SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La UCI podría no ser necesaria tras la cirugía para la apnea del sueño

La UCI podría no ser necesaria tras la cirugía para la apnea del sueño

Pero los pacientes deben ser vigilados de cerca en el hospital, afirman investigadores

LUNES, 19 de marzo (HealthDay News) -- Tras someterse a cirugía para la apnea obstructiva del sueño, los pacientes requieren una monitorización cercana, pero quizás no necesiten ingresar a una unidad de cuidados intensivos (UCI), según un estudio reciente.

La apnea obstructiva del sueño es un trastorno en que las personas experimentan pausas anómalas en la respiración mientras duermen. La apnea del sueño puede conllevar un riesgo de hipertensión, accidente cerebrovascular y problemas cardiacos.

Los tratamientos incluyen perder peso y dispositivos de presión positiva continua de las vías respiratorias (PPCVR), aunque algunas personas pueden necesitar cirugía.

Sin embargo, la cirugía misma conlleva riesgos, apuntan los expertos. Éstos incluyen dificultades postquirúrgicas para respirar, así que con frecuencia los pacientes son enviados a una UCI tras la operación.

Pero, ¿es siempre necesario? Para averiguarlo, investigadores del Centro del Sueño del Pacífico en Singapur revisaron los casos de casi 500 pacientes de apnea del sueño que se sometieron a cirugía entre principios de 2007 y mediados de 2010. Las cirugías incluían procedimientos nasales, de paladar y de la lengua.

La tasa general de complicaciones fue de siete por ciento, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 19 de marzo de la revista Archives of Otolaryngology -- Head & Neck Surgery.

Los pacientes que se someten a cirugía para la apnea del sueño terminan con mandíbulas de menor tamaño, haciendo que para los anestesiólogos se dificulte el acceso a las vías respiratorias, anotaron los investigadores. Otro riesgo es una respiración peligrosamente lenta debido a los anestésicos, como los relajantes musculares y los narcóticos.

Aunque la admisión de rutina a la UCI podría no ser necesaria para todos los pacientes que acaban de someterse a cirugía para la apnea del sueño, todos los pacientes deben ser vigilados de cerca en el área de recuperación o de alta dependencia (un paso por debajo de la UCI) durante al menos tres horas tras la cirugía, sugirieron los investigadores.

"En conclusión, recomendamos fuertemente que el médico maneje al paciente de AOS [apnea obstructiva del sueño] con precaución y prudencia, con la comprensión de que estos pacientes tienen un mayor riesgo de problemas de las vías respiratorias y depresión respiratoria durante y después de la cirugía", escribieron.

La Dra. Lisa Liberatore, especialista en el oído, la nariz y la garganta del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, señaló que los pacientes de apnea del sueño con frecuencia tienen otros problemas médicos que podrían aumentar los riesgos quirúrgicos.

Debido a los riesgos, los cirujanos deben proceder con precaución y los pacientes primero deben intentar otros tratamientos no quirúrgicos, enfatizó.

"Recomiendo a los pacientes que primero usen PPCVR y que pierdan por lo menos de nueve a catorce kilos (20 a 30 libras) antes de la cirugía", apuntó Liberatore.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. tiene más información sobre los tratamientos para la apnea del sueño.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?