SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las dietas ricas en verduras podrían llevar a unos riesgos cardiacos más bajos

Por Amy Norton, Reportero de Healthday -
Las dietas ricas en verduras podrían llevar a unos riesgos cardiacos más bajos

Un estudio encontró que las personas que comían más alimentos vegetales que productos animales eran menos propensas a morir de una enfermedad cardiaca

JUEVES, 5 de marzo de 2015 (HealthDay News) -- Las personas que comen más alimentos vegetales que productos animales podrían reducir su riesgo de morir de una enfermedad cardiaca o de un accidente cerebrovascular (ACV), sugiere un nuevo estudio de gran tamaño.

Los investigadores hallaron que entre más de 450,000 adultos europeos, los que tenían unas dietas que estaban basadas en plantas (granos integrales, habichuelas, verduras, frutas y frutos secos) en alrededor de un 70 por ciento tenían un riesgo de morir de enfermedad cardiaca relativamente más bajo.

Sus probabilidades eran un 20 por ciento más bajas, frente a las personas cuyas dietas contenían más de un 50 por ciento de carne, lácteos, huevos y pescado.

Los hallazgos no prueban que los alimentos vegetales merezcan el crédito, apuntó la investigadora líder, Camille Lassale, epidemióloga del Colegio Imperial de Londres, en Inglaterra.

Dijo que su equipo tomó en cuenta algunas explicaciones posibles, como el peso, los hábitos de ejercicio y los niveles de educación de las personas. Pero sigue siendo difícil precisar esas dietas "semi vegetarianas" como el motivo de las tasas más bajas de muertes por enfermedad cardiaca y ACV.

Pero dicho esto, los hallazgos concuerdan con una gran cantidad de investigaciones, dijo Lassale, que presentó sus hallazgos el jueves en una reunión de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA), en Baltimore. Las investigaciones presentadas en reuniones médicas se deben considerar como preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

La AHA recomienda que las personas deben comer bastantes alimentos vegetales, y limitar la carne roja y la grasa saturada, que se encuentra sobre todo en los productos animales.

Además, dijo Lassale, los beneficios cardiacos de la llamada dieta mediterránea están bien establecidos. Esa dieta incluye bastante alimentos vegetales, y poca carne o lácteos.

"No es algo revolucionario", dijo Lassale sobre los hallazgos. "El mensaje es sencillo: reemplace parte de la carne, los huevos y la leche con habichuelas, frutos secos, [granos] y verduras".

Pero el pescado, esencial en la dieta mediterránea, es otro tema, según Lassale. Anotó que las variedades grasas de pescado contienen grasas omega 3 saludables para el corazón, y también son un buen sustituto para la carne roja.

Los hallazgos se basan en más de 450,000 adultos entre los 35 y los 70 años que participaron en un estudio europeo sobre la nutrición y el riesgo de cáncer. Al inicio, ofrecieron información detallada sobre la dieta y el estilo de vida. Durante los próximos 13 años, poco más de 5,000 murieron de enfermedad cardiaca o ACV.

El equipo de Lassale observó la información sobre las dietas de los participantes del estudio, y asignó a cada persona una puntuación basada en qué tan "pro vegetariano" era su patrón alimenticio. Encontraron que las personas con una puntuación "alta" tenían un 20 por ciento menos de probabilidades de morir de causas relacionadas con el corazón que las que tenían las puntuaciones más bajas.

Según Lassale, la buena noticia es que las personas que no están interesadas en hacerse vegetarianas pueden de cualquier forma lograr un estilo de alimentación más pro vegetariano. Simplemente observar el plato de comida y asegurar que tenga más alimentos vegetales que carne y lácteos es un paso importante, enfatizó.

Rachel Johnson, profesora de nutrición y medicina de la Universidad de Vermont, se mostró de acuerdo.

"Los resultados son importantes porque demuestran que las personas no tienen que seguir una dieta totalmente vegetariana para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular", comentó. "Cambiar a una dieta más basada en plantas parece ser beneficioso sin convertirse completamente en vegetariano".

Johnson, que también es ex presidenta del comité de nutrición de la AHA, enfatizó que el pescado cabe en ese panorama. "La AHA recomienda comer pescado al menos dos veces por semana, sobre todo pescado que contenga ácidos grasos omega 3", señaló.

Entre las fuentes buenas se hallan el salmón, la trucha y el arenque, dijo Johnson.

Más información

La Asociación Americana del Corazón ofrece más información sobre la nutrición y la salud cardiaca.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?