SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La presión de verse joven podría mandar a más hombres al cirujano plástico

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
La presión de verse joven podría mandar a más hombres al cirujano plástico

Un informe encuentra un aumento en una variedad de procedimientos cosméticos en los hombres estadounidenses

LUNES, 21 de marzo (HealthDay News/HolaDoctor) -- Parece que más hombres estadounidenses que nunca antes se someten a estiramientos de cara, inyecciones de Botox, cirugías de nariz y liposucción.

Un nuevo informe de la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos muestra que el número de procedimientos cosméticos entre los hombres de EE. UU. aumentó en dos por ciento el año pasado, frente a 2009. Los hombres se sometieron a más de 1.1 millones de procedimientos cosméticos, lo que incluyó tanto procedimientos mínimamente invasivos como quirúrgicos, según el informe.

"Los hombres prestan más atención a su apariencia", señaló el Dr. Phillip Haeck, presidente de la sociedad.

Sin embargo, los motivos de que más hombres se sometan a procedimientos cosméticos varían. "Todo depende de la categoría", apuntó.

Por ejemplo, las reducciones de pecho aumentaron en seis por ciento. "Esto es impulsado por el hecho de que hay más concienciación", apuntó Haeck. "Lo llamo el secretito sucio de estos hombres".

"Les avergüenza", dijo. "Les interesa que nadie sepa que se han hecho la operación, pero luego les encanta. Pueden ir a la piscina y no avergonzarse por el hecho de que tienen lo que sería una copa C en una mujer".

La mayoría de hombres que se someten a una reducción de pecho son menores de treinta años, comentó Haeck. "Para ellos es mucho dinero, pero están cansados de sentirse avergonzados", planteó.

Por otro lado, el aumento en los estiramientos de cara se ve sobre todo en hombres que tienen entre los 50 y los 70, apuntó Haeck.

"Esa es la principal entre los nacidos en la postguerra", señaló. "Son gente realmente en forma que han prestado mucha atención a mantener sus cuerpos en buenas condiciones". Pero dijo que comienzan a tener "cuello de pavo", algo que el ejercicio no mejora.

"Esa generación ha prestado mucha atención a su aspecto, y no quieren aceptar la edad sin lucha", aseguró.

La presión por verse joven también afecta a los hombres, aparentemente, sobre todo a los que buscan empleo.

Haeck apuntó que algunos hombres le han dicho que "tenía que hacer algo por ayudarles porque necesitaban un trabajo y temían que no lo conseguirían porque la gente pensará que parezco viejo".

"Es un tema recurrente en hombres que quieren cambiar de trabajo o que andan buscando", dijo.

Además, Haeck señaló que ha notado que las mujeres que se han hecho cirugía plástica con frecuencia instan a sus maridos a que también se las hagan.

Según las estadísticas de la sociedad, los estiramientos de cara aumentaron en 14 por ciento, las cirugías de orejas en once por ciento, las inyecciones de Botox en nueve por ciento, los tratamientos de liposucción en siete por ciento, las reducciones de pecho en seis por ciento, y la cirugía de párpados y la dermoabrasión en cuatro por ciento cada una de 2009 a 2010.

Pero algunos procedimientos se hicieron con menos frecuencia, aunque siguen estando entre los más populares para los hombres. El número de modificaciones de nariz declinó en cuatro por ciento, los peelings químicos en tres por ciento, y la microdermoabrasión en diez por ciento, según el informe.

El Dr. Seth R. Thaller, jefe de cirugía plástica y reconstructiva de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami, concurrió en que más hombres se hacen procedimientos cosméticos para compensar por los efectos del envejecimiento.

"No quieren parecer de 25 o 30, simplemente quieren verse un poco mejor", aseguró.

Y Thaller dijo que también observa más reducciones de pecho entre hombres avergonzados por sus grandes senos. "No sólo los vemos en adultos, también en adolescentes", comentó.

Por lo general, los procedimientos cosméticos no están cubiertos por el seguro, y no son baratos, dijo Thaller. "Pero, ¿se puede poner un precio a la calidad de vida y a sentirse bien con uno mismo?", preguntó.

Haeck dijo que, en promedio, los estiramientos faciales cuestan $10,000 o más, y que tan sólo los honorarios del médico para la reducción del pecho son de $3,014, y los de liposucción de $2,884. Los honorarios médicos y los cargos hospitalarios varían en el país, anotó.

Los procedimientos mínimamente invasivos cuestan menos. Por ejemplo, las inyecciones de Botox cuestan unos $375 en promedio, y la microdermoabrasión cuesta menos de $200.

Aunque algunos hombres vuelven a someterse a procedimientos adicionales tras el primero, Haeck apuntó que las mujeres siguen conformando la mayoría de los que se someten a cirugía cosmética. Por ejemplo, al consultorio de Haeck el 92 por ciento de los que van son mujeres, señaló.

Según el informe, los procedimientos quirúrgicos más populares entre los hombres son la modificación de nariz, la cirugía de párpados, la liposucción, la reducción de pecho y el trasplante de pelo.

Los tratamientos con Botox encabezan la lista de los procedimientos mínimamente invasivos más populares, seguidos por la depilación láser, la microdermoabrasión, los peelings químicos y los rellenos de tejidos blandos.

Más información

La Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos ofrece más información sobre los tipos de procedimientos cosméticos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?