SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Bajan las muertes por cáncer de mama en EE.UU.

Por HealthDay/HolaDoctor -
Bajan las muertes por cáncer de mama en EE.UU.
CRÉDITO: ISTOCK

La disparidad racial en las muertes por cáncer de mama se está cerrando, sobre todo entre las mujeres más jóvenes, informaron el jueves las autoridades sanitarias de EE. UU.

Las tasas de muerte por cáncer de mama se han reducido en general en las mujeres blancas y en las afroamericanas, aunque sigue habiendo una diferencia entre las razas. 

Entre 2010 y 2014, las tasas de muertes se redujeron con mayor rapidez en las mujeres blancas que en las afroamericanas: alrededor de un 2 por ciento frente a un 1.5 por ciento, según el estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Pero en las mujeres menores de 50 años, la tasa de mortalidad fue igual en ambas razas, hallaron los investigadores.

"Esperamos que la señal que vemos en las mujeres más jóvenes la veamos en las mayores con el paso del tiempo", dijo la autora líder, la Dra. Lisa Richardson, directora de la división de prevención y control del cáncer de los CDC.

"Históricamente, las mujeres afroamericanas han tenido unas tasas más altas de mortalidad, y sigue siendo igual en general, pero entre las mujeres menores de 50 años, las enfermedades son iguales, y es algo que no habíamos visto antes", señaló.

La mayor diferencia entre las razas en la reducción en las muertes por cáncer de mama fue entre las mujeres de 60 a 69 años. Entre esas mujeres, las tasas se redujeron en un 2 por ciento en las blancas y en un 1 por ciento en las afroamericanas, dijo Richardson.

Más educación y mejores tratamientos

Los declives en las muertes se deben en gran medida a aumentos en la educación y la evaluación del cáncer de mama, y a unos mejores tratamientos, afirmó.

"Las mujeres están aprendiendo sobre los distintos tipos de cáncer, y los médicos también, y los tratamientos que se están administrando son más efectivos", comentó Richardson.

Las pruebas de exploración también tuvieron un rol. "Mientras más pronto se encuentra el cáncer, más tratable es", aseguró.

Además, un mejor acceso a la atención podría ser un factor, pero eso no se sabrá hasta dentro de un tiempo, dijo Richardson. "Esperamos que con el tiempo, a medida que el acceso siga mejorando, esas tasas sigan bajando", planteó.

"Si le hacen una evaluación de cáncer, comprenda que (si es anormal) el siguiente paso es conseguir un diagnóstico, y si es cáncer, someterse al tratamiento adecuado", dijo Richardson. "En realidad es un continuo de evaluaciones, no una sola prueba".

El informe aparece en la edición en línea del 13 de octubre de la revista de los CDC Morbidity and Mortality Weekly Report.

La Dra. Jacqueline Miller es directora médica del Programa Nacional de Detección Temprana del Cáncer de Mama y Cervical de los CDC. "La buena noticia es que las tasas generales de cáncer de mama se están reduciendo entre las mujeres afroamericanas", comentó en una declaración.

"Pero cuando se comparan con las mujeres blancas, las probabilidades de que una mujer afroamericana muera tras un diagnóstico de cáncer de mama, siguen siendo considerablemente más altas", lamentó Miller.

Un experto en cáncer considera la disparidad entre las mujeres blancas y las afroamericanas como un problema de un acceso y una atención inadecuados.

"Lo esencial de esto es que debemos darnos cuenta de que hay una proporción significativa de estadounidenses que no reciben una buena atención de la salud", señaló el Dr. Otis Brawley, director médico y científico de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

Una barrera a superar

Muchas mujeres afroamericanas no reciben tratamiento en el primer año tras un diagnóstico de cáncer de mama, dijo Brawley. "Estamos hablando de un tratamiento pésimo, o ningún tratamiento, como un problema sustancial", señaló.

Brawley también dijo que "debemos solucionar las causas subyacentes del cáncer de mama, como la alta prevalencia de obesidad en las mujeres afroamericanas. La obesidad es la segunda causa principal de todos los tipos de cáncer en Estados Unidos".

"Necesitamos un esfuerzo concertado para que todos los estadounidenses reciban una terapia y una prevención adecuadas", planteó Brawley.

Para reducir más las muertes por cáncer de mama y cerrar la brecha entre las mujeres afroamericanas y las blancas, los CDC dijeron que se necesitan unos mejores tratamientos personalizados, junto con las evaluaciones y la administración de atención tras un diagnóstico de cáncer de mama.

Las mujeres pueden ayudar a reducir su riesgo de cáncer de mama al conocer sus antecedentes familiares de cáncer, ser físicamente activas, llevar una dieta saludable, mantener un peso saludable y realizar las pruebas de detección recomendadas para el cáncer, señala la agencia.

Según la Sociedad Americana Contra el Cáncer, las mujeres de 40 a 44 años deben tener la opción de iniciar las evaluaciones anuales para el cáncer de mama con mamografías, si así lo desean. Las mujeres de 45 a 54 deben hacerse mamografías cada año. Las mujeres a partir de los 55 años deben hacerse mamografías cada dos años, o continuar con las pruebas anuales si así lo deciden.

Más información

Para más información sobre el cáncer de mama, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?