mayor riesgo de contraer el virus, informan unos investigadores.

Los investigadores, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Wake Forest, en Carolina del Norte, sugieren que se necesitan más estudios sobre cómo se propaga la gripe. Quizás también haya que actualizar las directrices de control de la infección para los proveedores de atención de salud, para ayudar a estos trabajadores a proteger su salud.

El estudio aparece en la edición actual de la revista Journal of Infectious Diseases.

"Nuestro estudio ofrece nuevas pruebas sobre la emisión natural de la influenza, y podría proveer una mejor comprensión sobre la mejor forma de proteger a los proveedores de atención de salud durante las actividades rutinarias de la atención", escribieron en el informe los investigadores, liderados por el Dr. Werner Bischoff.

Para el estudio, el equipo de Bischoff evaluó a 94 pacientes con síntomas de gripe que fueron admitidos al departamento de emergencias o a la unidad de atención de pacientes internos del Centro Médico Bautista de la Universidad de Wake Forest durante la temporada de gripe de 2010-2011. Los proveedores de atención de salud de ese hospital están obligados a vacunarse contra la gripe, apuntaron los investigadores en un comunicado de prensa de la Wake Forest.

Los investigadores también recolectaron muestras de aire a una distancia de 0.30 metros (1 pie), 0.90 metros (tres pies) y 1.80 metros (6 pies) de los pacientes evaluados. Mientras se tomaban las muestras de aire, se realizaron procedimientos que no generaban aerosol, como una broncoscopia, una intubación o la RCP. Los investigadores también registraron el número de veces que los pacientes tosieron o estornudaron, y calificaron la gravedad de esos síntomas. Los pacientes también respondieron a preguntas sobre su afección y cuánto tiempo hacía que estaban enfermos.

Los autores del estudio hallaron que el 65 por ciento de los pacientes tuvieron una prueba positiva de la gripe. De esas personas, el 43 por ciento liberaron partículas en el aire que contenían el virus. Los que emitieron los niveles más altos del virus de la gripe al aire reportaron tener los peores síntomas parecidos a la gripe. Esos pacientes también tenían las cargas virales más altas en las muestras recolectadas.

La mayoría de los virus de la gripe hallados en las muestras de aire eran contenidos en pequeñas partículas a una distancia de hasta 1.8 metros (6 pies) de los pacientes infectados. Aunque las concentraciones del virus se reducían con la distancia, los investigadores notaron que a esa distancia los proveedores de atención de salud podrían seguir expuestos a dosis infecciosas de la gripe.

Bischoff y colegas también dijeron que algunos de los pacientes eran lo que llamaron "súper emisores", ya que liberaban hasta 32 veces más virus que los otros pacientes. Concluyeron que esas personas probablemente sean más propensas a transmitir la gripe a los demás.

La Dra. Caroline Breese Hall, de la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Rochester en Rochester, Nueva York, apuntó en un editorial acompañante que los hallazgos "cuestionan la creencia tradicional de que la influenza se propaga sobre todo mediante el contacto cercano con una persona infectada o por contacto directo con las secreciones infecciosas".

Y el Dr. William Schaffner, presidente del departamento de medicina preventiva de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, también hizo un comentario sobre el estudio. "La vacuna contra la influenza, aunque no es perfecta, es la mejor herramienta que tenemos para proteger a los trabajadores de la salud, y a sus pacientes, de la influenza", señaló en el comunicado de prensa. Schaffner no participó en el estudio.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. tiene más información sobre la gripe.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo