SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las grasas trans podrían dañar la memoria

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -
Las grasas trans podrían dañar la memoria

Unos investigadores informan que a los hombres que más las consumían les fue peor en una prueba en que tenían que recordar palabras

MARTES, 18 de noviembre de 2014 (HealthDay News) -- Las grasas trans que se hallan en su comida basura favorita no solo obstruyen sus arterias. Una nueva investigación muestra que quizá también estén dañando su memoria.

Los hombres jóvenes y de mediana edad que comían muchas grasas trans mostraron una reducción significativa en su capacidad de recordar palabras en una prueba de memoria, según los hallazgos presentados el martes en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), en Chicago.

Los hombres que contaban con la mayor cantidad de grasas trans en sus dietas sufrieron una reducción de hasta un 10 por ciento en las palabras que podían recordar, encontró el estudio.

"Mientras mayor era el consumo de grasas trans, peor era el rendimiento", advirtió la autora del estudio, la Dra. Beatrice Golomb, profesora de medicina en la Universidad de California, en San Diego.

Las grasas trans son un tipo de grasa de la dieta. Se ha mostrado que, simultáneamente, aumentan los niveles de colesterol LDL (el "malo") y reducen los niveles de colesterol HDL (el "bueno").

En los productos lácteos y cárnicos hay de forma natural unos niveles bajos de grasas trans, pero las grasas trans creadas de manera artificial, como los aceites hidrogenados, se usan mucho en los alimentos procesados, la comida rápida, los refrigerios, las pizzas congeladas y las cremas para el café.

Golomb dijo que su equipo decidió investigar el efecto potencial de las grasas trans sobre la memoria después de que otro estudio que realizaron hallara que el chocolate mejoraba la memoria.

"El chocolate es un antioxidante y respalda la energía celular, que es importante para un área del cerebro llamada hipocampo, que se sabe que es muy importante para la memoria", dijo. "Dedujimos que dado que las grasas trans son pro oxidantes y dañinas para la energía celular, quizá no fueran buenas para la función de la memoria".

Los investigadores estudiaron a adultos que no habían sido diagnosticados con enfermedades cardiacas, e incluyeron a poco más de mil hombres a partir de los 20 años de edad.

Los participantes completaron un cuestionario sobre la dieta, a partir del cual los investigadores calcularon su consumo de grasas trans.

Para evaluar la memoria, los investigadores utilizaron una prueba validada que se conoce como "palabras recurrentes", dijo Golomb. Presentaron a los participantes una serie de 104 tarjetas, cada una con una palabra. Los participantes debían decir si cada palabra era nueva o si ya había aparecido en una tarjeta anterior.

Los investigadores hallaron que entre los hombres menores de 45 años, los que comían la mayor cantidad de grasas trans mostraban un rendimiento notablemente peor en la prueba de recuerdo de palabras, incluso tras tomar en cuenta factores como la edad, el nivel educativo, la etnia y la depresión.

Cada gramo adicional consumido de grasas trans al día se asociaba con un estimado de 0.76 palabras menos que se recordaban de forma correcta.

"Entre las personas que más consumían, eso equivaldría a entre 11 y 12 palabras menos que recordaban correctamente", explicó Golomb. El número promedio de palabras recordadas correctamente fue de 86, de forma que esto representa "un daño bastante grande en la función", añadió.

Golomb plantea la hipótesis de que los efectos oxidantes de las grasas trans podrían provocar la muerte de neuronas importantes para la memoria. El estrés oxidativo se ha asociado con enfermedades como las enfermedades cardiacas y el cáncer.

Al mismo tiempo, los efectos de desgaste de energía de las grasas trans podrían hacer que las neuronas sean más lentas y respondan menos, añadió.

"Cuando las células no obtienen suficiente energía, en esencia se desactivan", apuntó Golomb.

Pero Golomb anotó que su estudio solo muestra una asociación entre las grasas trans y la memoria, no una relación causal directa.

Ya se ha mostrado que las grasas trans tienen un efecto adverso sobre el estado de ánimo y las conductas de las personas, y que se asocian con una mayor depresión y agresividad, señaló Golomb.

La Dra. Martha Daviglus, profesora del Colegio de Medicina de la Universidad de Illinois y directora ejecutiva del Instituto para la Investigación sobre la Salud de las Minorías, dijo que la investigación muestra que "debemos tener cuidado con lo que comemos, porque tiene consecuencias".

Pero Daviglus cree que los efectos potenciales sobre la memoria de las grasas trans se podrían revertir mediante una alimentación saludable y al eliminar las grasas trans de la dieta.

"Cada vez vivimos más años, así que claro que queremos mantener la memoria y el pensamiento", dijo. "Debemos hacer algo para revertir el daño potencial".

Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre las grasas trans, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?