SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La violencia con las armas de fuego se cobra un precio en la salud mental de los niños

Por Carrie Myers, Reportero de HealthDay -
La violencia con las armas de fuego se cobra un precio en la salud mental de los niños

Incluso ser testigo de tales incidentes conlleva consecuencias a largo plazo, informan unos investigadores

Más de uno de cada cuatro niños de Estados Unidos se ve expuesto a violencia relacionada con las armas de fuego, como víctima o como testigo, lo que aumenta su riesgo de problemas de salud mental, señala un estudio reciente.

Usando datos de una encuesta nacional de niños y padres de 2011, los investigadores también estimaron que uno de cada 33 niños ha sido asaltado en incidentes en que se utilizaron armas letales: armas de fuego y cuchillos.

Esa exposición a armas letales hace que sea más probable que busquen armas para ellos mismos, o que se asocien con personas que portan armas. También es más probable que sufran consecuencias psiquiátricas a largo plazo, apuntaron los autores del estudio.

"La exposición a la violencia con armas altamente letales se asocia con más síntomas traumáticos, más allá de la exposición a todos los demás tipos de violencia, lo que lo hace un potente factor contribuyente a la depresión, la ansiedad y la agresividad adolescentes", señaló la coautora del estudio, Kimberly Mitchell, profesora asistente de investigación en psicología del Centro de Investigación sobre los Crímenes Contra los Niños de la Universidad de New Hampshire.

"Se trata de problemas que los pediatras encuentran con frecuencia en sus prácticas", añadió.

Los niños expuestos a violencia relacionada con las armas también son más propensos que otros a haber experimentado siete o más tipos de victimización en el año anterior, encontraron los investigadores.

El estudio, que aparece en la edición en línea del 8 de junio de la revista Pediatrics, se enfocó en más de 4,100 niños de 2 a 17 años de edad que participaron en una encuesta telefónica. (Los padres o cuidadores respondieron a las preguntas de los menores de 10 años).

Según las respuestas, los investigadores estimaron que más de 17.5 millones de niños en Estados Unidos han experimentado violencia con armas como armas de fuego, cuchillos, rocas y palos.

Pero la exposición a las armas letales tuvo las consecuencias más potentes, encontraron los investigadores.

Además, ser testigo de un incidente con un arma letal es tan traumático como ser la víctima, dijeron los investigadores.

"Nuestros datos, no solo este trabajo sino todo el programa de investigación de la Encuesta Nacional de Exposición de los Niños a la Violencia, muestran que ser testigo de la violencia tiene la misma cantidad de consecuencias psicológicas traumáticas para los niños", señaló la coautora del estudio, Sherry Hamby, profesora de investigación en psicología de Sewanee: La Universidad del Sur.

"Después de todo, simplemente porque apuntaron con el arma de fuego a otra persona no significa que el testigo no estuviera también en peligro", comentó. "Y a veces, lo que alguien podría describir como 'ser testigo' también conlleva un peligro físico o lesiones para los niños".

Mitchell dijo que quizá no sea sorprendente que "hallamos que los jóvenes que viven en lo que llamamos un 'ambiente armado' son más propensos a reportar victimización con un arma".

Específicamente, los niños expuestos a las bandas son el doble de propensos a reportar haber sido víctimas de violencia con un arma, encontró el estudio. "Lo mismo sucedió con portar un arma personal", dijo.

Mitchell dijo que, idealmente, los niños evitarían los ambientes donde haya armas. "Pero eso podría ser difícil para algunos jóvenes que viven en comunidades con un alto nivel de criminalidad", comentó.

"Esto apunta a la importancia de un abordaje de salud pública a este problema, y de buscar soluciones a nivel comunitario y político", añadió Mitchell.

¿Pueden estos resultados traducirse a los niños que son "testigos" de la violencia con armas en videojuegos y películas? No según este tipo de encuesta en particular, dijeron los autores del estudio, dado que las preguntas se relacionaron con incidentes de la "vida real", no a la televisión ni a los videojuegos.

Los resultados del estudio no sugieren que simplemente ser expuestos a las armas de fuego y a los cuchillos aumente el riesgo de que un niño sufra un trauma. Lo que provoca el trauma de salud mental es verse expuesto a la violencia con el uso de armas de fuego y cuchillos. El estudio afirma que "las experiencias positivas con las armas de fuego de algunos jóvenes podrían moderar, o proteger de, los efectos de la exposición a la victimización".

Un experto en lesiones dijo que los resultados del estudio deben fomentar esfuerzos adicionales por proteger a los niños de los daños de la violencia.

El Dr. Patrick Carter, profesor de medicina de emergencia del Centro de Lesiones de la Universidad de Michigan, dijo que se necesitan medidas individuales y comunitarias "que reduzcan la exposición de los niños a la violencia con armas de fuego y relacionada con otros tipos de armas, y que ayuden en la prevención de las consecuencias negativas a largo plazo relacionadas con la salud de ese tipo de violencia".

Hamby concluyó que "el daño colateral de la violencia con armas de fuego y cuchillos se extiende mucho más allá de la víctima 'a la que se dirige'. La detección de la exposición a las armas debe ser la práctica estándar para los niños que reciban servicios por la victimización".

Más información

El Centro de Investigación sobre los Crímenes Contra los Niños ofrece recursos para las víctimas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?