Editar mi perfil

Cerrar

Las muertes fetales aumentaron entre las madres no vacunadas contra el H1N1

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Crédito: HD

Las mujeres embarazadas necesitan la vacuna contra la gripe para proteger a sus bebés, enfatizan los expertos

MIÉRCOLES, 16 de enero (HealthDay News) -- Durante la pandemia de H1N1 de 2009, se instó a las mujeres embarazadas a vacunarse contra la gripe, y las nuevas evidencias respaldan ese consejo.

Unos investigadores noruegos hallaron que la vacunación durante el embarazo era segura para la madre y para el niño, y que las muertes fetales fueron más comunes entre las futuras madres no vacunadas.

La influenza es una grave amenaza para la salud de una mujer embarazada y su bebé no nacido, señaló la Dra. Camilla Stoltenberg, directora general del Instituto Noruego de Salud Pública en Oslo, e investigadora principal del nuevo estudio.

"Nuestro estudio indica que la influenza durante el embarazo fue un factor de riesgo de alumbramiento de un mortinato en la pandemia de 2009", señaló. "No hallamos ninguna indicación de que la vacunación contra la pandemia en el segundo o el tercer trimestre aumentara el riesgo de mortinato".

Este año, la gripe está atacando a muchas personas en EE. UU., y los expertos afirman que lo mejor que una mujer embarazada puede hacer para proteger a su bebé de las complicaciones de la gripe es vacunarse.

"Además de proteger a la madre contra la influenza grave, la vacuna protege al feto y al niño en los primeros meses tras nacer, cuando el niño es demasiado pequeño para vacunarse", señaló Stoltenberg.

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU. recomiendan una vacuna contra la gripe para todas las personas a partir de los 6 meses de edad. Además de las mujeres embarazadas, los CDC señalan que las personas mayores y todo el que sufre de una afección crónica como el asma o la diabetes son particularmente vulnerables a la infección.

Para el estudio, que aparece en la edición del 16 de enero de la revista New England Journal of Medicine, el equipo de Stoltenberg recolectó datos sobre más de 117,000 mujeres en Noruega que estaban embarazadas entre 2009 y 2010, el momento de la pandemia de H1N1. Los investigadores hallaron que la tasa de muertes fetales fue de casi cinco por cada mil mujeres.

Durante la pandemia, el 54 por ciento de las mujeres se vacunaron en su segundo y tercer trimestre, lo que redujo grandemente su riesgo de contraer la gripe, anotaron los autores del estudio.

Entre las mujeres que sí contrajeron la gripe, el riesgo de muerte fetal aumentó dramáticamente, hallaron los investigadores. Entre las mujeres vacunadas, el riesgo de muerte fetal fue mucho menor, añadieron. La muerte fetal se definió como cualquier pérdida o mortinato registrado tras el primer trimestre.

Además, la vacuna resultó segura, no se relacionó con las muertes fetales, y podría haber reducido el riesgo de muerte fetal, señaló Stoltenberg.

Los resultados no fueron sorprendentes para los expertos.

"Este estudio confirma lo que ya sabemos, que el embarazo es un momento peligroso para la gripe, y el H1N1 fue particularmente problemático para las mujeres embarazadas", señaló el Dr. Marc Siegel, profesor asociado del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York.

La gripe es particularmente riesgosa para las mujeres embarazadas, porque el virus puede pasar a través de la barrera placentaria e infectar al feto, explicó Siegel.

Esto puede resultar en muerte fetal o en el desarrollo de problemas del desarrollo, lo que incluye el desarrollo mental, añadió.

"Es esencial que las mujeres embarazadas se vacunen contra la gripe", enfatizó Siegel. "Es importante educar a las mujeres, y este estudio ayuda", añadió. Anotó que quizás haya que convencer a algunas mujeres, porque se les ha aconsejado que eviten ciertos fármacos durante el embarazo.

Otra experta, la Dra. Loralei Thornburg, profesora asistente de obstetricia y ginecología de la Universidad de Rochester en Rochester, Nueva York, apuntó que la respuesta del organismo a la infección cambia durante el embarazo.

"Es como un inmunosupresor", planteó. "Cuando se contrae un virus malo en el embarazo, el cuerpo no tiene la misma capacidad de respuesta. Prevenir la infección en el embarazo es realmente la clave".

La moraleja: "Toda mujer debe vacunarse contra la gripe", aconsejó Thornburg.

Más información

Para más información sobre la gripe y el embarazo, visite Flu.gov.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo