SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La raza y la pobreza podrían afectar a la gestión del cáncer de mama en etapa temprana

La raza y la pobreza podrían afectar a la gestión del cáncer de mama en etapa temprana

Las pacientes negras y de bajos ingresos son menos propensas a someterse a pruebas genéticas, muestra una investigación

MARTES, 22 de marzo de 2016 (HealthDay News) -- Las diferencias raciales y en los ingresos podrían afectar al tratamiento de algunas pacientes con cáncer de mama en etapa temprana, sugiere un estudio reciente.

El estudio observó a mujeres con cáncer de mama con receptor de estrógeno positivo, un tipo de cáncer que es impulsado por la hormona estrógeno. Los investigadores encontraron que las pacientes negras y las personas con unos ingresos bajos eran menos propensas a recibir una prueba genética que se utiliza para determinar la agresividad de la enfermedad.

"Queríamos que este estudio determinara el estatus del uso de esta prueba. Lo que hallamos fueron unas diferencias bastante marcadas de naturaleza socioeconómica y racial", lamentó el autor del estudio, el Dr. Jagar Jasem, investigador del Centro Oncológico de la Universidad de Colorado.

La prueba se conoce como "21-Gene Recurrence Score Assay" (ensayo de puntuación de recurrencia de 21 genes). Predice las probabilidades de que el cáncer de una mujer vuelva, usando una escala de 1 a 100. Una puntuación alta (de 31 o más) sugiere que es probable que el cáncer vuelva. Una puntuación baja, por debajo de 18, sugiere que es poco probable que el cáncer recurra, apuntaron los investigadores.

Si no es probable que el cáncer vuelva, los riesgos de la quimioterapia superan a sus beneficios potenciales, apuntaron los autores del estudio. Por otro lado, es probable que las pacientes con una puntuación alta se beneficien de la quimioterapia a pesar de sus riesgos, porque hay probabilidades de que su cáncer recurra. Las mujeres con una puntuación intermedia (de 18 a 30) también podrían beneficiarse de la quimioterapia, apuntaron los investigadores.

Jasem y sus colaboradores revisaron más de 143,000 expedientes de pacientes para el estudio.

Anotaron que las mujeres negras con cáncer de mama con receptor de estrógeno positivo en etapa temprana que recibieron la prueba tenían más probabilidades de sufrir de un tumor agresivo que respondería a la quimioterapia. Pero era menos probable que las pacientes negras recibieran la prueba, señalaron los investigadores.

Además, el estudio halló que cuando las mujeres negras recibían la prueba, el tratamiento excesivo seguía siendo un riesgo. Los investigadores dijeron que las pacientes negras eran más propensas a someterse a la quimioterapia aunque tuvieran una puntuación baja en la prueba.

Mostramos que sin duda los médicos usan esta prueba para decidir quién recibe quimioterapia junto con su tratamiento. De hecho, de todas las variables que exploramos, esta prueba fue la que más firmemente se asoció con las probabilidades de que una paciente al final recibiera quimioterapia", comentó Jasem en un comunicado de prensa de la universidad.

"Pero mostramos que hay más probabilidades de que el tratamiento de las pacientes de minorías y de un estatus socioeconómico bajo esté desconectado de los resultados de esta prueba", señaló.

Las pacientes tratadas en centros comunitarios y las que tenían Medicaid y Medicare también eran menos propensas a recibir la prueba, mostró el estudio.

El estudio aparece en la edición del 21 de marzo de la revista Journal of Clinical Oncology.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece más información sobre el cáncer de mama.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?