SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las evidencias respaldan la marihuana médica para algunas afecciones, pero no para otras

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
Las evidencias respaldan la marihuana médica para algunas afecciones, pero no para otras

Una revisión de 79 estudios sugiere que quizá los estados se hayan precipitado, según unos expertos

MARTES, 23 de junio de 2015 (HealthDay News) -- La marihuana médica puede ser útil para tratar el dolor crónico, pero quizá sea menos efectiva para otras afecciones, revela un análisis reciente.

Una revisión de casi 80 ensayos clínicos sobe la marihuana médica o fármacos derivados de la marihuana reveló una evidencia moderadamente fuerte en respaldo de su uso para el tratamiento del dolor crónico, señala un informe publicado en la edición del 23 de junio de la revista Journal of the American Medical Association.

Las evidencias también mostraron que los medicamentos podían ayudar a los pacientes de esclerosis múltiple que sufren de espasticidad, que conlleva unas contracciones musculares sostenidas o movimientos involuntarios repentinos.

Pero la revisión encontró evidencias más flojas en respaldo del uso de los fármacos para el tratamiento de los trastornos del sueño; las náuseas o los vómitos relacionados con la quimioterapia; para producir un aumento de peso entre los pacientes de VIH; o para reducir los síntomas del síndrome de Tourette, un trastorno del sistema nervioso caracterizado por movimientos o sonidos repetitivos.

Los investigadores tampoco encontraron evidencias de que los medicamentos derivados de la marihuana ayuden a tratar la psicosis o la depresión.

"Hay evidencias que respaldan el uso de los cannabinoides para el tratamiento del dolor crónico y la espasticidad", dijo la autora líder, Penny Whiting, investigadora principal de la Universidad de Bristol, en Inglaterra.

"Pero hay que balancear esto contra un aumento en el riesgo de efectos secundarios como mareos, resequedad bucal, náuseas, somnolencia y euforia", comentó.

Otros efectos secundarios comunes incluyen confusión, pérdida del equilibrio y alucinaciones.

La Oficina Federal Suiza de Salud Pública comisionó al equipo de investigación para que llevara a cabo una revisión sistemática sobre la efectividad de los productos de marihuana médica, dijo Whiting.

Los investigadores eligieron 79 ensayos clínicos para incluir en sus análisis. Los estudios evaluaban los efectos de la marihuana médica en sí o fármacos que contenían compuestos hallados en la marihuana, derivados de la planta o sintéticos.

Por ejemplo, incluyeron estudios sobre el dronabinol, un medicamento aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. que contiene tetrahidrocannabinol (THC) sintético, la sustancia de la marihuana que provoca la intoxicación.

Los autores dijeron que encontraron e incluyeron solo dos estudios que evaluaban la marihuana médica en sí, en lugar de un medicamento derivado.

Pero Paul Armentano, subdirector del grupo pro marihuana NORML, dijo que se han hecho muchos ensayos clínicos más sobre la marihuana médica que no fueron incluidos en este análisis.

Armentano no estuvo de acuerdo con las conclusiones del informe sobre el tratamiento de los efectos secundarios de la quimioterapia.

"Considero que la conclusión de que solo existe 'evidencia de baja calidad' que sugiera que los cannabinoides se asocian con mejoras en las náuseas y los vómitos debidos a la quimioterapia y con el aumento de peso en el VIH es algo desconcertante, dado que la FDA ha aprobado a los cannabinoides explícitamente para esos objetivos", señaló Armentano.

"¿Se supone que creamos la FDA aprobó un fármaco, sobre todo uno que tiene tanta carga política como un fármaco de cannabis sintético, basándose en evidencia 'de baja calidad'?", añadió.

El Dr. Robert Wergin, presidente de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians), dijo que el análisis muestra que se necesita más investigación sobre los beneficios médicos potenciales de la marihuana.

"Algunos productos de marihuana tienen tantos compuestos que es difícil decir si uno en particular funciona, ya sea solo o junto con otros compuestos", dijo Wergin. "Necesitamos más estudios y clarificación para determinar qué productos son los factores contribuyentes principales a los resultados que se intentan alcanzar".

Wergin añadió que la clasificación federal de la marihuana como una sustancia controlada de clase I está impidiendo el tipo de investigación que se debe realizar para clarificar los beneficios potenciales.

En un editorial publicado junto al estudio, dos investigadores médicos de la Universidad de Yale instan a unas mejores investigaciones clínicas antes de que más estados adopten leyes sobre la marihuana médica.

"Si la iniciativa de los estados de legalizar la marihuana médica es tan solo un paso velado hacia permitir el acceso a la marihuana recreativa, entonces la comunidad médica debe dejarse fuera del proceso, y en lugar de ello la marihuana debe descriminalizarse", escribieron el Dr. Deepak Cyril D'Souza y la Dra. Mohini Ranganathan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

"Al contrario, si el objetivo es que la marihuana esté disponible con finalidades médicas, no está claro por qué el proceso de aprobación debe ser distinto del usado para otros fármacos", continuaron. "La evidencia para justificar el uso de la marihuana en varias afecciones médicas requerirá ensayos clínicos de una potencia adecuada, de doble ciego, aleatorizados y controlados mediante placebo contra sustancias activas para evaluar su eficacia y seguridad a corto y a largo plazo".

Armentano dijo que la conclusión de que los productos de marihuana tienen ciertos beneficios médicos "es inconsistente con la clasificación federal de la planta como una sustancia controlada de clasificación I sin ninguna utilidad médica aceptada".

"La renuencia del gobierno de EE. UU. de replantear esta posición de 'Tierra Plana' contradice a la opinión pública y a la ciencia disponible", señaló Armentano.

Más información

Para más información sobre la marihuana, visite los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?