SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La Obamacare y la Corte Suprema: ¿Qué es lo que hay en juego?

Por Karen Pallarito, Reportero de Healthday -

Millones de consumidores podrían perder los subsidios para su seguro médico por una disputa lingüística con respecto a la ley

MARTES, 3 de marzo de 2015 (HealthDay News) -- La última confrontación legal por la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA) podría hacer que el seguro médico no fuera asequible para millones de estadounidenses, según afirman algunos expertos en políticas de salud.

Pero los que se oponen a la ley de la atención de salud afirman que la situación está bien definida, y que es una clara violación de la controvertida ley.

El problema en cuestión son los subsidios federales que ayudan a reducir las primas mensuales de los planes de salud para las personas de 34 estados que usan HealthCare.gov, el mercado federal en el que se compran los seguros por internet.

Los demandantes del caso, King v. Burwell, argumentan que las personas que usan el sitio web HealthCare.gov para comprar un seguro no tienen el derecho a recibir subsidios para costear los gastos de la cobertura del seguro médico. Afirman que los subsidios, que llegan en la forma de créditos de impuestos para las primas y reducciones de los gastos compartidos, estaban destinados solamente para las personas que compran planes médicos a través de los intercambios estatales de seguros médicos, y no HealthCare.gov.

El Instituto Galen, en Alexandria, un grupo de investigación sobre políticas de salud en el mercado libre con sede en Virginia y que se opone a la "Obamacare", argumenta en un amicus curiae que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio "limita de forma inequívoca" la asistencia para las primas a los contribuyentes que se inscriben en planes de seguro médico mediante los intercambios establecidos por los estados, y no por el gobierno federal.

Pero la administración de Obama defiende la interpretación de la ley por parte del Departamento del Tesoro, que permite que las subvenciones se consigan en los intercambios federales y estatales.

El miércoles, la Corte Suprema de EE. UU. escuchará los argumentos orales en este caso que se sigue muy de cerca. Se espera que haya una sentencia en junio.

Los defensores de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio afirman que una sentencia en el caso King v. Burwell que invalidara los subsidios podría ser perturbadora, ya que socavaría el acceso a la cobertura de los seguros médicos en los 34 estados que usan HealthCare.gov, y desestabilizaría el mercado de seguros individuales y aumentaría las primas de los planes de salud.

"A millones de personas que finalmente podían tener cobertura y acceder a la atención médica les van a quitar todo el respaldo", dijo Deborah Bachrach, abogada especializada en temas de salud y socia de Manatt, Phelps & Phillips, de la ciudad de Nueva York.

El tercer caso con respecto a la ACA que acaba en la Corte Suprema

Este es el tercer caso en la Corte Suprema en tres años que trata aspectos de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, que fue defendida por el presidente Barack Obama, entró en vigor como ley en 2010 y que sigue siendo popular entre los demócratas e impopular entre los republicanos.

En 2012, la corte, dividida, mantuvo el llamado mandato individual que requiere que la mayoría de los ciudadanos estadounidenses tengan un seguro médico, pero también permitió a los estados no adherirse a la expansión de Medicaid, el programa de seguros estatal y federal para los estadounidenses con bajos ingresos, que implicaba la ley.

El año pasado, la corte superior dictó que a las compañías con ánimo de lucro familiares no se les puede obligar a que cubran los métodos anticonceptivos para sus trabajadores.

Una de las cláusulas clave de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio es la de los subsidios para los estadounidenses de ingresos bajos y medianos para los que comprar una cobertura de seguro médico por sí mismos sería muy difícil. Los créditos de impuestos se basan en los ingresos del hogar y la cantidad de individuos de una familia. Las personas que ganan hasta un 400 por ciento del nivel de pobreza federal podrían optar a los subsidios. (En 2015, los que ganen hasta 46,680 dólares por individuo y 95,400 por una familia de cuatro pueden optar).

En promedio, los créditos de impuestos reducen en un 72 por ciento las primas mensuales pagadas por las personas que compran la cobertura en HealthCare.gov, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EE. UU.

Los demandantes del caso de la Corte Suprema insisten en que solamente las personas que contratan una cobertura de salud a través de un mercado "establecido por el estado" pueden recibir los créditos de impuestos para que les ayuden a pagar sus primas. Solamente 13 estados y el Distrito de Columbia cuentan con sus propios mercados de seguros médicos en línea. Los consumidores de estos estados no se verán afectados por el resultado del caso.

Pero el caso afecta directamente a las personas de 34 de los 37 estados que usan HealthCare.gov. Esos estados cuentan con el gobierno federal para gestionar las solicitudes y las inscripciones en los seguros de la Obamacare.

Los consumidores de tres otros estados (Nevada, Nuevo México y Oregón) deben usar HealthCare.gov para solicitar e inscribirse en una cobertura. Pero dado que en estos estados se realizan otras funciones de mercado, sus subsidios no se verían afectados, según los expertos.

Las primas de los planes médicos para 2015 están fijadas. Si la Corte Suprema decide desactivar los subsidios, casi 7.5 millones de personas deberán pagar el 100 por ciento de las primas, lo que aumentaría sus pagos promedio en un 255 por ciento, según el análisis de Avalere Health.

"Retirar los subsidios lleva a un aumento bastante dramático de los requisitos generales de pago", dijo Elizabeth Carpenter, directora la compañía de investigación y consultoría con sede en Washington D.C.

Los demócratas y los republicanos siguen enfrentados por la ACA

Si la corte superior invalida los subsidios, se estima que 9.3 millones de personas perderían 28.8 mil millones de dólares en asistencia en 2016, según un análisis reciente del Instituto Urbano, y la cantidad de personas sin seguro en los estados que usan el mercado federal subiría un 44 por ciento hasta los 8.2 millones.

Retirar los subsidios también podría enturbiar los mercados de seguros, dijeron los expertos en políticas de salud del Instituto Urbano. Sería más probable que las personas jóvenes y sanas de los estados afectados renunciaran a la cobertura, lo que aumentaría los precios de los seguros dentro y fuera de los mercados de la Obamacare, dijeron los analistas.

"Si no se producen acciones por parte del Congreso de EE. UU. o de los estados, el mercado individual probablemente sufra un efecto devastador, ya que hará que el establecimiento de las tasas sea bastante impredecible", dijo Carol Taylor, asesora de beneficios de D&S Agency en Roanoke, Virginia.

Mediante la previsión de "una mayor presión sobre las primas" si los subsidios desaparecen, la Academia Americana de Actuarios (American Academy of Actuaries) ha pedido a la secretaria de HHS, Sylvia Mathews Burwell, que haya algo de flexibilidad para las aseguradoras de salud que deben presentar una propuesta de primas para 2016 el 15 de mayo. Solicitó que HHS piense en la posibilidad de permitir a las aseguradoras de salud que presenten dos tasas (con y sin subsidios) o que acepte las revisiones de las tasas después de la fecha límite para su presentación.

Los expertos afirman que si la Corte Suprema invalida los subsidios para las personas que usan el mercado federal, el Congreso y la administración probablemente se moverán rápidamente para encontrar soluciones. Eso podría incluir una extensión temporal de la financiación o una ampliación de la definición de lo que es un mercado estatal.

"En el frente congresual hay líderes del partido Republicano que empiezan a hablar de que se apruebe algún tipo de remiendo a corto y largo plazo que esencialmente permita que el mercado de intercambios siga siendo estable mientras piensan en cómo sería una ACA preferible y reformada", dijo Carpenter.

Lynn Blewett, profesora de políticas y gestión de la salud de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Minnesota, espera ver algo de pensamiento creativo para que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio vuelva a ponerse de pie, si al final resulta necesario.

"Yo creo que se va a encontrar la manera de hacerlo", dijo.

Pero Bachrach dijo que sigue sin estar claro si el Congreso con mayoría republicana, en el que los Republicanos han afirmado que van a derogar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, o la administración de Obama pueden dar un giro a las circunstancias y arreglar el problema.

"Creo que no está claro si hay un arreglo a largo plazo y está muy claro que no lo hay a corto plazo", dijo.

Más información

Para saber más sobre el caso King v. Burwell, visite Families USA.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?