SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La voz y la deglución usualmente están bien luego de la terapia para el cáncer de cabeza y cuello

La voz y la deglución usualmente están bien luego de la terapia para el cáncer de cabeza y cuello

Un estudio halla que la mayoría de los pacientes no tuvieron problemas duraderos tres años después de la quimioterapia

LUNES, 20 de diciembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Investigadores han hallado que la mayoría de los pacientes de cáncer de cabeza y cuello puede hablar y deglutir luego de someterse a quimioterapia combinada y radioterapia, aunque varios factores podrían estar relacionados con los malos resultados.

El nuevo estudio incluyó a pacientes que fueron evaluados durante cerca de tres años luego de que recibieran tratamiento exitoso con quimiorradioterapia para cáncer de cabeza y cuello avanzado.

Los investigadores estadounidenses le asignaron un puntaje de habla de entre uno y cuatro a 163 pacientes en promedio 34.8 meses luego de completar el tratamiento y asignaron un puntaje de deglución también de entre uno y cuatro a 166 pacientes durante un promedio de 34.5 meses luego del tratamiento. Un puntaje superior indicaba capacidad reducida para hablar o tragar.

La mayoría de los pacientes (el 84.7 por ciento de aquellos a los que se asignaron puntajes de habla y 63.3 por ciento de los que recibieron puntajes de deglución) no tuvieron problemas duraderos y recibieron un puntaje de 1. Los investigadores hallaron que de los 160 pacientes que recibieron puntajes tanto de habla como de deglución, 96 tuvieron un puntaje de 1 en cada categoría.

Los factores relacionados con menor capacidad para hablar fueron ser mujer, tener antecedentes de tabaquismo, un tumor en la hipofaringe (donde la laringe y el esófago se unen) o en la laringe, o tener un tumor que no respondiera a la dosis inicial de quimioterapia.

Los factores relacionados con menor capacidad para deglutir fueron ser mayor, tener mala capacidad antes del tratamiento, disección de cuello (cirugía para eliminar ganglios linfáticos y tejido circundante) y tener un tumor en la hipofaringe o la laringe.

El Dr. Kent Mouw, que estaba en la Universidad de Chicago en el momento del estudio y ahora trabaja en el Hospital Brigham y de Mujeres de Boston, y sus colegas publicaron sus hallazgos en la edición de diciembre de la revista Archives of Otolaryngology -- Head & Neck Surgery.

"Una de las características notorias de los datos es que la mayoría de los pacientes experimentaron deficiencias mínimas residuales en el habla y en la deglución. Aunque podrían existir deficiencias... entre estos pacientes y sujetos sanos, es alentador anotar que, cuando las actividades cotidianas se usan como medida, la mayoría de los pacientes experimentan un retorno a una función normal o casi normal", escribieron Mouw y sus colegas en un comunicado de prensa en la revista. "Debido a que los avances en la terapia han conducido a supervivencia mejorada en estos pacientes, entender y controlar los efectos adversos del tratamiento debería seguir siendo un área activa de investigación", según concluyeron los autores.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información acerca del cáncer de cabeza y cuello.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?