SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las papas y los tomates conforman la mayor parte de la ingesta de verduras de los estadounidenses

Las papas y los tomates conforman la mayor parte de la ingesta de verduras de los estadounidenses

La falta de variedad podría significar que millones consumen muy pocos nutrientes, advierte un informe del USDA

JUEVES, 24 de septiembre de 2015 (HealthDay News) -- Cuando mamá aconsejaba "cómete las verduras", probablemente no quería que solo comiéramos las dos mismas verduras (papas y tomates) casi siempre.

Pero según un informe reciente del gobierno, eso es exactamente lo que muchos estadounidenses hacen.

El informe, del Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA), encuentra que actualmente las papas conforman el 30 por ciento de las verduras cultivadas y procesadas para los estadounidenses cada año, mientras que los tomates conforman el 22 por ciento.

Si se incluye la lechuga (un 7 por ciento), esas tres verduras conforman el 59 por ciento de los vegetales cultivados y distribuidos a los estadounidenses, según datos de 2013 del USDA.

Esto podría significar problemas en términos de la nutrición, apuntó la agencia, porque muchas personas quizá no estén obteniendo todos los nutrientes ofrecidos por una amplia variedad de verduras.

Una experta en nutrición se mostró de acuerdo.

"La variedad es muy importante para una dieta saludable en general", afirmó Dana Angelo White, una nutricionista registrada. "Si bien concentrarse en una pequeña cantidad de frutas y verduras es mejor que nada, esto hace que satisfacer las necesidades de nutrientes esenciales siga siendo difícil".

Una dieta muy enfocada en las papas, en particular, puede resultar nociva, dijo White, profesora clínica asistente de entrenamiento deportivo de la Universidad de Quinnipiac en Hamden, Connecticut.

"Si la mayor parte del consumo de papas proviene de fuentes procesadas, como las papas fritas y las papitas, quizá esté haciendo más mal que bien", advirtió.

Los nuevos datos, del Servicio de Investigación Económica del USDA, parecen corroborar ese hecho.

Las papas blancas conformaron alrededor de 115 libras (52 kilos) de las 384 libras (174 kilos) de verduras y legumbres disponibles por persona para el estadounidense promedio en 2013, encontró la agencia. Pero dos terceras partes de esas papas se usaron para hacer papas fritas, papitas y otros productos de papas procesados o congelados, señaló la agencia.

Se observaron las mismas tendencias con los tomates. Los tomates conformaron el 22 por ciento de las verduras producidas para los estadounidenses, encontró el informe. Pero de las 66 libras (casi 30 kilos) de tomates disponibles para cada persona en 2013, apenas 20 libras (9 kilos) eran tomates frescos. Las otras 46 libras (casi 21 kilos) se procesaron de distintas formas, como tomates enlatados, salsas de tomate (como el kétchup) o como ingredientes en guisos, sopas y otros artículos procesados.

Aún así, el USDA anotó que las cifras experimentan cierta mejora con el tiempo. La agencia dijo que en 1970, las papas, los tomates y la lechuga conformaban dos tercios (el 67 por ciento) de las verduras cultivadas para los estadounidenses. Desde ese entonces, los estadounidenses han tendido a comer menos papas, pero su consumo de tomates ha aumentado.

Pero incluso los tomates tienen sus limitaciones nutricionales, advirtió White.

"El tomate y los productos de tomate ofrecen también nutrientes valiosos, pero se quedan cortos en comparación con una dieta más variada", comentó.

El USDA anotó que el contenido nutricional de frutas y verduras varía mucho. Por ejemplo, la agencia dijo que las verduras oscuras como la espinaca y la col rizada son particularmente ricas en vitamina A y folato, mientras que las legumbres como las habichuelas y los guisantes secos, los frijoles rojos, los chícharos y las lentejas son ricos en proteína y fibra.

Otra experta en nutrición sugirió que los consumidores varíen el "color" de su dieta.

"Todas las frutas y verduras ofrecen sus propiedades beneficiosas particulares respecto a varios nutrientes, vitaminas y minerales", dijo Sharon Zarabi, nutricionista del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Como dietista, intento enseñar a mis pacientes que la comida se debe usar como medicina", planteó. "Los colores de las frutas y las verduras proveen la variedad de sabores y beneficios para la salud que ofrecen".

Más información

Para más información sobre una dieta saludable, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?