SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las hospitalizaciones por el ACV se reducen para muchas personas de EE. UU.

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
Las hospitalizaciones por el ACV se reducen para muchas personas de EE. UU.

Pero se reportaron tasas más altas en los adultos más jóvenes y los negros

MIÉRCOLES, 11 de mayo de 2016 (HealthDay News) -- Aunque los estadounidenses sufrieron menos accidentes cerebrovasculares (ACV) en general entre 2000 y 2010, las tasas de ACV aumentaron de forma sustancial entre los adultos más jóvenes y los negros, encontró un estudio reciente.

Las hospitalizaciones por ACV provocados por bloqueos en las arterias se redujeron en total un 18.4 por ciento durante la década, y hubo unas reducciones más altas entre las personas mayores, encontraron los investigadores de la Universidad del Sur de California.

Pero dentro de la reducción general, algunos grupos experimentaron un aumento en las hospitalizaciones, a medida que la carga del ACV pasó a adultos más jóvenes. Por ejemplo, aunque las hospitalizaciones por ACV se redujeron en un 50 por ciento entre las personas a partir de los 65 años, aumentaron en casi un 49 por ciento entre las personas de 25 a 65 años.

Las hospitalizaciones por ACV también variaron según la raza: aumentaron casi un 14 por ciento entre los negros.

El Dr. Paul Wright, presidente de neurología del Hospital de la Universidad de North Shore en Manhasset, Nueva York, dijo que "hay cosas que podemos hacer para prevenir los ACV". El primer lugar de la lista lo ocupa llevar un estilo de vida más saludable, lo que puede prevenir hasta un 80 por ciento de los ACV, enfatizó Wright, que no participó en el estudio.

Los autores del estudio dijeron que un mejor control de la presión arterial, el azúcar en sangre y el colesterol probablemente explicaran el marcado declive en los ACV entre las personas mayores.

No está claro exactamente por qué los ACV han aumentado entre los adultos más jóvenes, pero el motivo más probable es una mayor concienciación sobre los síntomas del accidente cerebrovascular.

"Las personas están más conscientes de los factores de riesgo del ACV, y buscan ayuda cuando sucede algo, en lugar de pensar que sienten alto de entumecimiento, hormigueo y debilidad, pero que ya desaparecerán", comentó. "Es más probable que la gente busque ayuda antes".

Wright cree que la tasa más alta de ACV entre los negros se debe en gran medida a la falta de acceso a la atención. También citó la necesidad de una mayor educación sobre el ACV dirigida a esa población.

La Dra. Amytis Towfighi, investigadora principal del estudio, enfatizó el efecto protector de las conductas del estilo de vida sobre la prevención del accidente cerebrovascular.

"La mayoría de los eventos cardiovasculares, incluyendo los ataques cardiacos y el ACV, se pueden prevenir a través del cambio de los factores de riesgo modificables, como el tabaquismo, la obesidad, la inactividad física, la dieta mala, el colesterol, la presión arterial y el azúcar en sangre", planteó.

Si se ha sufrido un ACV "no es demasiado tarde para cambiar el estilo de vida. Al hacer cambios inmediatos se está en el camino de una vida más larga y sana", aseguró Towfighi, profesora asistente de neurología de la Facultad de Medicina Keck de la USC.

Unos estilos de vida más saludables probablemente explicaron el cuantioso declive en los ACV entre los adultos mayores, que se han reducido en un 28 por ciento entre las personas de 65 a 84 años, y más de un 22 por ciento entre las que tienen a partir de los 85, apuntó Towfighi.

En el estudio, Towfighi y sus colaboradores analizaron datos de una base de datos nacional que recolecta información sobre ocho millones de estadías en el hospital al año.

Observaron el tipo más común de ACV, llamado accidente cerebrovascular isquémico. Ocurre cuando un coágulo sanguíneo en el cerebro impide el riego sanguíneo a esa área. Los síntomas usualmente incluyen debilidad o entumecimiento y hormigueo en un lado del cuerpo.

Los investigadores encontraron que las hospitalizaciones por el ACV se redujeron en más o menos un 12 por ciento entre los blancos, y casi un 22 por ciento entre los hispanos. Pero aumentaron un 13.7 por ciento entre los negros.

En general, las mujeres experimentaron un declive más marcado que los hombres, de más de 22 por ciento, frente a aproximadamente un 18 por ciento.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición del 11 de mayo de la revista Journal of the American Heart Association.

Más información

Para más información sobre los accidentes cerebrovasculares, visite la Asociación Americana del Accidente Cerebrovascular (American Stroke Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad