SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La prueba de ultrasonido del seno y la mamografía podrían ser igual de efectivas, según un estudio

Por Kathleen Doheny, Reportera de HealthDay -
La prueba de ultrasonido del seno y la mamografía podrían ser igual de efectivas, según un estudio

Pero el ultrasonido tiene más falsos positivos, según los investigadores

LUNES, 28 de diciembre de 2015 (HealthDay News) -- El ultrasonido y la mamografía parecen tener las mismas probabilidades de detectar el cáncer de mama, según un estudio reciente.

El hallazgo es una buena noticia, sobre todo para las mujeres que viven en los países en desarrollo que normalmente tienen un mayor acceso a la prueba de ultrasonido que a la mamografía, comentaron los investigadores.

Aunque la tasa de detección con el ultrasonido era comparable con la de la mamografía, "parece que el ultrasonido tiene mejores resultados que la mamografía con respecto al cáncer invasivo con ganglios negativos", dijo la líder del estudio, la Dra. Wendie Berg, profesor de radiología en el Hospital Magee-Womens de la UPMC en Pittsburgh. El cáncer invasivo con ganglios negativos es un cáncer que no ha invadido los ganglios linfáticos, pero que ha crecido más allá del tumor inicial, según el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

"El inconveniente [del ultrasonido] es que hubo más falsos positivos", dijo Berg.

Al menos una experta afirmó que no espera que este estudio cambie la actual práctica de evaluaciones en Estados Unidos.

"Para las pacientes en Estados Unidos, lo que [este estudio] realmente confirma es que el ultrasonido debería usarse como examen de evaluación complementario en las pacientes con senos densos", dijo la Dra. Lusi Tumyan, radióloga y profesora clínica asistente en el Centro de Oncología City of Hope en Duarte, California, que revisó los hallazgos aunque no participó en el estudio.

"En este momento no tenemos suficientes datos que respalden o refuten el ultrasonido como herramienta de evaluación para las pacientes con un riesgo promedio", dijo Tumyan. La moraleja para las mujeres que viven en Estados Unidos, añadió, es hablar de sus riesgos concretos con el médico y decidir juntos qué prueba de evaluación es la mejor para ellas.

El estudio fue publicado en línea el 28 de diciembre en la revista Journal of the National Cancer Institute.

El ultrasonido se usa normalmente como prueba de seguimiento cuando se ha descubierto un posible tumor de mama con una mamografía o un examen físico, según la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society, ACS). La ACS afirma que el ultrasonido es una herramienta valiosa que tiene una gran disponibilidad y no es invasiva.

El nuevo estudio contó con 2,600 mujeres que vivían en Estados Unidos, Canadá y Argentina que se sometieron a un ultrasonido y a una mamografía anualmente durante 3 años. No presentaban síntomas de cáncer de mama al inicio del estudio, pero sí tenían un tejido del seno denso (lo que se considera un factor de riesgo del cáncer de mama) además de al menos un factor de riesgo más de cáncer de mama.

Distintos radiólogos interpretaron cada uno de los dos escáneres que se hicieron las mujeres.

Al final del estudio, se diagnosticó un cáncer de mama a 110 mujeres. Las tasas de detección fueron parecidas en ambas pruebas. Las tasas de resultados falsos positivos (en los que un escáner sugiere erróneamente que hay un tumor) de los ultrasonidos fueron más altas que las de las mamografías, informaron los investigadores.

En general, los investigadores hallaron que se pidió al 32 por ciento de más de 2,500 mujeres que no tenían cáncer que regresaran para realizarles más pruebas al menos una vez después de una prueba de ultrasonido. Esa cifra contrastaba con el 23 por ciento de las mujeres que se habían sometido a una mamografía, según el estudio.

Los hallazgos sugieren que para las mujeres que no tienen un riesgo alto de cáncer de mama, pero tienen senos densos, "descubrimos muchos más cánceres si hacemos el ultrasonido además de la mamografía", dijo Berg.

Berg añadió que los costos de la mamografía y del ultrasonido son comparables en Estados Unidos. "El problema es saber cuáles son los cánceres que es más necesario encontrar", dijo. "Los cánceres que es necesario encontrar son los invasivos con ganglios negativos. Se encontraron más cánceres con el ultrasonido que eran invasivos y con ganglios negativos que con la mamografía".

Las directrices sobre la evaluación del cáncer de mama varían según la organización de que se trate. Las directrices actuales de la ACS aconsejan a las mujeres que empiecen a hacerse pruebas a los 40 años, en función de los factores de riesgo individuales. Luego recomiendan que las mujeres se sometan a una evaluación anual con una mamografía desde los 45 hasta los 54 años. A los 55 años, la ACS sugiere que sigan con las evaluaciones anuales o que cambien a las evaluaciones cada dos años, dependiendo de los factores de riesgo. A algunas mujeres, debido a los antecedentes familiares u otros factores de riesgo, también se les debería evaluar con IRM, según la ACS.

La cobertura del seguro para los ultrasonidos también varía, según Tumyan.

"La cobertura de la prueba de ultrasonido varía en función de las distintas compañías aseguradoras y las distintas leyes estatales. California ha aprobado una ley que requiere que los radiólogos informen a las pacientes en el caso de que tengan senos densos. Pero la ley de California no requiere que las compañías aseguradoras paguen las evaluaciones complementarias. Pero en otros estados las leyes sobre los senos densos requieren que las aseguradoras paguen las evaluaciones complementarias", explicó.

Más información

Para más información sobre el ultrasonido del seno, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?