SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La pizza no es buena para la salud de los niños

Por Tara Haelle, Reportero de Healthday -
La pizza no es buena para la salud de los niños

Los niños y los adolescentes consumen más calorías, grasas y sal en los días en que comen pizza, un popular alimento en EE. UU.

En los días en que comen pizza, es probable que sus hijos ingieran más calorías, grasa y sodio que en otros días, encontró un estudio reciente.

En cualquier día dado en Estados Unidos en 2009-10, uno de cada cinco niños pequeños y casi uno de cada cuatro adolescentes comió pizza como comida o refrigerio, hallaron los investigadores.

"Dado que la pizza sigue estando muy presente en las dietas de los niños, debemos hacer que la pizza saludable sea la norma", planteó la autora del estudio, Lisa Powell, profesora de políticas y administración de la salud de la Universidad de Illinois, en Chicago.

"Los esfuerzos de los fabricantes de comida y los restaurantes por mejorar el contenido nutricional de la pizza, sobre todo al reducir su contenido de grasa saturada y sodio [sal] y aumentar su contenido de granos integrales, podrían tener un impacto bastante amplio en términos de mejorar las dietas de los niños", aseguró Powell.

La popularidad de la pizza se debe en gran parte a que es sabrosa y barata, pero también a que los niños tienen muchas oportunidades de comerla, señaló el Dr. Yoni Freedhoff, profesor asistente de medicina familiar de la Universidad de Ottawa, en Canadá.

"Se la ofrecen constantemente", dijo. "En las cafeterías escolares, los días de pizza semanales en las escuelas sin cafetería, las fiestas de cumpleaños, los eventos grupales, la noche de pizza con los padres, los eventos de recaudación de fondos con pizza... es difícil de escapar", comentó Freedhoff.

"Pero claro, eso no hace que sea saludable", añadió.

Cuando se consume pizza, conforma más del 20 por ciento de la ingesta de calorías del día, dijeron los autores del estudio. Unos malos hábitos de alimentación (demasiadas calorías, sal y grasa) aumentan el riesgo de los niños de enfermedades relacionadas con la nutrición, como la diabetes tipo 2, la hipertensión y la obesidad, añadieron los autores del estudio en las notas de respaldo de su investigación.

El equipo de Powell analizó datos de cuatro Encuestas nacionales de examen de salud y nutrición de EE. UU. de 2003 a 2010. Las familias de casi 14,000 niños y adolescentes de 2 a 19 años de edad reportaron lo que sus hijos habían comido en las 24 horas anteriores.

Desde la primera encuesta en 2003-204 hasta la última encuesta en 2009-2010, las calorías consumidas en la pizza se redujeron en una cuarta parte en general en los niños de 2 a 11 años. El promedio diario de calorías de pizza también bajó entre los adolescentes, pero ligeramente más adolescentes reportaron comer pizza.

La proporción de niños pequeños que comían pizza para cenar y en restaurante de comida rápida se redujo en el periodo estudiado. Pero cuando la comían, aumentaba el total de calorías que comían ese día, sobre todo si la comían como refrigerio o en un restaurante de comida rápida.

Los días que los niños comían pizza, consumían 84 calorías más, 3 gramos más de grasa saturada y 134 miligramos más de sodio que el promedio, hallaron los investigadores. Los adolescentes ingirieron 230 calorías, 5 gramos de grasa saturada y 484 mg de sodio adicionales los días que comieron pizza.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 19 de enero y en la edición impresa de febrero de la revista Pediatrics.

"No hubo diferencia en el impacto sobre las calorías y nutrientes independientemente de que los niños comieran pizza de supermercado o de restaurantes de comida rápida, lo que sugiere que los esfuerzos por mejorar el contenido nutricional de la pizza deben incluir a la pizza de todos los orígenes", planteó Powell.

La única ocasión en que la pizza no aumentaba la ingesta diaria de calorías de los niños era en los días en que la comían en la cafetería escolar. Eso podría significar que las pizzas escolares son más saludables, o quizá que otros almuerzos escolares son igualmente ricos en calorías, dijo Powell.

Connie Diekman es directora de nutrición universitaria de la Universidad de Washington, en St. Louis. Destacó que "la gran moraleja es que el equilibrio general de las dietas de los niños no es tan saludable como debería ser. Si a los niños les encanta la pizza, evalúe cómo encaja en todo el día de forma que no sustraiga calorías de otros grupos alimentarios".

Dijo que las formas de hacer que la pizza sea más saludable pueden incluir usar trigo integral o trigo integral blanco para la masa, usar más frutas y verduras en lugar de carne, y usar menos queso o quesos con sabores más fuertes.

Freedhoff tiene su propia receta de pizza baja en calorías. Si no se incluye carne y se usa mozzarella de leche semidesnatada, albahaca, cebolla y ajo, una pizza puede tener menos de 200 calorías por porción.

Freedhoff apuntó que la pizza de supermercado se puede disfrutar con moderación. Pero comer pizza con frecuencia en la escuela podría conducir a los niños a pensar que las pizzas de comida rápida son una comida regular, en lugar de una indulgencia ocasional, un hábito que podrían llevar a la adultez, advirtió.

"Con frecuencia, hacer lo que es correcto es muy distinto de hacer lo que es fácil", agregó. "Al apoyarnos en la pizza porque es fácil, normalizamos una cultura de la facilidad que no es lo mejor para nuestros hijos ni para su salud".

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece directrices sobre una alimentación saludable para los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?